Re­sur­ge el na­cio­na­lis­mo en Barcelona pa­ra ce­le­brar el Día de la His­pa­ni­dad

En Ma­drid, más de cien mil per­so­nas gri­tan vi­vas al rey y a las fuer­zas po­li­cia­cas

La Jornada - - MUNDO - AR­MAN­DO G. TE­JE­DA Co­rres­pon­sal MA­DRID.

Los pre­si­den­tes de Ca­ta­lu­ña, País Vas­co y Na­va­rra no asis­ten a los fes­te­jos en Es­pa­ña

Más de 50 mil per­so­nas se ma­ni­fes­ta­ron ayer en Barcelona pa­ra fes­te­jar el Día de la His­pa­ni­dad, una ci­fra 13 ve­ces ma­yor que la del año pa­sa­do, en lo que se con­si­de­ra un re­sur­gir ma­si­vo del “na­cio­na­lis­mo es­pa­ñol” o de la “mi­no­ría si­len­cio­sa” en Ca­ta­lu­ña. Al­go pa­re­ci­do ocu­rrió en Ma­drid, don­de más de cien mil per­so­nas sa­lie­ron a las ca­lles pa­ra ver el des­fi­le mi­li­tar, gri­tar “vi­vas al rey” y ren­dir ho­me­na­je a la Guar­dia Ci­vil y a la Po­li­cía Na­cio­nal por su in­ter­ven­ción en la cri­sis con la re­gión au­tó­no­ma ca­ta­la­na, don­de más de la mi­tad de la po­bla­ción aspira a la in­de­pen­den­cia.

El na­cio­na­lis­mo ha re­sur­gi­do en Ca­ta­lu­ña, ha re­cu­pe­ra­do sím­bo­los, con­sig­nas y has­ta cán­ti­cos de vie­jo cu­ño, pe­ro tam­bién ha lo­gra­do in­cor­po­rar a su cau­sa a mi­les de jó­ve­nes que cla­man por la “uni­dad de la pa­tria” y se sien­ten or­gu­llo­sos del rey y de sus fuer­zas y cuer­pos de se­gu­ri­dad.

Las ban­de­ras es­pa­ño­las, que has­ta ha­ce unas se­ma­nas eran po­co ha­bi­tua­les en las ca­lles o edi­fi­cios, aho­ra pro­li­fe­ran por to­das par­tes, en res­pues­ta al mo­vi­mien­to in­de­pen­den­tis­ta ca­ta­lán, que se ha ba­sa­do, en par­te, en enar­bo­lar sus ban­de­ras, so­bre to­do la “es­te­la­da”, que es el sím­bo­lo in­de­pen­den­tis­ta.

Por es­tos días en Ca­ta­lu­ña, en que se te­mía que el go­bierno del na­cio­na­lis­ta Car­les Puig­de­mont de­cla­ra­ra la in­de­pen­den­cia uni­la­te­ral, se pre­veía que las mar­chas por el Día de la “His­pa­ni­dad” o de la “ra­za” –co­mo to­da­vía lo lla­man al­gu­nos– se­rían ma­si­vas. Pe­ro in­clu­so las pre­vi­sio­nes más op­ti­mis­tas se su­pe­raron, tan­to en Ma­drid –don­de co­lap­sa­ron las ca­lles con de­ce­nas de mi­les de per­so­nas que ex­pre­sa­ron su or­gu­llo y agra­de­ci­mien­to a la po­li­cía y a la Guar­dia Ci­vil–, co­mo en Barcelona, don­de la Pla­za de Ca­ta­lu­ña se lle­nó a re­bo­sar y se es­cu­cha­ron in­sis­ten­tes gri­tos en fa­vor de la uni­dad de Es­pa­ña y contra los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas, so­bre to­do contra Puig­de­mont, al que al­gu­nos pi­die­ron que re­cu­pe­ra­ra “la cor­du­ra” y otros exi­gían que fue­ra en­car­ce­la­do de in­me­dia­to. Tam­bién se cla­mó por que el go­bierno es­pa­ñol, en­ca­be­za­do por el de­re­chis­ta Ma­riano Ra­joy, apli­que el ar­tícu­lo 155 de la Cons­ti­tu­ción, que per­mi­te la sus­pen­sión de la au­to­no­mía de la re­gión y la des­ti­tu­ción de sus go­ber­nan­tes.

La con­vo­ca­to­ria a la ma­ni­fes­ta­ción en Barcelona fue de la pla­ta­for­ma So­cie­tat Ci­vil Ca­ta­la­na, que aglu­ti­na a co­lec­ti­vos en fa­vor de que Ca­ta­lu­ña per­ma­nez­ca en el Es­ta­do es­pa­ñol co­mo au­to­no­mía y de las Na­cio­nes Uni­das (ONU) pa­ra que se for­me una co­mi­sión in­de­pen­dien­te que in­ves­ti­gue la re­pre­sión po­li­cial del pa­sa­do pri­me­ro de oc­tu­bre, Hu­man Rights Watch (HRW) emi­tió un in­for­me de­mo­le­dor contra la ac­tua­ción de la po­li­cía es­pa­ño­la, que des­mon­ta la ver­sión ofi­cial del go­bierno es­pa­ñol que ha ca­li­fi­ca­do la ac­tua­ción de “pro­por­cio­nal” y “ajus­ta­da a de­re­cho”.

HRW sos­tie­ne que hu­bo “vio­len­cia in­jus­ti­fi­ca­da” y que dar “cum­pli­mien­to a una or­den ju­di­cial no da de­re­cho a re­cu­rrir a la vio­len­cia contra ma­ni­fes­tan­tes pa­cí­fi­cos”. El re­por­te se­ña­la al­gu­nos epi­so­dios con­cre­tos en los que se da cuen­ta de ma­ca­na­zos y el uso de gas la­cri­mó­geno.

Ma­ni­fes­tan­tes de ul­tra­de­re­cha que se opo­nen a la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña, ayer en los fes­te­jos por el Día de la His­pa­ni­dad, en Barcelona ■ Fo­to Afp

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.