El ar­te sa­cro en Mé­xi­co

La i Merida - - RELIGIÓN -

El ar­te sa­cro com­pren­de re­pro­duc­cio­nes ar­tís­ti­cas re­li­gio­sas cu­yo afán es el ren­dir cul­to a lo sa­gra­do, a par­tir de una di­ver­si­dad de bie­nes, ela­bo­ra­dos en dis­tin­tos ma­te­ria­les, se­gún una va­rie­dad de estilos ar­tís­ti­cos y téc­ni­cas de la épo­ca de la que pro­ce­den sus au­to­res. Es­te ar­te tie­ne un sen­ti­do más am­plio de lo de­vo­cio­nal, pues en el ar­te re­li­gio­so ca­tó­li­co ad­quie­re un ca­rác­ter li­túr­gi­co cuan­do se le da un sen­ti­do útil en el cul­to a lo sa­gra­do, ex­pli­có la di­rec­to­ra del Mu­seo Na­cio­nal del Vi­rrei­na­to, Mer­ce­des Gó­mez-ur­qui­za. Con­sul­ta­da so­bre el te­ma, re­cor­dó que el sur­gi­mien­to del ar­te sa­cro se re­mon­ta al ini­cio de las di­fe­ren­tes re­li­gio­nes, a par­tir de re­pre­sen­ta­cio­nes en fi­gu­ras o por lo re­gu­lar en sím­bo­los, que ob­tie­nen un sen­ti­do es­pe­cí­fi­co en los de­vo­tos, uti­li­za­dos prác­ti­ca­men­te des­de que se per­mi­te el cul­to, lue­go de las ca­ta­cum­bas y el ar­te pa­leo­cris­tiano, que era un ar­te es­con­di­do. En Mé­xi­co, ex­pu­so, el ar­te sa­cro es­tá orien­ta­do prin­ci­pal­men­te a la re­li­gión ca­tó­li­ca, y es en sus ce­re­mo­nias don­de se ob­ser­va su fas­tuo­si­dad y el im­pac­to que tie­ne en la so­cie­dad, de ahí que sea en las igle­sias don­de se lo­ca­li­zan los me­jo­res ejem­plos, tam­bién en re­cin­tos co­mo el Mu­seo Na­cio­nal del Vi­rrei­na­to. So­bre las for­mas en las que se ex­pre­sa el ar­te sa­cro, de­ta­lló que “no tie­ne una técnica en par­ti­cu­lar, de­bi­do a que se pue­de ex­pre­sar lo mis­mo en el mu­ra­lis­mo, que en la pin­tu­ra de ca­ba­lle­te, obras es­cul­tó­ri­cas, in­clu­so en tex­ti­les, las ves­ti­du­ras li­túr­gi­cas uti­li­za­das por los sa­cer­do­tes y obis­pos, y en los pro­pios bor­da­dos de los al­ta­res”. Otros ejem­plos son en el ar­te plu­ma­rio, me­tal, ob­je­tos li­túr­gi­cos, cru­ces, re­pre­sen­ta­cio­nes de la vir­gen, es­ce­nas bí­bli­cas y del evan­ge­lio, que per­mi­ten ob­ser­var “una enor­me in­men­si­dad de téc­ni­cas que al uti­li­zar en cul­to pú­bli­co ad­quie­re un sen­ti­do sa­cro; no es na­da más un ar­te re­li­gio­so, de­vo­cio­nal que pue­de te­ner al­guien en su ca­sa, es al­go que se usa en las ce­re­mo­nias li­túr­gi­cas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.