Pre­sen­cia fe­me­ni­na, mar­ca de la nue­va edi­ción del des­fi­le mi­li­tar

Par­ti­ci­pa­ron me­nos ele­men­tos cas­tren­ses de­bi­do a su des­plie­gue en apo­yo a dam­ni­fi­ca­dos El Zócalo no se lle­nó, pe­ro unas 70 mil per­so­nas se aco­mo­da­ron des­de tem­prano en las ca­lles

La Jornada - - EDITORIAL - GUS­TA­VO CAS­TI­LLO Y AR­TU­RO SÁN­CHEZ JI­MÉ­NEZ

Al fren­te de to­dos, una mu­jer. Con­du­cien­do una mo­to­ci­cle­ta mi­li­tar, una sol­da­do abrió el des­fi­le con el que ayer se con­me­mo­ró el aniver­sa­rio 207 del ini­cio de la Gue­rra de In­de­pen­den­cia.

Nun­ca en la his­to­ria de es­tos des­fi­les –ini­cia­dos en 1896, cuan­do se dis­pu­so una parada mi­li­tar pa­ra lle­var la cam­pa­na de Dolores Hi­dal­go al Pa­la­cio Na­cio­nal– se ha­bía pro­du­ci­do lo que ocu­rrió ayer: que con­tin­gen­tes de sol­da­dos fue­ran co­man­da­dos por mu­je­res, ni que des­fi­la­ran agru­pa­mien­tos mix­tos, en los que las sol­da­dos mar­cha­ban jun­to con los sol­da­dos y no de­lan­te o de­trás de ellos y por se­pa­ra­do, co­mo so­lía ser.

Unos 18 mil sol­da­dos, po­li­cías fe­de­ra­les, bom­be­ros y cha­rros par­ti­ci­pa­ron en el des­fi­le que avan­zó por los 7 ki­ló­me­tros que se­pa­ran el Zócalo del Cam­po Mar­te. Ha­brían si­do más, pe­ro se de­ci­dió re­du­cir el nú­me­ro de ele­men­tos de las fuer­zas ar­ma­das que par­ti­ci­pa­rían en la parada mi­li­tar pa­ra po­der en­viar­los a desa­rro­llar ta­reas de apo­yo a la po­bla­ción que re­sul­tó afec­ta­da por el sis­mo del 7 de septiembre en los es­ta­dos de Oa­xa­ca y Chia­pas, así co­mo por los huracanes que afec­ta­ron a Ba­ja Ca­li­for­nia y Gue­rre­ro.

Ca­ño­na­zos tri­co­lo­res y a co­rrer

Des­pués de las 11 de la ma­ña­na el des­fi­le em­pe­zó. Tres ca­ño­na­zos de sal­va y hu­mo ver­de, blan­co y ro­jo fue­ron la se­ñal de que la co­lum­na mi­li­tar en­tra­ba al Zócalo y tam­bién fue­ron el avi­so del ini­cio de una ca­rre­ra en la que mu­chas fa­mi­lias de des­pla­za­ron tan rá­pi­do co­mo pu­die­ron pa­ra atra­ve­sar la Pla­za de la Cons­ti­tu­ción y al­can­zar un buen lu­gar pa­ra pre­sen­ciar la parada mi­li­tar. Es que mi­nu­tos an­tes, el Zócalo es­ta­ba ocu­pa­do por las fuer­zas ar­ma­das, que rin­die­ron ho­no­res al pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, En­ri­que Pe­ña Nie­to, que izó la ban­de­ra mo­nu­men­tal, pa­só re­vis­ta a las tro­pas y des­pués, des­de el bal­cón cen­tral de Pa­la­cio Na­cio­nal, ob­ser­vó el des­fi­le que du­ró ca­si ho­ra y me­dia.

El Zócalo no se lle­nó y la ma­yo­ría de los que asis­tie­ron a ver el des­fi­le –unas 70 mil per­so­nas, de acuer­do con cálcu­los ofi­cia­les– se aco­mo­dó des­de tem­prano so­bre ave­ni­da Juá­rez y Pa­seo de la Re­for­ma. To­dos de­trás de un lar­go me­ca­te ama­ri­llo que sos­te­nían po­li­cías de la Ciu­dad de Mé­xi­co que im­pe­dían a los vi­si­tan­tes ca­mi­nar por la vía del des­fi­le.

Mar­chan­do, a ca­ba­llo, en vehícu­los ar­ti­lla­dos o en ca­rros ale­gó­ri­cos, des­fi­ló el per­so­nal del Ejér­ci­to Me­xi­cano, de la Fuer­za Aé­rea y de la Marina. Y ca­si en ca­da con­tin­gen­te iban las mu­je­res: pa­ra­cai­dis­tas, in­fan­tes, po­li­cías mi­li­ta­res, fu­si­le­ras, ca­de­tes, es­pe­cia­lis­tas de los gru­pos an­ti­bom­bas.

Sí, se vie­ron más mu­je­res en agru­pa­mien­tos tra­di­cio­nal­men­te mas­cu­li­nos. Pe­ro lo con­tra­rio no se vio: en el con­tin­gen­te de la Es­cue­la Mi­li­tar de En­fer­me­ría nin­gún hom­bre des­fi­ló.

Y tras 29 años de no mar­char en es­ta parada mi­li­tar, los bom­be­ros de la ca­pi­tal fue­ron aplau­di­dos cuan­do des­fi­la­ron con 14 de sus vehícu­los.

So­bre el Zócalo vo­la­ban ca­da po­cos mi­nu­tos avio­nes mi­li­ta­res, he­li­cóp­te­ros y ca­zas. Tam­bién se in­for­mó que ha­brían si­do más, pe­ro mu­chos se des­ti­na­ron a lle­var ayu­da a las zo­nas del país que vi­ven emer­gen­cias.

En uno de los ex­tre­mos de la Pla­za de la Cons­ti­tu­ción 5 mil sol­da­dos so­bre unas gra­das for­ma­ban con car­te­les mo­sai­cos in­men­sos en los que se veían imá­ge­nes na­cio­na­lis­tas, co­mo al­gu­nas re­fe­ren­tes al cen­te­na­rio de la Cons­ti­tu­ción de 1917.

En la re­ta­guar­dia de la co­lum­na mi­li­tar mar­cha­ron 68 miem­bros de agru­pa­cio­nes de cha­rros. Y lue­go de ellos iba un gru­po de ba­rren­de­ros y per­so­nal de lim­pie­za, a los que ya na­die vi­to­reó.

Y cuan­do el des­fi­le de­jó el Zócalo, los sol­da­dos de las gra­das y los mo­sai­cos gri­ta­ron “¡Vi­va Mé­xi­co!”, “¡Vi­van Oa­xa­ca y Chia­pas!

De 1914 a 1916, du­ran­te la Re­vo­lu­ción Me­xi­ca­na, se sus­pen­dió la con­me­mo­ra­ción del 16 de septiembre, rea­li­zan­do en su lu­gar, des­fi­les de las fuer­zas re­vo­lu­cio­na­rias; la parada mi­li­tar vol­vió a la Ciu­dad de Mé­xi­co a par­tir de 1917.

Yazmín Or­te­ga Cortés Fo­to

Du­ran­te el des­fi­le mi­li­tar por el 207 aniver­sa­rio del ini­cio de la Gue­rra de In­de­pen­den­cia, ayer en el Zócalo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.