Aniver­sa­rio

Tr es años del Cir­que du So­leil en la Ri­vie­ra

La i Campeche - - LAI/NOTICIAS -

El Cir­que du So­leil ha cum­pli­do tres años de su tea­tro per­ma­nen­te en la Ri­vie­ra Ma­ya con un es­pec­tácu­lo vin­cu­la­do a la cul­tu­ra y tra­di­ción his­tó­ri­ca de Mé­xi­co, en un en­torno en el que se mez­clan las acro­ba­cias más vis­to­sas con una se­lec­ta gas­tro­no­mía.

El Tea­tro Cir­que du So­leil, el pri­me­ro cons­trui­do de ma­ne­ra per­ma­nen­te en La­ti­noa­mé­ri­ca, es­tá ubi­ca­do en­ci­ma de una gran la­gu­na, pro­pie­dad del gru­po ho­te­le­ro Vi­dan­ta en la Ri­vie­ra Ma­ya, en ple­na jun­gla ma­ya.

“Es un oa­sis den­tro de un oa­sis”, se­gún con­tó un por­ta­voz del Cir­que du So­leil con mo­ti­vo del ter­cer aniver­sa­rio del tea­tro en Mé­xi­co que se con­me­mo­ra es­te mes.

Al di­se­ñar el tea­tro se si­guie­ron tres re­glas: res­pe­tar al má­xi­mo el me­dio ambiente de la jun­gla, ocul­tar el tea­tro den­tro de los man­gla­res y ju­gar con las lí­neas si­nuo­sas y for­mas or­gá­ni­cas.

El tea­tro y las am­plias ins­ta­la­cio­nes fa­bri­ca­das de ma­de­ra es­tán cons­trui­das al­re­de­dor de un gran ce­no­te. Los ma­yas creían que es­tos es­tan­ques de agua dul­ce eran puer­tas sa­gra­das a la vi­da des­pués de la muer­te y sus aber­tu­ras re­pre­sen­ta­ban por­ta­les sa­gra­dos ha­cia un in­fra­mun­do mí­ti­co.

La ar­qui­tec­tu­ra y es­té­ti­ca del tea­tro re­fle­ja y ce­le­bra el res­pe­to re­ve­ren­cial de los ma­yas por la na­tu­ra­le­za y son ins­pi­ra­das en la be­lle­za na­tu­ral de la en­vol­ven­te jun­gla que es­tá en­ci­ma de un la­be­rin­to sub­te­rrá­neo de ríos y ce­no­tes.

El con­cep­to en­te­ro del lu­gar en don­de co­bra vi­da el es­pec­tácu­lo Jo­yà quie­re dar la im­pre­sión de que los vi­si­tan­tes sien­tan las ex­pe­rien­cia de bor­dear un gran ce­no­te con sus man­gla­res y es­tan­ques, pie­dras co­ra­les y una cas­ca­da.

Des­de el co­mien­zo del es­pec­tácu­lo, Jo­yà des­plie­ga una se­rie de alu­sio­nes su­ti­les a la his­to­ria y la cul­tu­ra de Mé­xi­co.

El es­pec­tácu­lo en el tea­tro de 600 asien­tos ofre­ce tam­bién un so­fis­ti­ca­do me­nú gas­tro­nó­mi­co que co­mien­za a ser­vir­se una ho­ra an­tes del ini­cio, mien­tras un gru­po mu­si­cal de­lei­ta con una am­plia va­rie­dad de jazz, blues o pie­zas la­ti­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.