En La jau­la de la lo­cas, Za­zá es li­be­ra­do­ra: Ma­rio Iván Mar­tí­nez

■ “El al­ter ego de Al­bán es una mu­jer per­fec­ta, gla­mu­ro­sa, pi­ca­res­ca y siem­pre inal­can­za­ble”, di­ce el ac­tor so­bre su per­so­na­je ■ Lu­cen en es­ce­na ves­ti­dos de más de 10 ki­los, pe­lu­cas y fa­jas

La Jornada - - CULTURA - ANA MÓ­NI­CA RODRÍGUEZ

Más de dos ho­ras re­quie­re Ma­rio Iván Mar­tí­nez pa­ra trans­for­mar­se en Za­zá, sen­sual y gla­mu­ro­so per­so­na­je que pro­ta­go­ni­za en el mu­si­cal La jau­la de las lo­cas (La Ca­ge aux Fo­lles, tí­tu­lo ori­gi­nal fran­cés).

So­bre su pa­pel, el ac­tor di­ce que an­tes de en­trar a su ca­me­rino y per­so­ni­fi­car a un tra­ves­ti, “el per­so­na­je vi­ve más allá de mí; se creó una fic­ción y Za­zá re­sul­ta su­ma­men­te atrac­ti­vo, por­que es el al­ter ego de Al­bán, fi­gu­ra as­pi­ra­cio­nal. Él es un hom­bre in­se­gu­ro, a quien ya se le vie­nen los años y los ki­li­tos en­ci­ma; pe­ro Za­zá es per­fec­ta, gla­mu­ro­sa, pi­ca­res­ca, y siem­pre es­tá den­tro de una es­fe­ra inal­can­za­ble”.

La pues­ta re­la­ta la his­to­ria de Geor­ge y Al­bán, pa­re­ja de ho­mo­se­xua­les que ad­mi­nis­tra La jau­la de las lo­cas. Un día re­ci­ben la vi­si­ta de Mi­chel, hi­jo de Geor­ge, quien les co­mu­ni­ca que va a con­traer ma­tri­mo­nio con Aman­da, la hi­ja del dipu­tado Din­don, hom­bre ul­tra­con­ser­va­dor y ho­mó­fo­bo. Los equí­vo­cos y si­tua­cio­nes com­pro­me­ti­das co­mien­zan cuan­do se ha­ce ne­ce­sa­rio or­ga­ni­zar una reunión pa­ra co­no­cer a los fu­tu­ros fa­mi­lia­res.

Más de 600 re­pre­sen­ta­cio­nes

La in­ge­nio­sa obra de Jean Poi­ret, que ex­tien­de 10 se­ma­nas más su tem­po­ra­da, es el pri­mer mon­ta­je que se pre­sen­ta tras la re­mo­de­la­ción de tres años del tea­tro Ma­no­lo Fá­bre­gas. El 2 de no­viem­bre cum­pli­rá dos años en car­te­le­ra y 600 re­pre­sen­ta­cio­nes.

La jau­la de las lo­cas, con mú­si­ca en vi­vo y 20 ac­to­res en es­ce­na, es un aga­sa­jo vi­sual so­bre el es­ce­na­rio y tam­bién tras bam­ba­li­nas.

En backs­ta­ge, una vein­te­na de ac­to­res co­rre de ma­ne­ra apre­su­ra­da pa­ra ma­qui­llar­se, co­lo­car­se pes­ta­ñas pos­ti­zas y pe­lu­cas mul­ti­co­lo­res, las cua­les se en­cuen­tran en un lu­gar es­pe­cí­fi­co jun­to al es­ce­na­rio.

Asi­mis­mo, es­tán col­ga­dos los lar­gos ves­ti­dos bor­da­dos en len­te­jue­las y cha­qui­ra que uti­li­zan las fa­bu­lo­sas Ca­chels. Las me­dias, pan­ti­me­dias, fa­jas y bo­dies que re­mol­dean la fi­gu­ra son im- ex­tien­de tem­po­ra­da en la co­lo­nia San Ra­fael pres­cin­di­bles en la ca­rac­te­ri­za­ción. Tam­bién las es­ti­lis­tas tra­ba­jan sin tre­gua, pei­nan­do con es­pray ca­da una de las in­nu­me­ra­bles pe­lu­cas.

Za­zá o Al­bán (el mis­mo per­so­na­je en la tra­ma) ase­gu­ra que du­ran­te la obra que no es fá­cil car­gar el ves­ti­do que trae pues­to, ya que pe­sa más de 20 ki­los, lo cual es ca­si reali­dad, por­que “ca­da uno es de más de 10 ki­los”. Y en al­gu­nas es­ce­nas, a lo lar­go del mu­si­cal Ma­rio Iván Mar­tí­nez y otros in­tér­pre­tes de­ben cam­biar el atuen­do en me­nos de 40 se­gun­dos.

En ca­me­ri­nos, los ac­to­res que dan vi­da a las Ca­chels ase­gu­ran que la prác­ti­ca ha­ce al maes­tro, pues se ma­qui­llan con des­tre­za; ya ha­bi­tua­dos a la trans­for­ma­ción uti­li­zan di­ver­sos to­nos en la ba­se del ma­qui­lle, la cual to­ma for­ma con la apli­ca­ción de ru­bor y el co­lor sa­tu­ra­do de las som­bras so­bre los pár­pa­dos.

La Jau­la de las lo­cas, pro­duc­ción de Juan To­rres, cuen­ta con más 150 ves­ti­dos bor­da­dos, otros con trans­pa­ren­cias y unos más, se­xis de múl­ti­ples co­lo­res; ade­más, tie­nen más de un cen­te­nar de bri­llan­tes za­pa­tos. Tam­bién se ob­ser­van plu­mas, ador­nos pa­ra el ca­be­llo y pul­se­ras que des­ta­can en­tre el mo­bi­lia­rio de épo­ca, ade­más de los co­lo­res ro­sa y do­ra­do que im­preg­nan el cen­tro noc­turno lla­ma­do La jau­las de las lo­cas.

Du­ran­te el re­co­rri­do “por las en­tra­ñas de la jau­la”, guia­do por Sil­viah (di­ver­ti­do per­so­na­je que en­car­na Pa­blo Gon­zá­lez) se ven los sie­te te­lo­nes que cam­bian el am­bien­te y lu­gar en que se desa­rro­lla la his­to­ria. La es­ce­no­gra­fía es una pro­pues­ta de Ós­car Acos­ta; el ves­tua­rio, de Wi­lliam Ivey Long, ga­na­dor de va­rios pre­mios Tony en Broad­way y el di­se­ña­dor me­xi­cano Mitzy; el ma­qui­lla­je y pe­lu­que­ría son de Ber­nar- do Váz­quez; la co­reo­gra­fía de Pepe Po­sa­da, y la ilu­mi­na­ción y di­rec­ción de Ma­tías Gor­le­ro.

La jau­la de las lo­cas es pro­ta­go­ni­za­da por Ma­rio Iván Mar­tí­nez, acom­pa­ña­do de To­más Go­ros (Geor­ge) en el pa­pel pro­ta­gó­ni­co; tam­bién par­ti­ci­pan fi­gu­ras de gran tra­yec­to­ria, co­mo Ma­ru Due­ñas y Moi­sés Suá­rez.

Se cuen­tan tam­bién los jó­ve­nes Is­rael Es­tra­da, Ro­ge­lio Suá­rez, Carlos Pu­li­do y Ma­ri­lú Gar­cía Lu­na, Edén Pin­tos, así co­mo las Ca­chels: Dul­ce Pa­ti­ño, Tan­ya Valenzuela, Patty Iba­rra, Pa­blo Rodríguez, Clau­dio Gon­zá­lez, Gil­ber­to Re­co­der, Or­ví­lle Omar Al­va­ra­do, Ge­rar­do Gar­cía y Gerry Pé­rez.

An­tes, la obra abría su te­lón en el tea­tro Hi­dal­go, pe­ro to­mó co­mo su se­gun­da ca­sa el Ma­no­lo Fá­bre­gas, ubi­ca­do en Se­ra­pio Ren­dón 15, co­lo­nia San Ra­fael (cer­ca del Me­tro San Cos­me), con fun­cio­nes los vier­nes a las 20: 30 ho­ras y sá­ba­dos a las 17:30 y 20:30 ho­ras.

Al­ter­na­rán en los pa­pe­les de Za­zá y Geor­ge, Ro­ge­lio Suá­rez y Carlos Pu­li­do.

RO­GE­LIO SUÁ­REZ Y CARLOS PU­LI­DO AL­TER­NAN EN LOS PA­PE­LES PRIN­CI­PA­LES DE LA OBRA

Fo­to Jo­sé An­to­nio Ló­pez

La jau­la de las lo­cas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.