In­ves­ti­gan mor­di­da de OHL Mé­xi­co a fun­cio­na­rio es­pa­ñol

In­da­ga­ción so­bre fi­nan­cia­mien­to del PP, pri­me­ra pis­ta de so­bor­nos a cam­bio de obra pú­bli­ca

La Jornada - - CINES - AR­MAN­DO G. TE­JE­DA

La fi­lial en Mé­xi­co de la mul­ti­na­cio­nal es­pa­ño­la OHL vuel­ve a es­tar en el cen­tro de una polémica de co­rrup­ción po­lí­ti­co-em­pre­sa­rial. La Guar­dia Ci­vil es­pa­ño­la re­gis­tró ayer la se­de cen­tral de la cons­truc­to­ra y empresa especializada en in­fra­es­truc­tu­ra en me­dio de una tra­ma de co­rrup­ción y trá­fi­co de in­fluen­cias que afec­ta al de­re­chis­ta Par­ti­do Po­pu­lar (PP) de Ma­drid.

La te­sis de los fis­ca­les que in- ves­ti­gan el ca­so es que me­dian­te la fi­lial de OHL en Mé­xi­co –OHL Mé­xi­co, cu­yo pre­si­den­te ac­tual es Juan Osu­na– se pa­gó un mi­llón 400 mil eu­ros (35 mi­llo­nes de pe­sos), que se de­po­si­ta­ron en Sui­za a nom­bre de una se­rie de “pres­ta­nom­bres” del ex pre­si­den­te de la co­mu­ni­dad de Ma­drid, Ig­na­cio Gon­zá­lez, que fue de­te­ni­do el miér­co­les pa­sa­do. Los he­chos in­ves­ti­ga­dos ocu­rrie­ron en­tre 2008 y 2010, cuan­do di­ri­gía la empresa en Mé­xi­co Jo­sé An­drés de Otey­za, que de­jó el car­go por una se­rie de ca­sos de co­rrup­ción y escándalos.

La vin­cu­la­ción de OHL con la prin­ci­pal tra­ma de co­rrup­ción po­lí­ti­co-em­pre­sa­rial del país ibé­ri­co es añe­ja. So­bre to­do por la es­tre­cha re­la­ción de su pre­si­den­te, Juan Mi­gue Villar Mir, y de su yerno y ex con­se­je­ro de­le­ga­do, Ja­vier Ló­pez Ma­drid, con las au­to­ri­da­des ma­dri­le­ñas en el Ayun­ta­mien­to y la Co­mu­ni­dad de Ma­drid cuan­do go­ber­na­ba con ma­yo­ría ab­so­lu­ta el PP.

La pri­me­ra pis­ta que apun­ta a OHL co­mo pa­ga­do­ra de “mor­di­das” pa­ra re­ci­bir a cam­bio con­tra­tos pú­bli­cos se en­con­tró en la in­ves­ti­ga­ción so­bre la fi­nan­cia­ción irre­gu­lar del PP, en con­cre­to en la lla­ma­da “con­ta­bi­li­dad B” del ex ge­ren­te del PP du­ran­te dos dé­ca­das, Luis Bár­ce­nas, pro­ce­sa­do por di­ver­sos de­li­tos y que ha per­ma­ne­ci­do en pri­sión va­rios me­ses. En esos do­cu­men­tos apa­re­cen los nom­bres de OHL, Villar Mir y Ló­pez Ma­drid co­mo uno de los que da­ban di­ne­ro de for­ma ile­gal al PP pa­ra su fi­nan­cia­mien­to irre­gu­lar, con lo que a cam­bio eran be­ne­fi­cia­rios de los con­tra­tos pú­bli­cos de sus ad­mi­nis­tra­cio­nes de for­ma pre­fe­ren­te. Es de­cir, un sis­te­ma idén­ti­co al que uti­li­zó OHL en Mé­xi­co pa­ra con­se­guir con­tra­tos en el es­ta­do de Mé­xi­co y que to­da­vía es­tá en fa­se de in­ves­ti­ga­ción de la jus­ti­cia me­xi­ca­na.

La Guar­dia Ci­vil in­ves­ti­ga do­cu­men­tos que pro­ba­rían que OHL Mé­xi­co des­vió un mi­llón 400 mil eu­ros a Sui­za des­ti­na­dos pa­ra el en­ri­que­ci­mien­to de Ig­na­cio Gon­zá­lez, quien a cam­bio se ha­bría com­pro­me­ti­do con OHL a ad­ju­di­car­les la cons­truc­ción y ope­ra­ción del me­tro de Na­val­car­ne­ro, co­mo así ocu­rrió pe­ro el pro­yec­to fi­nal­men­te no sa­lió ade­lan­te y la empresa re­cla­mó una in­dem­ni­za­ción de más de 50 mi­llo­nes de eu­ros.

Ig­na­cio Gon­zá­lez, quien fue la mano de­re­cha de la in­flu­yen­te lí­der del PP en Ma­drid, Es­pe­ran­za Agui­rre, tam­bién es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por otra se­rie de co­rrup­te­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.