30 de Sep­tiem­bre de 2017

La i Merida - - Policía -

Tris­te­za, do­lor y un pro­fun­do pe­sar in­va­den al mu­ni­ci­pio de Ocui­lan, Es­ta­do de Mé­xi­co, pues sus igle­sias re­gis­tra­ron da­ños se­ve­ros con el sis­mo del pa­sa­do 19 de sep­tiem­bre. “El da­ño ma­te­rial o eco­nó­mi­co no es el pro­ble­ma, nos do­lió nues­tra igle­sia, nues­tra Vir­gen”, di­ce Berny Ló­pez, mayordomo de la Igle­sia San­ta Ma­ría, un re­cin­to del Si­glo XVI que hoy es­tá en­tre los es­com­bros. “Aquí nos mue­ve la re­li­gión ca­tó­li­ca (…), to­dos es­ta­mos do­li­dos e in­clu­so po­dría­mos ha­blar de un lu­to”, in­sis­te el ha­bi­tan­te de la co­mu­ni­dad de San­ta Ma­ría, mien­tras sos­tie­ne un re­ta­blo cu­bier­to de oro de­di­ca­do a la Vir­gen de la Asun­ción. De en­tre los es­com­bros, ni­ños, jó­ve­nes y adul­tos re­mue­ven “pie­dra por pie­dra” pa­ra re­cu­pe­rar las pie­zas do­ra­das, pues 30 días an­tes del tem­blor ha­bían con­clui­do las ta­reas pa­ra re­cu­brir de oro el re­ta­blo. Otra igle­sia afec­ta­da fue la del Se­ñor del Cal­va­rio, cu­yo re­cin­to des­ta­ca por la ima­gen del Cris­to que apa­re­ció en 1537 en una ro­ca y ca­da año re­ci­be mi­les de vi­si­tas de los cre­yen­tes pa­ra agra­de­cer los milagros re­ci­bi­dos. Ubi­ca­da so­bre la ca­lle 20 de No­viem­bre, cer­ca del ayun­ta­mien­to mu­ni­ci­pal, el in­mue­ble re­gis­tró da­ños de con­si­de­ra­ción en las es­truc­tu­ras la­te­ra­les y una de las torres, en la cual ya han si­do co­lo­ca­dos po­li­nes pa­ra evi­tar su caí­da. El do­lor y cons­ter­na­ción es igual pa­ra es­te in­mue­ble, pues tie­ne fi­su­ras en el mu­ro que sos­tie­ne el al­tar y los plie­gues de bra­zos del Cris­to mues­tra rup­tu­ras. “Es in­creí­ble lo que pa­so”, evo­ca un se­ñor, quien en­tró a mi­rar y per­sig­nar­se. Tam­bién se co­lap­só la par­te fron­tal de la Pa­rro­quia de San­tia­go Após­tol, cons­trui­da en el si­glo XVI y cu­ya atrac­ción es un re­ta­blo tra­ba­ja­do ex­qui­si­ta­men­te en ma­de­ra y ho­ja de oro. Di­ce que es­ta zo­na es una ru­ta de san­tua­rios, don­de hay igle­sias que da­tan del si­glo XVI, “y si nos pe­ga la cues­tión eco­nó­mi­ca”, sin em­bar­go, la ma­yor preo­cu­pa­ción es la pron­ti­tud con la que el INAH ac­tué pa­ra de­ter­mi­nar los da­ños en ellas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.