El Es­ta­dio Az­te­ca es­tre­na au­dio con co­lum­nas so­no­ras de van­guar­dia.

inst:all magazine mexico - - Contenido -

El Es­ta­dio Az­te­ca de la Ciu­dad de Mé­xi­co cuen­ta con un im­pre­sio­nan­te nú­me­ro de “pri­mi­cias”, in­clu­yen­do el pri­mer es­ta­dio que al­ber­ga dos par­ti­dos de la fi­nal de la Co­pa Mun­dial de la FI­FA (1970 y 1986) y que sir­ve co­mo se­de prin­ci­pal de los pri­me­ros Jue­gos Olím­pi­cos ce­le­bra­dos en Amé­ri­ca La­ti­na (1968). Ade­más, su ca­pa­ci­dad ofi­cial de 87,000 es­pec­ta­do­res lo si­túa en el pri­mer pues­to en­tre los es­ta­dios de Amé­ri­ca La­ti­na.

A prin­ci­pios de es­te año, el Es­ta­dio Az­te­ca agre­gó a su lis­ta de dis­tin­cio­nes no­ta­bles cuan­do com­ple­tó lo que no só­lo es la ins­ta­la­ción más gran­de has­ta la fe­cha de los al­ta­vo­ces de co­lum­na de di­rec­ción di­gi­tal Me­yer Sound CAL, sino que tam­bién es el pri­mer sis­te­ma de es­ta­dios Me­yer Sound en des­ple­gar lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía de re­des AVB/TSN.

El sis­te­ma dis­tri­bui­do de 69 al­ta­vo­ces pro­yec­ta anun­cios de voz de al­ta in­te­li­gi­bi­li­dad y an­cho de ban­da com­ple­to, mú­si­ca in­ci­den­tal y ban­das so­no­ras pa­ra vi­deos en las pan­ta­llas de Pa­na­so­nic en to­do el es­ta­dio. La avan­za­da tec­no­lo­gía de di­rec­ción de haz in­te­gra­da en el CAL per­mi­tió a los in­ge­nie­ros de Me­yer Sound ajus­tar con pre­ci­sión la ex­ten­sión e in­cli­na­ción del haz pa­ra una co­ber­tu­ra uni­for­me, mien­tras que el del­ga­do per­fil de los al­ta­vo­ces CAL man­tie­ne las lí­neas de vi­sión abier­tas.

“Nos acer­ca­mos a Me­yer Sound pa­ra es­te nue­vo sis­te­ma sim­ple­men­te por­que nos ofre­cie­ron la me­jor so­lu­ción”, re­su­me Ale­jan­dro Agui­rre, Ge­ren­te de Au­dio del Es­ta­dio Az­te­ca. “Ne­ce­si­tá­ba­mos lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía, y el sis­te­ma CAL con AVB cum­plía to­dos nues­tros re­qui­si­tos”.

Pa­ra el ani­llo in­fe­rior, el sis­te­ma uti­li­za 24 al­ta­vo­ces CAL 64 jun­to con 10 sub­woo­fers de 600-HP pa­ra la ex­ten­sión de ba­ja fre­cuen­cia. El ani­llo su­pe­rior es­tá cu­bier­to por 26 CAL 96 y ocho al­ta­vo­ces CAL 64, con un CAL 96 adi­cio­nal cu­brien­do la su­per­fi­cie de jue­go. Dos pro­ce­sa­do­res de red GA­LAXY 816 se en­cuen­tran a la cabeza del sis­te­ma pa­ra la op­ti­mi­za­ción ge­ne­ral, y dos RMSer­vers se in­ser­tan en la red pa­ra una com­ple­ta mo­ni­to­ri­za­ción de es­ta­do y re­so­lu­ción de pro­ble­mas.

Los pro­ce­sa­do­res maes­tros GA­LAXY 816 se co­nec­tan al con­mu­ta­dor maes­tro de la sa­la de con­trol a tra­vés de AVB/TSN, con se­ña­les bi­di­rec­cio­na­les en­via­das a tra­vés de una red de fi­bra óp­ti­ca des­de el con­mu­ta­dor de la sa­la de con­trol a los on­ce con­mu­ta­do­res lo­ca­les dis­tri­bui­dos por to­do el es­ta­dio. Ca­da in­te­rrup­tor lo­cal se co­nec­ta a su gru­po asig­na­do de al­ta­vo­ces CAL a tra­vés de un ca­ble Cat-5e. To­dos los swit­ches son de la se­rie Ex­tre­me Net­works X440-G2.

“El es­ta­dio al­ber­ga una gran va­rie­dad de even­tos, no só­lo fút­bol”, se­ña­la Agui­rre. “Tam­bién te­ne­mos con­cier­tos, even­tos re­li­gio­sos y los jue­gos anua­les de la NFL. Era esen­cial que tu­vié­ra­mos au­dio in­te­li­gi­ble en to­dos los asien­tos, y con la po­ten­cia y cla­ri­dad ne­ce­sa­rias pa­ra ofre­cer una ex­pe­rien­cia com­ple­ta de vi­sua­li­za­ción y es­cu­cha jun­to a las pan­ta­llas HD. To­do es­to se ha lo­gra­do com­ple­ta­men­te con el nue­vo sis­te­ma Me­yer Sound”.

Agui­rre re­co­no­ce que la so­lu­ción com­ple­ta de­pen­día del di­se­ño y el so­por­te, así co­mo de lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía. “El equi­po de Me­yer Sound es­tu­dió ca­da de­ta­lle, y se ase­gu­ra­ron de que las per­so­nas co­rrec­tas es­tu­vie­ran en el pro­yec­to. Nos acon­se­ja­ron en ca­da pa­so. Hay un ni­vel de com­pro­mi­so por par­te de Me­yer Sound que di­fe­ren­cia a la com­pa­ñía de otras en la in­dus­tria”.

Di­se­ña­do por los ar­qui­tec­tos Pe­dro Ra­mí­rez Váz­quez y Rafael Mi­ja­res Al­cé­rre­ca, la es­truc­tu­ra prin­ci­pal del Es­ta­dio Az­te­ca fue ter­mi­na­da en 1966. Te­nía una ca­pa­ci­dad má­xi­ma de 115,000 pla­zas en 1986, pe­ro las res­tric­cio­nes de se­gu­ri­dad y la even­tual sus­ti­tu­ción de asien­tos por pal­cos VIP han re­du­ci­do des­de en­ton­ces la ca­pa­ci­dad to­tal. La em­pre­sa me­xi­ca­na de me­dios de co­mu­ni­ca­ción Gru­po Te­le­vi­sa es pro­pie­ta­ria tan­to del es­ta­dio co­mo de su prin­ci­pal usua­rio, el equi­po de fút­bol Club Amé­ri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.