Con­flic­to so­cial es­ca­la­rá por me­ga­pro­yec­to in­mo­bi­lia­rio en BC, ad­vier­te abo­ga­do

In­sis­ten en cons­truir­lo a pe­sar de los da­ños am­bien­ta­les, la­men­ta John Mo­reno De­te­ni­do tres me­ses por acu­sa­cio­nes sin sus­ten­to y re­cién li­be­ra­do, da en­tre­vis­ta a

La Jornada - - DEPORTES - FERNANDO CA­MA­CHO SERVÍN

A pe­sar de los da­ños am­bien­ta­les y el con­flic­to so­cial que ha ge­ne­ra­do el me­ga­pro­yec­to in­mo­bi­lia­rio Tres San­tos, en la co­mu­ni­dad sud­ca­li­for­nia­na de To­dos San­tos, los tra­ba­jos de cons­truc­ción si­guen ade­lan­te, lo cual avi­va­rá aún más el en­cono en­tre los po­bla­do­res y la em­pre­sa res­pon­sa­ble de ese desa­rro­llo.

Así lo ad­vir­tió el abo­ga­do y ac­ti­vis­ta me­xi­co-es­ta­du­ni­den­se John Mo­reno, quien per­ma­ne­ció más de tres me­ses de­te­ni­do por acu­sa­cio­nes sin sus­ten­to, lo que él in­ter­pre­ta co­mo una represalia por ha­ber ase­so­ra­do a los gru­pos ciu­da­da­nos in­con­for­mes con la men­cio­na­da ini­cia­ti­va.

En en­tre­vis­ta con La Jor­na­da –lue­go de ha­ber re­cu­pe­ra­do su li­ber­tad a fi­na­les del mes pa­sa­do–, Mo­reno Ru­tows­ki re­cor­dó que en ma­yo de es­te año fue de­te­ni­do por car­gos de des­po­jo, cu­yo ori­gen fue un ca­so ocu­rri­do en 2014 y que fue en­via­do al “archivo muer­to”, lue­go de com­pro­bar­se que el ac­ti­vis­ta nun­ca co­me­tió di­cho ilí­ci­to.

La ver­da­de­ra ra­zón de su en­car­ce­la­mien­to, con­si­de­ró, fue ha­ber par­ti­ci­pa­do en la lu­cha con­tra el pro­yec­to in­mo­bi­lia­rio Tres San­tos, del gru­po em­pre­sa­rial Mi­ra Com­pa­nies, que pre­ten­de cons­truir más de 4 mil 400 ca­sas, ho­te­les, pla­zas co­mer­cia­les e in­clu­so un cam­pus uni­ver­si­ta­rio en la pe­que­ña po­bla­ción de To­dos San­tos.

Cons­truir un desa­rro­llo ha­bi­ta­cio­nal y co­mer­cial de esas di­men­sio­nes, de acuer­do con Mo­reno, al­te­ra­ría de for­ma pe­li­gro­sa el equi­li­brio am­bien­tal, pues en un pla­zo de en­tre 10 y 15 años po­drían lle­gar al­re­de­dor de 30 mil habitantes más a una co­mu­ni­dad don­de ac­tual­men­te hay ape­nas 6 mil po­bla­do­res y 3 mil ca­sas ha­bi­ta­ción.

Pe­se a las irre­gu­la­ri­da­des en la Ma­ni­fes­ta­ción de Im­pac­to Am­bien­tal y otros trá­mi­tes rea­li­za­dos por la em­pre­sa, las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les y es­ta­ta­les le otor­ga­ron a Mi­ra Com­pa­nies to­dos los per­mi­sos de cons­truc­ción, lo cual ya ha co­men­za­do a ge­ne­rar da­ños en el en­torno eco­ló­gi­co del pue­blo, ase­gu­ró el li­ti­gan­te.

En la cons­truc­ción de un ho­tel –ya ter­mi­na­do y en ser­vi­cio–, la com­pa­ñía arra­só con una du­na su­pues­ta­men­te pro­te­gi­da por las nor­mas am­bien­ta­les del lu­gar, ade­más de da­ñar un sis­te­ma de hu­me­da­les y pro­vo­car ero­sión en una zo­na de la pla­ya co­no­ci­da co­mo Pun­ta Lo­bos, don­de una coope­ra­ti­va lo­cal de pes­ca­do­res co­lo­ca sus lan­chas.

“El ho­tel ya es­tá ope­ran­do, a pe­sar de que hoy exis­ten de­nun­cias ad­mi­nis­tra­ti­vas pa­ra im­pug­nar los per­mi­sos de es­te desa­rro­llo, así co­mo afec­ta­cio­nes so­cia­les y am­bien­ta­les. Le si­guen apos­tan­do a la apa­tía y al de­sin­te­rés de la so­cie­dad y de las au­to­ri­da­des; pien­san que si se que­dan ca­lla­dos, nos va­mos a can­sar y el con­flic­to va a des­apa­re­cer, lo cual es un error de cálcu­lo gra­ví­si­mo”, en­fa­ti­zó Mo­reno.

Los em­pre­sa­rios “di­cen que hay ex­tre­mis­tas que se opo­nen al desa­rro­llo, que son ‘te­rro­ris­tas am­bien­ta­les’, pe­ro lo que ellos ha­cen no es un desa­rro­llo equi­ta­ti­vo: es aca­pa­rar, ava­sa­llar y des­po­jar”, afir­mó el ac­ti­vis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.