Epi­de­mia se dis­pa­ra el nú­me­ro de ob­se­sos

In­cre­men­tan los ca­sos en Yu­ca­tán

La i Merida - - PORTADA -

La obe­si­dad es una de las epi­de­mias con ma­yor cre­ci­mien­to en Yu­ca­tán, a tal gra­do que ca­da día se de­tec­tan 57.5 ca­sos nue­vos de per­so­nas con ese tras­torno. Las es­ta­dís­ti­cas del Sis­te­ma Na­cio­nal de Vi­gi­lan­cia Epi­de­mio­ló­gi­ca (Si­na­ve) in­di­can que del 1 de enero al 26 de agos­to de es­te año las ins­ti­tu­cio­nes de salud pú­bli­cas re­por­ta­ron 13,577 diag­nós­ti­cos nue­vos de obe­si­dad en Yu­ca­tán, con­tra 6,486 en el mis­mo pe­río­do de 2016. Con ba­se en esas ci­fras, el au­men­to es de más del cien por cien­to de ca­sos. El pro­ble­ma azo­ta más a las mu­je­res: de los 13,577 diag­nós­ti­cos nue­vos, 8,625 son del sec­tor fe­me­nino y 4,952 co­rres­pon­den a va­ro­nes. Só­lo en la úl­ti­ma se­ma­na del re­por­te —del 20 al 26 de agos­to— se su­ma­ron 380 obe­sos más a las es­ta­dís­ti­cas. La si­tua­ción en Yu­ca­tán co­bra más re­le­van­cia si se to­ma en cuen­ta que hay otros es­ta­dos con ma­yor po­bla­ción que tie­nen me­nos obe­sos, al me­nos en los nú­me­ros de la Se­cre­ta­ría de Salud. Los re­por­tes de es­te ru­bro son dis­tin­tos a los de so­bre­pe­so, con­si­de­ra­do la an­te­sa­la de la obe­si­dad si no se corrigen los fac­to­res que ori­gi­nan la epi­de­mia.

De­fi­ni­ción

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS) de­fi­ne al so­bre­pe­so y la obe­si­dad como una acu­mu­la­ción anor­mal o ex­ce­si­va de gra­sa que pue­de ser per­ju­di­cial para la salud. Ca­da vez se les vin­cu­la más a fa­lle­ci­mien­tos y a en­fer­me­da­des como la dia­be­tes y la hi­per­ten­sión ar­te­rial. “La cau­sa fun­da­men­tal del so­bre­pe­so y la obe­si­dad es un des­equi­li­brio ener­gé­ti­co en­tre ca­lo­rías con­su­mi­das y gas­ta­das”, ex­pli­ca la OMS. “A ni­vel mun­dial ha ocu­rri­do lo si­guien­te: Un au­men­to en la in­ges­ta de ali­men­tos de al­to con­te­ni­do ca­ló­ri­co y ri­cos en gra­sa, y un des­cen­so en la ac­ti­vi­dad fí­si­ca de­bi­do a la na­tu­ra­le­za ca­da vez más se­den­ta­ria de mu­chas for­mas de tra­ba­jo, los nue­vos mo­dos de trans­por­te y la cre­cien­te ur­ba­ni­za­ción”.

Ci­fras en Mé­xi­co

La En­cues­ta Na­cio­nal de Salud y Nu­tri­ción (En­sa­nut) 2016 arro­jó que en Mé­xi­co el 72.5% de los adul­tos pa­de­ce so­bre­pe­so u obe­si­dad. Só­lo Es­ta­dos Uni­dos su­pera a nues­tro país. Las es­ta­dís­ti­cas son más preo­cu­pan­tes en ni­ños y ado­les­cen­tes. De acuer­do con la En­sa­nut, tres de ca­da diez me­no­res de 11 años su­fre de so­bre­pe­so u obe­si­dad. El mis­mo pro­ble­ma se pre­sen­ta en cua­tro de ca­da diez ado­les­cen­tes. “La obe­si­dad in­fan­til se aso­cia con una ma­yor pro­ba­bi­li­dad de obe­si­dad, muerte pre­ma­tu­ra y dis­ca­pa­ci­dad en la edad adul­ta”, ad­vier­te la OMS. “Sin em­bar­go, ade­más de es­tos mayores ries­gos fu­tu­ros, los ni­ños obe­sos su­fren di­fi­cul­ta­des res­pi­ra­to­rias, ma­yor ries­go de frac­tu­ras e hi­per­ten­sión, y pre­sen­tan mar­ca­do­res tem­pra­nos de en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, re­sis­ten­cia a la in­su­li­na y efec­tos psi­co­ló­gi­cos”.

El ca­so de Yu­ca­tán

En Mé­xi­co, Yu­ca­tán ocu­pa uno de los pri­me­ros lu­ga­res en obe­si­dad in­fan­til. En­tre las es­tra­te­gias que se han apli­ca­do para con­tra­rres­tar el fla­ge­lo fi­gu­ran más ac­ti­vi­da­des fí­si­cas y res­tric­cio­nes en la ven­ta de co­mi­da cha­ta­rra y/o con al­to con­te­ni­do ca­ló­ri­co y de gra­sas en las es­cue­las, pe­ro es­to úl­ti­mo se ha con­ver­ti­do en le­tra muer­ta en la ma­yor par­te de los co­le­gios. La pro­pia OMS, en la “Es­tra­te­gia Mun­dial so­bre Ré­gi­men Ali­men­ta­rio, Ac­ti­vi­dad Fí­si­ca y Salud”, adop­ta­da por la Asam­blea Mun­dial de la Salud en 2004, des­cri­be las me­di­das ne­ce­sa­rias para res­pal­dar las die­tas sa­nas y la ac­ti­vi­dad fí­si­ca pe­rió­di­ca. En tal es­tra­te­gia se ex­hor­ta a todas las par­tes in­tere­sa­das a que adop­ten me­di­das en los ám­bi­tos mun­dial, re­gio­nal y lo­cal para me­jo­rar las die­tas y los há­bi­tos de ac­ti­vi­dad fí­si­ca en la po­bla­ción.—

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.