Ur­ge ayu­da

Pa­ra que re­ci­ban aten­ción mé­di­ca

La i Merida - - PORTADA -

Alos 94 años de edad de Li­bra­da Tun Uc, sus fa­mi­lia­res no pier­den la es­pe­ran­za de lo­grar dar­le una vi­da dig­na, pues ac­tual­men­te las ca­ren­cias la tie­nen con mu­cha preocupación, re­la­ta Ma­ría Eu­ge­nia Lo­ría Dzul, nue­ra de la no­na­ge­na­ria. —Te­ne­mos va­rias ne­ce­si­da­des pa­ra po­der se­guir dán­do­le una bue­na aten­ción a mi sue­gra, pa­ra no­so­tros es el pi­lar de la fa­mi­lia—, di­ce Ma­ría Eu­ge­nia, quien es res­pon­sa­ble de su cui­da­do. La no­na­ge­na­ria Tun Uc, ac­tual­men­te vi­ve a un ki­ló­me­tro de Te­so­co en el po­bla­do lla­ma­do Pa­pa­ga­yo. So­lo cuen­ta con dos ro­pas de uso dia­rio y a pe­sar de la edad que tie­ne y no po­der ca­mi­nar, aún es­tá cons­cien­te. El úni­co apo­yo que tie­ne es el de 65 y más, pe­ro la di­fi­cul­tad que tie­ne pa­ra ca­mi­nar es lo que ha­ce ca­da vez más di­fí­cil ir a co­brar su apo­yo. An­te es­to vi­ven con el te­mor de per­der el pro­gra­ma, pues de ahí le com­pran co­mi­da, me­di­ci­nas y to­do lo in­dis­pen­sa­ble pa­ra po­der aten­der­la. Lo­ría Dzul di­ce que su sue­gra pa­de­ce in­su­fi­cien­cia car­dia­ca y es as­má­ti­ca, por lo que la aten­ción mé­di­ca es una prio­ri­dad, aun­que úl­ti­ma­men­te no han po­di­do dar­le ese ser­vi­cio. Las me­di­ci­nas, pa­ña­les pa­ra adul­to, ali­men­tos y sue­ros, son una ne­ce­si­dad bá­si­ca que se les com­pli­ca en mu­chas oca­sio­nes con­se­guir, de­bi­do a que su es­po­so so­lo tra­ba­ja en el cam­po y a ve­ces sa­le de ta­xis­ta, pe­ro es­to no es su­fi­cien­te, pues los gas­tos van au­men­tan­do. Lo­ría Dzul di­ce que nin­gu­na au­to­ri­dad ha ido a vi­si­tar­los. —Esa gen­te so­lo lle­ga aquí en tiem­pos de po­lí­ti­ca, lue­go nos ol­vi­dan—, di­ce, sin per­der la es­pe­ran­za de re­ci­bir apo­yos de gen­te al­truís­ta o per­so­nas que pue­dan ayu­dar­le con es­tas si­tua­cio­nes, pues tam­bién su sa­lud se en­cuen­tra mal. —Si me lle­go a mo­rir ¿quién va a aten­der a mi sue­gra?—, se pre­gun­ta, pa­ra des­pués re­la­tar que a ella le rea­li­za­ron pó­li­pos en el úte­ro, pe­ro no pu­do con­ti­nuar con sus in­di­ca­cio­nes por una in­yec­ción que cues­ta $2,850.00 Aña­de que por las mis­mas com­pli­ca­cio­nes de tras­la­do, per­die­ron el Se­gu­ro Po­pu­lar, por lo que aho­ra so­lo se man­tie­nen con las me­di­ci­nas que es­tán acos­tum­bra­dos a con­su­mir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.