Tes­ta­men­tos

Ha­brá des­cuen­tos para tra­mi­tar­los

La i Merida - - PORTADA -

Du­ran­te sep­tiem­bre, gra­cias a las fa­ci­li­da­des y des­cuen­tos que se ofre­cen en las no­ta­rías pú­bli­cas, la de­man­da para ha­cer un tes­ta­men­to au­men­ta 30% en la en­ti­dad, afir­mó Ru­bén Se­gu­ra Pérez, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Se­gu­ri­dad Ju­rí­di­ca Pa­tri­mo­nial de Yu­ca­tán (In­se­jupy). El fun­cio­na­rio agre­gó que al año más de 4 mil per­so­nas rea­li­zan es­te trá­mi­te, la ma­yo­ría re­si­den­tes de Mé­ri­da. Tam­bién re­co­men­dó, a las per­so­nas de la ter­ce­ra edad, apro­ve­char que du­ran­te es­te mes hay fa­ci­li­da­des para rea­li­zar el trá­mi­te del do­cu­men­to para evi­tar al­gún ti­po de des­po­jo de sus bie­nes ma­te­ria­les e in­ma­te­ria­les, es­ta­fas u otros he­chos ile­ga­les. De acuer­do con el fun­cio­na­rio es­ta­tal, el tes­ta­men­to es un ins­tru­men­to ju­rí­di­co que ayu­da a tener tran­qui­li­dad, otor­ga bie­nes­tar y cer­te­za pa­tri­mo­nial y ju­rí­di­ca den­tro de las fa­mi­lias. Mu­chas ve­ces, agre­gó, las fa­mi­lias se di­vi­den por­que cuan­do fallece al­guien, se des­co­no­ce la vo­lun­tad y dis­po­si­ción de sus bie­nes en vi­da. En­ton­ces, el tes­ta­men­to sir­ve para evi­tar to­do es­te ti­po de plei­tos en­tre fa­mi­lia­res. A su vez di­jo, que en el In­se­jupy se rea­li­zan de for­ma per­ma­nen­te es­te ti­po de campañas con el ob­je­ti­vo de for­ta­le­cer la cul­tu­ra de tes­tar en la so­cie­dad yu­ca­te­ca. Se­gu­ra Pérez ex­pli­có que hay dos ti­pos de tes­ta­men­to, el pri­me­ro es el Pú­bli­co Abier­to, que se rea­li­za an­te un No­ta­rio Pú­bli­co. En el es­ta­do exis­ten 92 no­ta­rios en fun­cio­nes y por acuer­do en­tre la Se­cre­ta­ría de Go­ber­na­ción, el go­bierno es­ta­tal y el Con­se­jo de No­ta­rios, el pre­cio del tes­ta­men­to du­ran­te sep­tiem­bre, es de $1800 pe­sos. Ca­be se­ña­lar, agre­gó, que para rea­li­zar es­te tes­ta­men­to se ne­ce­si­ta com­pa­re­cer jun­to con tres tes­ti­gos que no sean fa­mi­lia­res y ma­yo­res de edad para po­der dic­tar­le la vo­lun­tad al no­ta­rio. El tes­ta­men­to Pú­bli­co Abier­to rea­li­za­do an­te un no­ta­rio pue­de cos­tar en­tre 4 mil y 5 mil pe­sos. Por otra par­te, es­tá el Tes­ta­men­to Ho­ló­gra­fo, el cual tie­ne un cos­to de $271 pe­sos, la par­ti­cu­la­ri­dad es que es rea­li­za­do de pu­ño y le­tra por el tes­ta­dor, para es­to es ne­ce­sa­rio que la per­so­na se­pa leer y es­cri­bir. És­te se lle­va al ca­bo en el Archivo No­ta­rial que se en­cue­ra en las ins­ta­la­cio­nes de di­cha de­pen­den­cia en la co­lo­nia Bo­jór­quez. Ca­da año en pro­me­dio 4 mil per­so­nas rea­li­zan es­te trá­mi­te, que no lle­va más de 30 mi­nu­tos, afir­mó. “Una per­so­na que fallece sin un tes­ta­men­to de­ja incertidumbre y jui­cio de in­tes­ta­do que pue­de du­rar va­rios años, de­pen­dien­do de la can­ti­dad de des­cen­dien­tes que ten­ga el fa­lle­ci­do”, reite­ró. Acla­ró que un tes­ta­men­to no tie­ne ca­du­ci­dad, a me­nos que se re­vo­que o se en­tre­gue uno nue­vo. En­tre las co­sas que po­de­mos tes­tar se en­cuen­tran los bie­nes in­mue­bles, mue­bles, de­re­chos y ac­cio­nes. Y lo que no es­tá per­mi­ti­do, es es­ta­ble­cer con­di­cio­nes de im­po­si­ble cum­pli­mien­to para los he­re­de­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.