13 de Sep­tiem­bre de 2017

La i Merida - - FAMILIA -

Mon­tar tu pro­pio ci­ne en ca­sa pue­de re­sul­tar una ex­ce­len­te op­ción pa­ra esas tar­des o no­ches en las que no bus­cas co­mo en­tre­te­ner a tus hi­jos. Pe­ro no so­lo pa­ra los pe­que­ños es una al­ter­na­ti­va de di­ver­sión en ca­sa, tam­bién es una idea bas­tan­te en­tre­te­ni­da pa­ra reunio­nes con ami­gos o con­vi­vir con los ve­ci­nos más allá de en­cuen­tros en la igle­sia, en el sú­per o en el par­que. Aun­que no lo creas, ha­cer­lo pue­de re­sul­tar bas­tan­te sen­ci­llo -y muy eco­nó­mi­co- so­lo tie­nes que se­guir es­tos con­se­jos:

1. El pro­yec­tor, la pan­ta­lla y el so­ni­do:

Sin du­da, se­rá una in­ver­sión con be­ne­fi­cios a lar­go pla­zo, ya que tam­bién ser­vi­rá pa­ra ame­ni­zar fies­tas, reunio­nes de ka­rao­ke e in­clu­so, te sa­ca­rá de apu­ros du­ran­te pre­sen­ta­cio­nes la­bo­ra­les en las que no se cuen­te con los re­cur­sos, su pre­cio va en­tre los $2 mil y $ 5 mil. En cuan­to a la pan­ta­lla, pue­des uti­li­zar des­de una man­ta pa­ra pro­yec­tor, una lo­na o un corte de te­la de ta­ma­ño con­si­de­ra­ble -ob­via­men­te, cual­quie­ra de las tres op­cio­nes tie­ne que ser blan­ca-, aun­que igual te pue­des apo­yar con una pa­red blan­ca que ten­gas en tu ca­sa. Aun­que los pro­yec­to­res tie­nen al­ta­vo­ces, pa­ra una me­jor ca­li­dad pue­des apo­yar­te co­nec­tan­do la sa­li­da de au­dio del pro­yec­tor a tu equi­po de so­ni­do, co­nec­tar las bo­ci­nas a la compu­tado­ra o in­clu­so ad­qui­rir bo­ci­nas con blue­tooth pa­ra evi­tar el en­re­do de ca­bles.

2. El es­pa­cio y la co­mo­di­dad:

Cual­quier lu­gar de la ca­sa es ideal, siem­pre y cuan­do ten­gas en con­si­de­ra­ción la can­ti­dad de per­so­nas que tie­nes con­tem­pla­das a asis­tir a di­cha pro­yec­ción. Se re­co­mien­da ha­cer­lo en el jar­dín, pa­tio o in­clu­so en la pis­ci­na. Pa­ra co­mo­di­dad de tus in­vi­ta­dos, pue­des co­lo­car una man­ta en el pi­so e in­clu­so po­ner un co­jín in­di­vi­dual pa­ra ca­da uno.

3. Ape­ri­ti­vos:

Pa­ra fa­ci­li­dad al mo­men­to de re­co­ger las co­sas, pue­des dar ali­men­tos que no man­chen de­ma­sia­do las ma­nos o la ro­pa, y ob­via­men­te las bol­si­tas de pa­lo­mi­tas, tie­nen que es­tar den­tro del me­nú. Aun­que tam­bién pue­des ha­cer una pa­rri­lla­da o pre­pa­rar al­gu­nas bo­ta­nas, el chis­te es echar a vo­lar tu in­ge­nio, e in­clu­so pue­des ha­cer me­nús te­má­ti­cos.

4. Pro­gra­ma­ción:

Lo ideal es apo­yar­te con una compu­tado­ra que ten­ga pa­ra re­pro­du­cir DVD -en ca­so de ser asío en la que ten­gas ins­ta­la­da la apli­ca­ción de strea­ming o tu ca­tá­lo­go de co­pias di­gi­ta­les. Si es una reunión en la que ha­brán ni­ños, no du­des en po­ner al­gu­nas pe­lí­cu­las in­fan­ti­les ya clá­si­cas. Si es reunión con ami­gos, op­ta por mu­si­ca­les, dra­mas o ac­ción. Si es fa­mi­liar no du­des en ele­gir co­me­dias, o te­mas co­mo se­ries de te­rror, etc.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.