FEILN N DUEESVEOM O AÁNSAIS EN

Pun­ta Ca­na se ha con­ver­ti­do en el des­tino del que to­dos es­tán ha­blan­do. Hoy, es el lu­gar per­fec­to a la ho­ra de ele­gir una pla­ya

InStyle (México) - - INSTYLE -

Por aquí y por allá se re­pi­te la es­ce­na co­mo al­go ha­bi­tual: al­guien fue re­cien­te­men­te a Pun­ta Ca­na y quie­re con­tar lo que vi­vió. Ca­sí siem­pre em­pie­za el re­la­to ha­cien­do ana­lo­gías so­bre el mar. So­bre su trans­pa­ren­cia. So­bre lo im­pac­tan­te de su belleza y la po­si­bi­li­dad de es­tar en lo más pro­fun­do del ca­ri­be. Lue­go cam­bia el te­ma y cuen­ta al­go so­bre la in­creí­ble hos­pi­ta­li­dad de la gen­te. So­bre sus co­lo­res. Su ale­gría. Y su pa­sión. So­bre to­do, so­bre su pa­sión. Des­pués vie­ne el re­la­to so­bre su gas­tro­no­mía. Lo fres­ca y co­lo­ri­da que pue­de ser. Y para ter­mi­nar, cuen­ta al­go so­bre la idea de en­con­trar el pa­raí­so (esa pa­la­bra se re­pi­te to­do el tiem­po y en ca­da re­la­to: el pa­raí­so). Y to­do va acom­pa­ña­do de fo­to­gra­fías y sí, pa­re­ce un ver­da­de­ro pa­raí­so. Los fru­tos sa­len de ca­da rin­cón. La gen­te bai­la an­te el me­nor pre­tex­to. El sol se es­con­de so­lo para abrir­le pa­so a una bri­sa úni­ca. El azul es más azul y el ver­de, tam­bién. Y, co­mo re­ma­te, al­guien más men­cio­na que ya hay un vue­lo dier­cto de Ae­ro­mé­xi­co has­ta la re­gión. Es de­cir, en po­co tiem­po to­dos ha­bla­re­mos de Pun­ta Ca­na y sus in­creí­bles ex­pe­rien­cias.

HOS­PE­DA­JE HARD ROCK HO­TEL & CA­SINO

Si la idea es en­con­trar un lu­gar que sir­va co­mo pun­to de par­ti­da para to­das las ex­pe­rien­cias que Pun­ta Ca­na tie­ne para ofre­cer, aquí está el si­tio ideal. No se tra­ta so­lo de uno de los re­sorts más atrac­ti­vos de to­da la ca­de­na, sino tam­bién de to­da la re­gión. Aquí, la hos­pi­ta­li­dad man­da y la aven­tu­ra tam­bién. Sus pla­yas, con la me­jor ubi­ca­ción, se su­man a la es­pec­ta­cu­lar ofer­ta de aven­tu­ra y de coc­te­le­ría de la zo­na. El plan fa­mi­liar se se­pa­ra del via­je en­tre ami­gas o en pareja y así se ha­ce más sen­ci­llo dis­fru­tar ca­da rin­cón de es­te pe­da­ci­to de pa­raí­so ca­ri­be­ño.

Km 28, #74, Bou­le­vard Tu­rís­ti­co del Es­te, Pun­ta Ca­na 23000.

GAS­TRO­NO­MÍA ZEN RES­TAU­RAN­TE

Con­si­de­ra­do co­mo una de las me­jo­res op­cio­nes de co­mi­da asía­ti­ca de Pun­ta Ca­na, aquí está la me­jor so­pa de mi­so de la zo­na. El show, a car­go de sus pa­rri­lle­ros, pro­vo­ca que la ex­pe­rien­cia se con­vier­ta en un pun­to obli­ga­do a la ho­ra de ele­gir el lu­gar para ce­nar. Ubi­ca­do den­tro de las ins­ta­la­cio­nes del Hard Rock Ho­tel & Ca­sino Pun­ta Ca­na, se ha con­ver­ti­do, des­de su aper­tu­ra, en la re­fe­ren­cia para los aman­tes de la co­mi­da de Chi­na y Ja­pón. Km 28, #74, Bou­le­vard Tu­rís­ti­co del Es­te, 23000.

AVEN­TU­RA IS­LA SAO­NA

Bien di­cen que la belleza cues­ta, por eso para lle­gar has­ta Is­la Sao­na hay que po­ner em­pe­ño. Pri­me­ro, hay que to­mar un co­che para lle­gar has­ta la ca­rre­te­ra que lle­va has­ta el Par­que Na­cio­nal Es­te, muy cer­ca de Pun­ta Ca­na. Des­pués, el si­guien­te pa­so, es ha­cer un buen arre­glo con uno de los lan­che­ros de la zo­na o con­se­guir cual­quier em­bar­ca­ción que cum­pla los re­qui­si­tos es­ta­ble­ci­dos: bue­na vis­ta, se­gu­ri­dad y sí, un coc­tel de cortesía.

Así es la úni­ca ma­ne­ra de lle­gar Sao­na, un des­tino po­co co­mún en­tre los via­je­ros, pe­ro su­ma­men­te

re­co­men­da­do por los na­ci­dos en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na que acos­tum­bran pla­ni­fi­car sus va­ca­cio­nes en el pa­ra­di­sía­co y ca­si ocul­to lu­gar. Las cos­tas de es­te des­tino son má­gi­cas, las aguas cris­ta­li­nas y los po­cos via­je­ros que te en­cuen­tras en el li­bre re­co­rri­do man­tie­nen la sen­sa­ción de is­la vir­gen du­ran­te to­da la tar­de. Se tra­ta de una de las po­cas opor­tu­ni­da­des que hay en el mun­do de des­co­nec­tar­se ple­na­men­te y re­co­nec­tar­se con la na­tu­ra­le­za. Es­te lu­gar con­ti­núa siedo po­co ex­plo­ra­do, lo cual lo co­ni­ver­te en un ver­da­de­ro pa­raí­so ca­ri­be­ño, lis­to para re­ci­bir­te.

Hard Rock Pun­ta Ca­na

Hard Rock Pun­ta Ca­na

Ciu­dad Co­lo­nial San­to Do­min­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.