De­te­rio­ra­da

Pi­den que se res­ca­te igle­sia con mas de 200 anos de an­ti­gue­dad

La i Merida - - Comunidad -

Ubi­ca­da a unos 30 ki­ló­me­tros de Pe­to, la co­mi­sa­ría de Pe­tu­li­llo cuen­ta con una de las igle­sias más an­ti­guas y her­mo­sas de la re­gión, sin em­bar­go, la fal­ta de man­te­ni­mien­to ha pro­pi­cia­do que se va­ya de­te­rio­ran­do y pe­se a eso, es cen­tro de reunión de los ha­bi­tan­tes pa­ra acer­car­se a Dios. La igle­sia fue edi­fi­ca­da en honor a San José de las Mon­ta­ñas se­gún sus ha­bi­tan­tes, quie­nes ac­tual­men­te guar­dan una ré­pli­ca de la ve­ne­ra­da ima­gen, de­bi­do a que no fue po­si­ble re­pa­rar la ori­gi­nal por­que no en­con­tra­ron el ma­te­rial que se re­que­ría pa­ra ha­cer­lo. Se­ve­ria­na Esquivel Es­co­be­do, quien ac­tual­men­te es la cus­to­dia de la ima­gen de San José de las Mon­ta­ñas re­cuer­da que ha­ce más de 10 años un sa­cer­do­te vio la ima­gen ori­gi­nal y di­jo que la lle­va­ría a re­pa­rar, de­bi­do a que te­nía un dis­pa­ro en la ca­be­za y otro en el es­tó­ma­go. Re­cuer­da que en ese en­ton­ces se lle­va­ron la ima­gen con la fi­na­li­dad de res­tau­rar­la, pe­ro tiem­po des­pués re­gre­só el sa­cer­do­te con una ré­pli­ca idén­ti­ca de la ori­gi­nal e in­di­có que no fue po­si­ble re­pa­rar­la por­que no con­si­guie­ron el ma­te­rial pa­ra ha­cer­lo. Se­ña­ló que des­de en­ton­ces cui­dan la ima­gen que les de­ja­ron y cada vez que rea­li­zan al­gu­na ac­ti­vi­dad en la igle­sia la tras­la­dan ahí y pos­te­rior­men­te la tras­la­dan a su ca­sa pa­ra cui­dar­la. Ase­gu­ró que tam­bién se lle­va­ron una cruz de ma­de­ra que has­ta la fe­cha no les de­vuel­ven, aun­que con­fían en que la re­gre­sa­rán des­pués de re­pa­rar­la. Ayer co­men­za­ron a co­lo­car­le las puer­tas a la igle­sia, pues las an­te­rio­res ya es­ta­ban muy da­ña­das. Em­plea­dos del de­par­ta­men­to de co­mi­sa­rías se tras­la­da­ron a esa co­mu­ni­dad con un car­pin­te­ro pa­ra co­men­zar a co­lo­car la puer­ta. En to­tal se co­lo­ca­rán tres, pues tam­bién hay dos la­te­ra­les. Asunción Caamal Dzul, in­for­mó que la igle­sia tie­ne más de 200 años de an­ti­güe­dad y cada vez que llue­ve el agua se fil­tra en el te­cho, por lo que te­men que la es­truc­tu­ra se cai­ga. De­bi­do a es­to pi­den al INAH que los ayu­de a res­ca­tar­la y ase­gu­ran que mu­chas co­mu­ni­da­des desea­rían te­ner un mo­nu­men­to ar­qui­tec­tó­ni­co de ese ti­po, que es úni­co por su di­se­ño y es­tá lleno de his­to­ria. Ac­tual­men­te cada 15 días se ofre­ce una mi­sa en el lu­gar, de­bi­do a la le­ja­nía con la ca­be­ce­ra mu­ni­ci­pal y por el mal es­ta­do en que se en­cuen­tra el ca­mino de ac­ce­so. Ex­pli­ca­ron que re­cien­te­men­te, du­ran­te la Se­ma­na San­ta lle­gó a la co­mu­ni­dad un gru­po de Mi­sio­ne­ros a ha­cer ac­ti­vi­da­des re­li­gio­sas con las fa­mi­lias y que­da­ron sor­pren­di­dos con la igle­sia. En el in­te­rior hay una pie­dra bau­tis­mal que se­gún in­di­can, cuen­ta con unas ca­rac­te­rís­ti­cas po­co co­mu­nes, lo cual evi­den­cia la an­ti­güe­dad que tie­ne y por eso la cui­dan con re­ce­lo, pues ha­ce al­gún tiem­po qui­sie­ron lle­var­la su­pues­ta­men­te pa­ra sa­car­le ré­pli­cas, pe­ro los ha­bi­tan­tes se opu­sie­ron. Se­ña­la­ron que es­pe­ran que al­guien to­me en cuen­ta esa si­tua­ción y ayu­de a re­pa­rar el te­cho pa­ra se­guir man­te­nien­do el di­se­ño ori­gi­nal que tie­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.