Li­be­ra­rían a lí­der de au­to­de­fen­sas de Mi­choa­cán

Su en­car­ce­la­mien­to, ‘‘ven­gan­za’’ de em­pre­sa mi­ne­ra por lo­grar ma­yor pa­go de re­ga­lías

La Jornada - - ESTADOS - ERNESTO MARTÍNEZ ELO­RRIA­GA MO­RE­LIA, MICH.

Ayer se es­pe­ra­ba que sa­lie­ran li­bres Agustín Vi­lla­nue­va Ra­mí­rez, lí­der de au­to­de­fen­sas y ex pre­si­den­te de bie­nes co­mu­na­les de Aqui­la, así co­mo sus her­ma­nos Vi­cen­te y Efraín, tras re­sol­ver­se en su fa­vor un re­cur­so de ape­la­ción y el de­li­to de secuestro que se les atri­bu­ye fue re­cla­si­fi­ca­do co­mo pri­va­ción ile­gal de la li­ber­tad, que se cas­ti­ga con pe­nas de seis me­ses a dos años de pri­sión. Ellos lle­van ya cua­tro años en el pe­nal de Mil Cumbres, in­for­mó el abo­ga­do Ig­na­cio Men­do­za Ji­mé­nez.

Oc­ta­vio Vi­lla­nue­va, ex lí­der co­mu­nal y pri­mo de los pre­sos, ase­gu­ró que se les en­car­ce­ló por ‘‘ven­gan­za’’ de la em­pre­sa Ter­nium Las En­ci­nas, pues Agustín lo­gró que au­men­ta­ran las re­ga­lías en­tre­ga­das a 440 co­mu­ne­ros por ren­tar las tie­rras don­de se ubi­ca la mi­na de hie­rro.

Los her­ma­nos Vi­lla­nue­va Ra­mí­rez fue­ron de­te­ni­dos en agos­to de 2013, jun­to con unos 50 au­to­de­fen­sas, por po­li­cías es­ta­ta­les y fe­de­ra­les. Sus com­pa­ñe­ros fue­ron li­be­ra­dos, pe­ro los tres her­ma­nos no. Se les acu­só de se­cues­trar a Ce­le­rino On­ti­ve­ros y a Jo­sé An­to­nio Ra­mí­rez, in­te­gran­tes de un gru­po ri­val de co­mu­ne­ros con quie­nes te­nían di­fe­ren­cias por las re­ga­lías re­ci­bi­das de Ter­nium Las En­ci­nas.

Tras un pro­ce­so pe­nal ace­le­ra­do, en ma­yo de 2015 se les con­de­nó a 47 años de pri­sión por secuestro y le­sio­nes. El úni­co cri­men que lo­gró re­fu­tar la de­fen­sa fue el de ro­bo.

Oc­ta­vio Vi­lla­nue­va re­cor­dó que la em­pre­sa co­men­zó a aco­sar a nues­tro lí­der; ‘‘in­clu­so hu­bo ame­na­zas de muer­te pa­ra él y su fa­mi­lia. Co­men­za­ron las de­man­das, pre­ten­die­ron des­co­no­cer­lo co­mo comunero an­te el Tri­bu­nal Agra­rio de Co­li­ma, ju­ris­dic­ción a la que per­te­ne­ce Aqui­la, pe­ro el fa­llo fue en su fa­vor’’.

En di­ciem­bre de 2011, la asam­blea co­mu­nal pa­ra­li­zó las ac­ti­vi­da­des de mi­na du­ran­te tres me­ses. En fe­bre­ro de 2012 hu­bo un in­ten­to de des­alo­jo, y el 18 de mar­zo de ese año se fir­mó un acuer­do en el que Ter­nium se com­pro­me­tió a pa­gar 3.8 dó­la­res por to­ne­la­da de hie­rro ob­te­ni­da (se ex­traían más de 10 mil to­ne­la­das dia­rias).

Du­ran­te más de una dé­ca­da, ca­da uno de los más de 400 co­mu­ne­ros re­ci­bie­ron mil 200 pe­sos anua­les por re­ga­lías, y a par­tir de mar­zo de 2012 ob­tu­vie­ron más de 18 mil pe­sos men­sua­les, lo que les per­mi­tió in­te­grar una em­pre­sa co­mu­nal que com­pró equi­po pe­sa­do pa­ra el traslado de mi­ne­ral de Aqui­la a Co­li­ma, pa­ra su traslado pos­te­rior a Mon­te­rrey, Nue­vo León.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.