En 2016, bo­rró los re­gis­tros del sis­te­ma...

La Jornada - - EDITORIAL -

Se con­si­guió el cré­di­to y Duar­te tam­bién le pi­dió a Jo­sé Juan Ja­nei­ro ‘‘que le pro­por­cio­na­ra el nom­bre de em­pre­sas que pu­die­ran fun­gir co­mo re­cep­to­ras de fon­dos per­te­ne­cien­tes al es­ta­do de Ve­ra­cruz, con el áni­mo de sa­tis­fa­cer ne­ce­si­da­des per­so­na­les, así co­mo de su­fra­gar los gas­tos en los que ha­bía in­cu­rri­do pa­ra la ob­ten­ción del cré­di­to’’.

El aho­ra ex go­ber­na­dor pi­dió que to­do lo re­la­cio­na­do con la ob­ten­ción de fac­tu­ras pa­ra cu­brir el des­vío de re­cur­sos ‘‘se tra­ta­ra di­rec­ta­men­te con el en­ton­ces sub­se­cre­ta­rio de Ad­mi­nis­tra­ción y Finanzas, Juan Ma­nuel del Cas­ti­llo; sin em­bar­go, és­te no pu­do cum­plir con lo or­de­na­do y las em­pre­sas se que­ja­ron, pues no te­nían for­ma de acre­di­tar los re­cur­sos re­ci­bi­dos’’. La in­ves­ti­ga­ción de la PGR se­ña­la que ‘‘el go­bierno de Ve­ra­cruz pro­ce­dió a dis­per­sar gran­des can­ti­da­des de di­ne­ro’’.

Moi­sés Man­zur y Jo­sé Juan Ja­nei­ro tra­ta­ron du­ran­te me­ses de ma­ne­ra in­fruc­tuo­sa de ob­te­ner fac­tu­ra­cio­nes pa­ra cu­brir las ope­ra­cio­nes ilí­ci­tas por 350 mi­llo­nes de pe­sos, pe­ro no lo lo­gra­ron por­que las com­pa­ñías ‘‘no te­nían nin­gu­na jus­ti­fi­ca­ción del ori­gen de ese di­ne­ro’’. Ja­nei­ro le ad­vir­tió a Ja­vier Duar­te ‘‘que ha­bía un pro­ble­ma gra­ve y de­li­ca­do, por­que no ha­bían en­con­tra­do una ma­ne­ra de acre­di­tar’’ esos re­cur­sos. El go­ber­na­dor ‘‘le di­jo en tono mo­les­to que le pa­re­cía in­creí­ble que Juan Ma­nuel del Cas­ti­llo no hu­bie­ra po­di­do re­sol­ver ese pro­ble­ma. Pos­te­rior­men­te, en una reunión en el de­par­ta­men­to de Po­lan­co, Duar­te le co­mu­ni­có a Ja­nei­ro que de­bi­do a esa in­efi­ca­cia ha­bía de­ci­di­do de­sig­nar a Ig­na­cio Gar­cía Ley­va pa­ra que él so­lu­cio­na­ra la pro­ble­má­ti­ca’’. En ma­yo del año pa­sa­do la si­tua­ción no pre­sen­ta­ba nin­gún arre­glo.

En sep­tiem­bre de 2016, un mes an­tes de que se li­bra­ra la or­den de aprehen­sión en con­tra de Ja­vier Duar­te y és­te hu­ye­ra, Ja­nei­ro le di­jo a su je­fe ‘‘que no só­lo no ha­bía re­gu­la­ri­dad en la sus­trac­ción de los 350 mi­llo­nes de pe­sos, sino que era su­ma­men­te com­pli­ca­do, ya que ese di­ne­ro es­ta­ba vin­cu­la­do a ope­ra­cio­nes per­so­na­les del man­da­ta­rio y de otras per­so­nas, en­tre ellas Moi­sés Man­zur, por lo que era evi­den­te que ello aca­rrea­ría un pro­ble­ma gra­ví­si­mo’’.

En las cons­tan­cias mi­nis­te­ria­les en­tre­ga­das al go­bierno de Gua­te­ma­la pa­ra sus­ten­tar la so­li­ci­tud de ex­tra­di­ción de Ja­vier Duar­te a Mé­xi­co, se men­cio­na que ‘‘una se­ma­na des­pués, el ex go­ber­na­dor lla­mó a Ja­nei­ro y le di­jo que él ya ha­bía so­lu­cio­na­do el asun­to.

Le co­mu­ni­có que pa­ra él era asun­to fi­ni­qui­ta­do, to­da vez que la so­lu­ción que ha­bía da­do fue des­apa­re­cer los re­gis­tros elec­tró­ni­cos y con­ta­bles de la ope­ra­ción en el seno del go­bierno del es­ta­do. Ja­nei­ro le co­mu­ni­có que eso era inacep­ta­ble, por­que si bien se po­dían can­ce­lar los re­gis­tros del es­ta­do, en el sis­te­ma ban­ca­rio ha­bía evi­den­cia de las transac­cio­nes efec­tua­das des­de di­ciem­bre de 2012 a di­ver­sas em­pre­sas’’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.