CON­SI­DE­RA QUE EL PAN NO TIE­NE CON­VIC­CIO­NES

La Jornada - - EDITORIAL -

El bo­tín di­vi­de al otro­ra PAN. Su ci­nis­mo co­ti­diano, fru­to de au­sen­cia to­tal de con­vic­cio­nes y doc­tri­na, aflo­ra co­mo pus en dos fren­tes: uno cer­ca­ní­si­mo al sis­te­ma, de­cré­pi­to y tar­tu­fo, sin al­ma y que reclama al otro –ya for­ma­li­za­do con la iz­quier­da des­po­li­ti­za­da por su fal­ta de com­pro­mi­so so­cial– el no in­cluir en su pu­bli­ci­ta­da agen­da ini­cia­ti­vas de le­yes de se­gu­ri­dad con­tra­rias a las li­ber­ta­des más esen­cia­les de los me­xi­ca­nos.

Bien di­ce Chul Han, ge­nial fi­ló­so­fo ave­cin­da­do en Ale­ma­nia, que la po­lí­ti­ca neo­li­be­ral es la del es­pec­tácu­lo –de car­pa di­ría yo– y del ex­hi­bi­cio­nis­mo vul­gar que de­vie­ne en “por­no­gra­fía” me­diá­ti­ca. Ello pro­du­ce ciu­da­da­nos sin sen­ti­do al­guno del bien co­mún, sim­ples con­su­mi­do­res y es­pec­ta­do­res que no de­man­dan lo prin­ci­pal: dis­tri­bu­ción jus­ta de la ri­que­za na­cio­nal, res­pe­to a de­re­chos esen­cia­les: pre­sun­ción de inocen­cia, in­ti­mi­dad, sin­di­ca­lis­mo au­tén­ti­co, sa­la­rios y pres­ta­cio­nes dig­nos. El pue­blo so­li­da­rio re­pu­dia­rá a am­bos fren­tes que anidan oli­gar­quías fu­nes­tas

De las reunio­nes rea­li­za­das se le­van­tó una mi­nu­ta fir­ma­da por la di­rec­to­ra del turno ma­tu­tino, Pro­fa. Glo­ria Pé­rez Sán­chez, el di­rec­tor del turno ves­per­tino, Prof. Jo­sé Ló­pez Suá­rez, ade­más del pre­si­den­te de la aso­cia­ción de pa­dres de fa­mi­lia del Cen­tro Es­co­lar Ju­chi­tán.

Ca­be se­ña­lar que for­mal­men­te nun­ca fue sus­pen­di­da la de­mo­li­ción, el tiem­po que no se tra­ba­jó en ella fue úni­ca­men­te pa­ra re­cu­pe­rar do­cu­men­tos ofi­cia­les e in­for­ma­ción im­por­tan­te de maes­tros y de la pro­pia co­mu­ni­dad es­co­lar.

El Ini­fed re­co­no­ce el legado his­tó­ri­co del plan­tel y las mu­chas ge­ne­ra­cio­nes que ahí se for­ma­ron, por tal mo­ti­vo el nue­vo pro­yec­to ar­qui­tec­tó­ni­co cum­pli­rá con to­das las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes y nor­ma­ti­vi­dad ne­ce­sa­ria pa­ra ga­ran­ti­zar su buen fun­cio­na­mien­to. al Zócalo de la Ciu­dad de Mé­xi­co, a la ce­re­mo­nia del Gri­to, des­pués de la to­ma de pro­tes­ta co­mo go­ber­na­dor del es­ta­do de Mé­xi­co del ex can­di­da­to del PRI, Al­fre­do del Ma­zo, por efec­to de la omi­sión de los ór­ga­nos elec­to­ra­les de ha­ber efec­tua­do una de­bi­da su­per­vi­sión y re­vi­sión de las re­cien­tes elecciones.

Ello nos anun­cia a los me­xi­ca­nos, con se­ña­les es­pec­ta­cu­la­res de im­pu­ni­dad, que no ha­brá le­ga­li­dad en la elec­ción pre­si­den­cial de 2018, por­que el PRI in­ten­ta­rá por to­dos los me­dios po­si­bles que­dar­se con la pre­si­den­cia de Mé­xi­co y, con ello, ga­ran­ti­zar la to­tal im­pu­ni­dad de la cla­se go­ber­nan­te de es­te se­xe­nio, la cual, pa­ra el que es­to es­cri­be, ha si­do la más co­rrup­ta e im­pu­ne de que ten­ga me­mo­ria.

An­te la bo­fe­ta­da de in­sul­tan­te im­pu­ni­dad que re­pre­sen­tó la elec­ción del Es­ta­do de Mé­xi­co, es obli­ga­do que el Fren­te Ciu­da­dano por Mé­xi­co y Mo­re­na, con es­tra­te­gias que es­tén a la al­tu­ra del gran ca­pi­tal que les pa­ga la so­cie­dad, con­so­li­den an­tes de la elec­ción de 2018 con­di­cio­nes de igual­dad, que ga­ran­ti­cen que lo su­ce­di­do en la in­di­ca­da elec­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.