27 de Sep­tiem­bre de 2017

La i Merida - - Misterios-Consultorios -

Ex­tor­sión

Ho­la, les con­sul­to por una pre­gun­ta ur­gen­te. Re­sul­ta que mi ex es­po­so me ha man­da­do a una per­so­na con ma­las in­ten­cio­nes exi­gien­do una can­ti­dad de di­ne­ro, el ca­so lo he de­nun­cia­do an­te la ley, pe­ro mi pre­gun­ta es ¿cuán­tas ve­ces me tie­nen que ame­na­zar pa­ra que la ley ac­túe? ¿A ca­so es­pe­ran a que es­to lle­gue a al­go peor pa­ra que ha­gan al­go? Sa­lu­dos.

Da sus da­tos a la Po­li­cía

Ho­la, mi­ra des­gra­cia­da­men­te las ame­na­zas ya no se ti­pi­fi­can co­mo de­li­to, por lo que ten­dría­mos que es­pe­rar a al­gu­na ac­ción por par­te del agre­sor pa­ra ini­ciar el jui­cio co­rres­pon­dien­te. Lo que te su­gie­ro es pre­sen­tar una de­nun­cia con­tra quien re­sul­te res­pon­sa­ble, dar una des­crip­ción del ex­tor­sio­na­dor, pa­ra que en ca­so que su­ce­da al­go más gra­ve pro­ce­dan a su bús­que­da, y que­de re­la­cio­na­do a tu ex pa­re­ja, pa­ra que pue­da vin­cu­lar­se a pro­ce­di­mien­to.

HP­ri­mer be­so

Mi pre­gun­ta po­dría pa­re­cer un po­co ton­ta pe­ro en reali­dad me gus­ta­ría sa­ber ¿Có­mo dar el pri­mer be­so? di­cen que nun­ca se ol­vi­da, y por lo mis­mo quie­ro que sea el be­so ideal.

De­ja que sea na­tu­ral

Bueno, lo que te pue­do de­cir es lo si­guien­te, el be­so pue­de ser sig­ni­fi­ca­ti­vo o no pa­ra la per­so­na, de­pen­dien­do de si la re­la­ción es pa­ra to­da la vi­da o es pa­sa­je­ra. Si quie­res que sea al­go inol­vi­da­ble, de­bes con­si­de­rar si tu pa­re­ja es la ideal pa­ra me­re­cer ese pri­vi­le­gio. Vol­vien­do al pun­to de ¿có­mo be­sar?, bueno, sen­ci­llo, só­lo te acer­cas a tu pa­re­ja y jun­tas tus la­bios con los de ella/él, co­mo que­rien­do atra­par los su­yos en los tu­yos, to­do ce­rran­do los ojos. Pa­ra un be­so chi­qui­to, bas­ta con jun­tar los la­bios ha­cien­do la for­ma de be­so, lo que de­pen­de­rá de ti si es más lar­go o no. Oja­lá es­tos con­se­jos te sir­van, cui­da­te mu­cho y suer­te. ace al­gu­nos años, en una lin­da ca­sa en me­dio del cam­po vi­vía una fa­mi­lia de tres hi­jos y su ma­dre, la cual se unió al po­co tiem­po con un hom­bre, con­vir­tién­do­lo en pa­dras­tro de los pe­que­ños, pe­ro; es­te ti­po era muy vio­len­to, mal­tra­ta­ba a los ni­ños sin ra­zón, les qui­ta­ba sus ali­men­tos, les ne­ga­ba el agua, has­ta los gol­pea­ba so­lo por gus­to. Aun­que tra­ta­ba muy mal a los tres ni­ños, pa­re­cía te­ner un odio ma­yor por la hi­ja de 10 años, a quien gol­pea­ba de for­ma más sal­va­je, lle­gó un día has­ta el pun­to de arro­jar­la por las es­ca­le­ras… y la pe­que­ña mu­rió al mo­men­to. Pa­ra no en­fren­tar el cas­ti­go por lo ocu­rri­do, el res­to de la fa­mi­lia hu­yó a al­gu­na ciu­dad que se des­co­no­ce. La ca­sa pa­só a ma­nos de otra fa­mi­lia que du­ró po­co tiem­po vi­vien­do ahí, pues es­cu­cha­ban a me­nu­do la

In­ti­mi­dad

Les agra­dez­co por aten­der a mi pre­gun­ta. Ten­go 26 años de edad y es­toy acos­tum­bra­do a te­ner mu­cha in­ti­mi­dad con mi no­via. Por des­gra­cia ca­si nun­ca nos ve­mos. El pro­ble­ma es que ha­ce un año po­día ser muy ac­ti­vo por las no­ches y com­pla­cer a mi pa­re­ja. Pe­ro aho­ra no sien­to que pue­da te­ner re­la­cio­nes ín­ti­mas, me es­tre­so, no sé qué me pa­sa.

Re­lá­ja­te y sién­te­te se­gu­ro

La ma­yo­ría de las per­so­nas que tie­nen una re­la­ción afec­ti­va es­ta­ble, pa­san por pe­rio­dos de di­fe­ren­te in­ten­si­dad en sus re­la­cio­nes se­xua­les, con eta­pas con re­la­cio­nes más nu­me­ro­sas, y eta­pas con re­la­cio­nes más es­po­rá­di­cas; eso es to­tal­men­te nor­mal. Es pre­ci­so se­ña­lar que la for­ma en que se tie­nen re­la­cio­nes se­xua­les se mo­di­fi­ca con la edad. Por to­do ello te re­co­mien­do que no te preo­cu­pes por el nú­me­ro de re­la­cio­nes­que tie­nes, sino por que las que sean ple­na­men­te sa­tis­fac­to­rias pa­ra am­bos.

Con­jun­ti­vi­tis

Ha­ce dos años me diag­nos­ti­ca­ron con­jun­ti­vi­tis alér­gi­ca y qui­sie­ra sa­ber qué de­bo ha­cer pa­ra con­tro­lar­la o cuál po­dría ser el agen­te cau­sal de la en­fer­me­dad. Y si tie­ne cu­ra a qué es­pe­cia­lis­ta de­bo con­sul­tar, aun­que ya me ha tra­ta­do un of­tal­mó­lo­go.

No es una en­fer­me­dad gra­ve

La me­jor for­ma de in­da­gar so­bre el alér­geno o sus­tan­cia des­en­ca­de­nan­te es rea­li­zar las prue­bas alér­gi­cas. El me­jor tra­ta­mien­to es evi­tar, en la me­di­da de las po­si­bi­li­da­des, en­trar en con­tac­to con el alér­geno. Si no es po­si­ble, exis­ten tra­ta­mien­tos sin­to­má­ti­cos con co­li­rios que ali­vian las mo­les­tias. No es una en­fer­me­dad gra­ve, aun­que com­pren­de­mos que es mo­les­ta. El es­pe­cia­lis­ta más ade­cua­do es el of­tal­mó­lo­go, pe­ro tam­bién el aler­gó­lo­go, cuan­do la con­jun­ti­vi­tis se aso­cia con ri­ni­tis alér­gi­ca y as­ma bron­quial alér­gi­co. voz de la pe­que­ña pi­dien­do ayu­da. Las si­guien­tes per­so­nas que ha­bi­ta­ron esa ca­sa, se que­da­ron el tiem­po su­fi­cien­te pa­ra es­cu­char­la llo­rar y gri­tar en me­dio de la no­che, ha­blan­do cuan­do la gen­te es­ta­ba de es­pal­das y al vol­tear no veían na­da… tam­bién gol­pea­ba en oca­sio­nes la puer­ta pa­ra pe­dir un po­co de agua, pe­ro; lo más in­quie­tan­te de su pre­sen­cia, era cuan­do se pa­ra­ba en la es­ca­le­ra… pues no se sa­be si es­ta­ba cui­dan­do a los de­más pa­ra que no ca­ye­ran, o a pro­pó­si­to apa­re­cía pa­ra ti­rar­los co­mo lo hi­cie­ron con ella y co­rrie­ran su mis­ma suer­te. Si­guen sin co­no­cer­se sus in­ten­cio­nes, pues has­ta el mo­men­to el he­cho de ver­la, pa­ra mu­chas fa­mi­lias ha si­do su­fi­cien­te… y la ca­sa aho­ra per­ma­ne­ce aban­do­na­da por­que esa ni­ña es­ta­rá ahí por siem­pre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.