Mi pos­tu­la­ción no de­pen­de del de­da­zo de un pre­si­den­te: Za­va­la

Re­gis­tra en el INE su in­ten­ción de ser can­di­da­ta in­de­pen­dien­te

La Jornada - - POLÍTICA - CLAU­DIA HE­RRE­RA BEL­TRÁN

La ex pa­nis­ta Mar­ga­ri­ta Za­va­la re­gis­tró ayer su in­ten­ción de ser can­di­da­ta in­de­pen­dien­te a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca y re­cha­zó que or­ga­ni­ce una des­ban­da­da de mi­li­tan­tes de Ac­ción Na­cio­nal.

Tras en­tre­gar su do­cu­men­ta­ción en el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal Elec­to­ral (INE), se­ña­ló que su pro­yec­to de­pen­de de los ciu­da­da­nos, “no del de­da­zo de un pre­si­den­te ni del ca­pri­cho per­so­nal de un ilu­mi­na­do ni de un arre­glo cu­pu­lar”.

Za­va­la no fue acom­pa­ña­da por su es­po­so, el ex pre­si­den­te Fe­li­pe Calderón, ni de sus hi­jos.

La re­ci­bió en la se­de del ins­ti­tu­to su ma­dre, Mercedes Gó­mez del Cam­po, y la pa­nis­ta de lar­ga tra­yec­to­ria Ma­ría Ele­na Ál­va­rez viu­da de Vi­cen­cio.

Tam­bién acu­die­ron ayer al­gu­nos fun­cio­na­rios que in­te­gra­ron el ga­bi­ne­te de Calderón, co­mo Con­sue­lo Sái­zar, ex di­rec­to­ra del otro­ra Con­se­jo Na­cio­nal pa­ra Cul­tu­ra y las Ar­tes, e Ir­ma Pía Gon­zá­lez Lu­na, ex sub­se­cre­ta­ria de Go­ber­na­ción, y quien es la en­car­ga­da de la es­tra­te­gia de co­mu­ni­ca­ción.

Za­va­la fue arro­pa­da tam­bién por Ma­nuel e Ig­na­cio Gó­mez Mo­rín, Jo­sé Luis Lue­ge Ta­mar­go, Eu­fro­si­na Cruz, Tar­ci­sio Ro­drí­guez y sus ex com­pa­ñe­ros dipu­tados de la 59 Le­gis­la­tu­ra, a la cual lle­gó por la vía plu­ri­no­mi­nal.

Lue­go de ha­ber re­nun­cia­do al PAN, ape­nas el pa­sa­do día 6 an­te la im­po­si­bi­li­dad de ser can­di­da­ta pre­si­den­cial por ese par­ti­do, in­sis­tió en que no or­ga­ni­za una des­ban­da­da de mi­li­tan­tes del blan­quia­zul.

“Voy con los ciu­da­da­nos sin im­por­tar qué fi­lia­ción tie­nen. Se tra­ta de un mo­vi­mien­to de li­ber­ta­des, que de­pen­de 100 por cien­to de los ciu­da­da­nos”.

En­tre gri­tos de “¡Pre­si­den­ta, pre­si­den­ta!”, se­ña­ló que sa­be lo que cues­ta abrir­se es­pa­cio, “que se atre­van a qui­tar­te el nom­bre, que crean que eres pro­pie­dad de al­guien, que du­den de tus mé­ri­tos”.

Cues­tio­na­da so­bre si la ges­tión de su es­po­so se­rá un ac­ti­vo o un pa­si­vo en su cam­pa­ña, mien­tras una sim­pa­ti­zan­te gri­tó: “Mar­ga­ri­ta tie­ne luz pro­pia”. La as­pi­ran­te res­pon­dió: “To­da mi vi­da es una for­ta­le­za y que cer­ca de mi fa­mi­lia y que en mi fa­mi­lia ha­ya per­so­nas que co­noz­can tan­to al país siem­pre se­rá pa­ra mí una for­ta­le­za”.

Re­cha­zó que el PRI se be­ne­fi­cie si lo­gra pos­tu­lar­se de for­ma in­de­pen­dien­te, co­mo lo afir­ma el di­ri­gen­te de Ac­ción Na­cio­nal, Ri­car­do Ana­ya.

“Lo que be­ne­fi­cia al PRI es la de­for­ma­ción de­mo­crá­ti­ca y lo que más be­ne­fi­cia al tri­co­lor es la fal­ta de al­ter­na­ti­vas”.

Se le pre­gun­tó si apli­ca­rá la es­tra­te­gia de se­gu­ri­dad pues­ta en mar­cha du­ran­te el se­xe­nio de Calderón y res­pon­dió que op­ta­ría por una “se­cre­ta­ría de se­gu­ri­dad ciu­da­da­na”, con el fin de que no es­té en el “aban­dono”, in­cre­men­ta­ría el número de ele­men­tos de la Po­li­cía Fe­de­ral y re­com­pon­dría el te­ji­do so­cial.

Re­co­no­ció que se­rá una “proeza” con­se­guir las fir­mas de ca­si un mi­llón de me­xi­ca­nos en 120 días pa­ra lo­grar su ob­je­ti­vo. La di­ri­gen­cia na­cio­nal del Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal (PAN) reite­ró que Mar­ga­ri­ta Za­va­la co­me­tió un error al aban­do­nar las fi­las de esa or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca, pe­ro evi­tó emi­tir ma­yor co­men­ta­rio so­bre el he­cho de que ayer so­li­ci­tó su re­gis­tro co­mo can­di­da­ta in­de­pen­dien­te a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca.

Ase­gu­ró que no ha ha­bi­do des­ban­da­da de mi­li­tan­tes por la sa­li­da de la as­pi­ran­te, y que el Fren­te Ciu­da­dano por Mé­xi­co man­tie­ne un al­to ni­vel de acep­ta­ción en­tre el elec­to­ra­do, mien­tras Za­va­la ape­nas lle­ga a 8 por cien­to de las in­ten­cio­nes de vo­to.

Damián Zepeda, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PAN, con­si­de­ró nor­mal que la es­po­sa del ex pre­si­den­te Fe­li­pe Calderón se ha­ya ins­cri­to co­mo as­pi­ran­te in­de­pen­dien­te, lue­go de que ya ha­bía ma­ni­fes­ta­do su in­ten­ción de ha­cer­lo, pe­ro sub­ra­yó que ella ya es aje­na al blan­quia­zul y aho­ra ca­da quien se­gui­rá su ca­mino.

El di­ri­gen­te pa­nis­ta ex­pli­có que en el in­te­rior de ese ins­ti­tu­to po­lí­ti­co nun­ca se pre­vió que hu­bie­ra des­ban­da­da de afi­lia­dos por la re­nun­cia de la ex dipu­tada, por lo que has­ta ayer el número de quie­nes han sa­li­do es muy me­nor.

En es­te es­ce­na­rio, el coordinador de los se­na­do­res del PAN, Fer­nan­do He­rre­ra, in­for­mó que Lui­sa Ma­ría Calderón le en­tre­gó ayer un ofi­cio me­dian­te el cual le so­li­ci­ta su des­in­cor­po­ra­ción de la ban­ca­da del blan­quia­zul, co­mo una mues­tra de con­gruen­cia con su po­si­ción de in­de­pen­dien­te.

En los pró­xi­mos días, aña­dió He­rre­ra, “pla­ti­ca­re­mos nue­va­men­te la se­na­do­ra Calderón y yo, res­pec­to a la co­mi­sión que pre­si­de y de las que for­ma par­te co­mo in­te­gran­te de la ban­ca­da pa­nis­ta, aho­ra en su nue­va si­tua­ción de in­de­pen­dien­te. Ella en­tien­de muy bien su nue­va con­di­ción”.

Con­sul­ta­do res­pec­to a un vi­deo que cir­cu­la en re­des so­cia­les, en el cual los se­na­do­res que se de­no­mi­nan “re­bel­des del PAN” se mo­fan de su di­ri­gen­te na­cio­nal, He­rre­ra sos­tu­vo: “son re­bel­des en el PAN, cor­de­ros en el PRI. En fin, allá ellos”.

He­rre­ra ma­ni­fes­tó que la ins­crip­ción de Mar­ga­ri­ta Za­va­la co­mo as­pi­ran­te a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, por la mo­da­li­dad de in­de­pen­dien­te, no va a frag­men­tar el vo­to del par­ti­do, por­que és­te “es más fuer­te que cual­quier in­di­vi­dua­li­dad, por muy res­pe­ta­da y muy es­ti­ma­da que pue­da ser es­ta per­so­na­li­dad”.

In­di­ca que no or­ga­ni­za des­ban­da­da de mi­li­tan­tes en el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.