12 de Sep­tiem­bre de 2017

La i Merida - - FAMILIA -

La des­nu­tri­ción es una afec­ción que se pre­sen­ta cuan­do el cuer­po de una per­so­na no re­ci­be los nu­trien­tes su­fi­cien­tes.

Cau­sas

Exis­ten mu­chos ti­pos de des­nu­tri­ción, y pue­den te­ner distintas cau­sas. Al­gu­nas in­clu­yen: —Ma­la ali­men­ta­ción —Ina­ni­ción de­bi­do a la fal­ta de dis­po­ni­bi­li­dad de ali­men­tos —Tras­tor­nos ali­men­ta­rios —Pro­ble­mas pa­ra di­ge­rir ali­men­tos o ab­sor­ber nu­trien­tes de los ali­men­tos —Cier­tas afec­cio­nes que im­pi­den que una per­so­na co­ma La fal­ta de una so­la vi­ta­mi­na en la die­ta puede pro­vo­car des­nu­tri­ción. La fal­ta de una vi­ta­mi­na u otro nu­trien­te se co­no­ce co­mo de­fi­cien­cia. A ve­ces, la des­nu­tri­ción es muy le­ve y no cau­sa nin­gún sín­to­ma. Otras ve­ces puede ser tan gra­ve que el da­ño que cau­sa al cuer­po es per­ma­nen­te, aun­que so­bre­vi­va. La po­bre­za, los desastres naturales, los pro­ble­mas po­lí­ti­cos y la gue­rra pue­den con­tri­buir con la des­nu­tri­ción y la ham­bru­na. Es­to no so­lo ocu­rre en los paí­ses en desa­rro­llo.

Sín­to­mas:

Los sín­to­mas de la des­nu­tri­ción va­rían y de­pen­den de la cau­sa. Los ge­ne­ra­les in­clu­yen fa­ti­ga, ma­reo y pér­di­da de pe­so.

Tra­ta­mien­to:

Con fre­cuen­cia, el tra­ta­mien­to con­sis­te en: —Re­po­ner los nu­trien­tes que fal­tan —Tra­tar los sín­to­mas en la me­di­da de lo ne­ce­sa­rio —Tra­tar cual­quier afec­ción sub­ya­cen­te

Ex­pec­ta­ti­vas:

El pro­nós­ti­co de­pen­de de la cau­sa de la des­nu­tri­ción. La ma­yo­ría de las de­fi­cien­cias nu­tri­cio­na­les se pue­den co­rre­gir; sin em­bar­go, si la cau­sa es una afec­ción, hay que tra­tar di­cha en­fer­me­dad con el fin de con­tra­rres­tar la de­fi­cien­cia nu­tri­cio­nal.

Pre­ven­ción:

In­ge­rir una die­ta bien equi­li­bra­da ayu­da a pre­ve­nir la ma­yo­ría de las for­mas de des­nu­tri­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.