México sus­cri­be con 58 paí­ses alian­za para de­te­ner co­mer­cio de dis­po­si­ti­vos de tor­tu­ra

Pe­se a es­tar prohi­bi­do, aún se co­mer­cia­li­zan ins­tru­men­tos des­ti­na­dos a ma­tar y cau­sar do­lor

La Jornada - - SOCIEDAD - DE RE­DAC­CIÓN

LA

Du­ran­te los tra­ba­jos de la Asam­blea Ge­ne­ral de las Na­cio­nes, México se su­mó a más de 50 paí­ses que sus­cri­bie­ron la Alian­za Mun­dial para el Co­mer­cio sin Tor­tu­ra, que in­te­gra un es­fuer­zo con­jun­to de la Unión Eu­ro­pea (UE), Ar­gen­ti­na y Mon­go­lia para po­ner fin al ne­go­cio de pro­duc­tos para apli­car la pe­na ca­pi­tal e in­fli­gir tor­tu­ras.

A la ci­ta­da ini­cia­ti­va se su­ma­ron 58 na­cio­nes, pues el de­re­cho in­ter­na­cio­nal prohí­be esa prác­ti­ca en cual­quier cir­cuns­tan­cia. Sin em­bar­go, aún se co­mer­cia­li­zan en to­do el pla­ne­ta ins­tru­men­tos des­ti­na­dos a ma­tar y cau­sar do­lor; por ejem­plo, po­rras con púas me­tá­li­cas, cin­tu­ro­nes para apli­car des­car­gas eléc­tri­cas y dis­po­si­ti­vos que su­je­tan a las per­so­nas por la cin­tu­ra o las ex­tre­mi­da­des mien­tras las elec­tro­cu­tan, así como pro­duc­tos quí­mi­cos que se uti­li­zan para co­me­ter eje­cu­cio­nes y los sis­te­mas de in­yec­ción for­zo­sa que los acom­pa­ñan.

En un co­mu­ni­ca­do, Ce­ci­lia Malms­tröm, co­mi­sa­ria de co­mer­cio de la UE, des­ta­có que “es­tos ins­tru­men­tos y pro­duc­tos no tie­nen otra fi­na­li­dad que la de in­fli­gir un do­lor te­rri­ble a las per­so­nas y ma­tar­las. Ha lle­ga­do el momento de to­mar me­di­das con­cre­tas para de­te­ner es­te vil co­mer­cio”.

De­fi­nen 4 lí­neas de ac­ción

En el lan­za­mien­to de la alian­za, que in­te­gró a na­cio­nes de África, Amé­ri­ca, Eu­ro­pa y Asia, se de­ta­lló que las na­cio­nes que se han ad­he­ri­do acor­da­ron cua­tro lí­neas de ac­ción: to­mar me­di­das para con­tro­lar y res­trin­gir las ex­por­ta­cio­nes de es­tos pro­duc­tos y do­tar a las au­to­ri­da­des adua­ne­ras de los ins­tru­men­tos ade­cua­dos, pues la alian­za crea­rá una pla­ta­for­ma para su­per­vi­sar los flu­jos co­mer­cia­les, in­ter­cam­biar in­for­ma­ción y de­tec­tar nue­vos ins­tru­men­tos.

Tam­bién de­be­rá dar asis­ten­cia téc­ni­ca para ayudar a los paí­ses a es­ta­ble­cer y po­ner en mar­cha le­yes que prohí­ban ese co­mer­cio e in­ter­cam­biar prác­ti­cas para con­se­guir sis­te­mas de con­trol y cum­pli­mien­to efi­cien­tes.

Ade­más se de­ta­lló que en con­se­cuen­cia, en par­te del en­du­re­ci­mien­to de las nor­mas de la UE, las dro­gas para las in­yec­cio­nes le­ta­les se han he­cho más di­fí­ci­les de ob­te­ner y más ca­ras.

Sin em­bar­go, los fa­bri­can­tes y co­mer­cian­tes de es­tos pro­duc­tos tra­tan de elu­dir la le­gis­la­ción, de ma­ne­ra que, cuan­tas más na­cio­nes se com­pro­me­tan a prohi­bir la ex­por­ta­ción de esos dis­po­si­ti­vos, más efec­ti­vos se­rán los es­fuer­zos para po­ner fin a su co­mer­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.