Go­ber­na­ción: Ana­ya es­ta­ba en­te­ra­do del “acom­pa­ña­mien­to” que le da­ba el Cisen

Se tra­ta­ba de un acuer­do en­tre el go­bierno de Ve­ra­cruz y el de­le­ga­do del cen­tro

La Jornada - - POLÍTICA - FABIOLA MAR­TÍ­NEZ

El “acom­pa­ña­mien­to” de agen­tes del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción y Seguridad Na­cio­nal (Cisen) a las ac­ti­vi­da­des del pre­can­di­da­to pre­si­den­cial Ri­car­do Ana­ya se de­ri­vó de un acuer­do en­tre el go­bierno de Ve­ra­cruz y el de­le­ga­do del Cisen en esa en­ti­dad, del cual el equi­po del pre­can­di­da­to es­ta­ba en­te­ra­do, di­jo el se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción, Al­fon­so Navarrete Prida.

El “se­gui­mien­to” al pre­can­di­da­to fue “pa­ra in­for­mar de al­gu­na even­tua­li­dad”. Se ba­sa en el ar­tícu­lo 19 de la Ley de Seguridad Na­cio­nal y es par­te del pro­to­co­lo pa­ra ga­ran­ti­zar la in­te­gri­dad de los can­di­da­tos,

“La úni­ca irre­gu­la­ri­dad es que no me in­for­ma­ron del in­ci­den­te”, afir­ma Al­fon­so Navarrete

ase­gu­ró. La úni­ca irre­gu­la­ri­dad que el se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción en­con­tró fue que no le in­for­ma­ron del “in­ci­den­te” en­tre un agen­te del Cisen y Ana­ya, el do­min­go 11 de fe­bre­ro.

Por ese mo­ti­vo se or­de­nó la sus­pen­sión del sub­de­le­ga­do del cen­tro, por “pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des” re­la­cio­na­das con la omi­sión de da­tos ha­cia los je­fes.

“Los tra­ba­ja­do­res adu­cen que se en­ten­día que el equi­po de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.