NI­DO DE VÍ­BO­RAS

Luces del Siglo - - NEWS - POR KU­KUL­KÁN

HI­ZO EFEC­TO. El tan te­mi­do warning emi­ti­do por el De­par­ta­men­to de Es­ta­do de Es­ta­dos Uni­dos que ad­vier­te so­bre los ries­gos de via­jar a los des­ti­nos tu­rís­ti­cos de Quin­ta­na Roo, pa­re­ce es­tar sur­tien­do su ne­ga­ti­vo efec­to.

Y ES que se­gún in­for­ma Car­los Gos­se­lin Mau­rel, pa­trón en la Aso­cia­ción de Ho­te­les de Can­cún y Puer­to Mo­re­los, las vi­si­tas in­ter­na­cio­na­les al des­tino han caí­do en al­re­de­dor de 10 por cien­to; y pa­ra que no se di­ga que es só­lo la ver­sión de una par­te, la agen­cia ma­yo­ris­ta Ap­ple Lei­su­re Group da a co­no­cer que sus pre­vi­sio­nes de re­ser­va de via­je pa­ra agos­to y sep­tiem­bre de 2018 tam­bién pre­sen­tan una sen­si­ble ba­ja. PA­RA RE­MA­TAR, una agen­cia pri­va­da de re­cur­sos hu­ma­nos se­ña­la que la ex­pec­ta­ti­va de con­tra­ta­ción en es­ta par­te fi­nal del año tam­bién re­por­ta un de­cre­men­to en sus pre­vi­sio­nes. En otras pa­la­bras, los fo­cos ro­jos se han en­cen­di­do en va­rios la­dos.

PE­RO AN­TES de en­trar en pá­ni­co (¡cam­pa­ñas pro­mo­cio­na­les de emer­gen­cia!, ¡des­cuen­tos a tut­ti frut­ti!), con­vie­ne ha­cer re­fle­xión y no to­mar de­ci­sio­nes de­ses­pe­ra­das. Por un la­do, re­co­no­cer que la Aler­ta de Via­je fue un even­to “ines­pe­ra­do” has­ta cier­to pun­to, cu­yas con­se­cuen­cias se po­dían pre­ver, que no evi­tar del to­do. De tal for­ma, el ba­jón en la ocu­pa­ción ho­te­le­ra era stri­ke can­ta­do.

RE­FOR­ZAR LAS cam­pa­ñas pu­bli­ci­ta­rias y bus­car mer­ca­dos al­ter­nos es al­go que mu­chas ve­ces se ha su­ge­ri­do y que po­co a po­co se co­mien­za a im­ple­men­tar; sin em­bar­go, hay que re­co­no­cer­lo, la de­pen­den­cia (por cer­ca­nía) del tu­ris­mo es­ta­dou­ni­den­se es inevi­ta­ble.

¿QUÉ HA­CER en­ton­ces? Con­ti­nuar con el tra­ba­jo ya ini­cia­do en ma­te­ria de pro­mo­ción na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal; se­guir bus­can­do la cer­ti­fi­ca­ción de pla­yas; re­sol­ver el pro­ble­ma de la re­cu­pe­ra­ción de are­na­les; ade­cuar las le­yes en ma­te­ria de ur­ba­nis­mo (PDU) pa­ra dar cer­te­za a in­ver­sio­nis­tas; fo­men­tar el tu­ris­mo in­terno; se­guir con la ca­pa­ci­ta­ción cons­tan­te de quie­nes se de­di­can a aten­der a los vi­si­tan­tes; avan­zar en la so­lu­ción a los pro­ble­mas en Hol­box… EL TRA­BA­JO por ha­cer es mu­cho y no se de­be echar re­ver­sa por un in­con­ve­nien­te (aun­que sea uno tan gran­de) co­mo la aler­ta grin­ga.

PE­RO SO­BRE to­do, hay que se­guir ade­lan­te en los tra­ba­jos an­ti­co­rrup­ción y de se­gu­ri­dad pú­bli­ca, ya que la men­ta­da aler­ta no fue por pla­yas su­cias u ho­te­les feos, fue por in­se­gu­ri­dad. El tu­ris­mo se mue­ve, y mu­cho, en ba­se a per­cep­cio­nes, así que es im­por­tan­te me­jo­rar ese as­pec­to y ha­cer sen­tir se­gu­ros a to­dos, tu­ris­tas y ha­bi­tan­tes.

Y NO­MÁS co­mo mues­tra, to­mar en cuen­ta lo que es­tá su­ce­dien­do en Ca­ta­lu­ña, don­de se re­por­ta una ba­ja de 30 por cien­to en las re­ser­vas ho­te­le­ras en oc­tu­bre a cau­sa de los dis­tur­bios de las úl­ti­mas se­ma­nas por cau­sa de las pro­cla­mas se­pa­ra­tis­tas. La gen­te se abs­tie­ne de ir a Barcelona y si­tios ale­da­ños por­que se sien­te in­se­gu­ra.

NO ES que sea un con­sue­lo, pe­ro de­mues­tra has­ta qué pun­to es­ta in­dus­tria se mue­ve en ba­se a per­cep­cio­nes.

...

LI­GA­DO A lo an­te­rior, apun­tar que al­gu­nos ho­te­les han co­men­za­do a ha­cer tra­ba­jos de re­cu­pe­ra­ción de pla­yas por su cuen­ta. Pe­ro an­tes que mo­ver la ca­be­za en des­apro­ba­ción, hay que con­si­de­rar que aquí ocu­rren dos co­sas.

POR UN la­do, la ne­ce­si­dad de con­tar con pla­yas atrac­ti­vas es un im­pe­ra­ti­vo, pues eso es lo que se ven­de al vi­si­tan­te y si no tie­nes pla­yas, ¿pues qué le ofre­ces?

POR OTRO, la tar­dan­za en ha­cer una re­cu­pe­ra­ción in­te­gral de to­das las pla­yas por par­te de la au­to­ri­dad. Que es cier­to, no son en­chi­la­das y ade­más es­ta­mos en tem­po­ra­da ba­ja, pe­ro el te­ma no es nue­vo y se re­pi­te ci­clo tras ci­clo.

...

¿CO­NO­CE US­TED la la­gu­na de los li­xi­via­dos? Es un cuer­po de agua en las afue­ras de Can­cún, por la zo­na del re­lleno sa­ni­ta­rio. Sus afluen­tes no son ni el mar ni las co­rrien­tes sub­te­rrá­neas, sino que so­mos to­dos: allí se acu­mu­lan los lí­qui­dos que es­cu­rren de los desechos que ge­ne­ra­mos en Can­cún.

LA VIS­TA y los olo­res, ya po­drá ima­gi­nar­se, no son agra­da­bles. Pues bien, di­cha la­gu­na se en­cuen­tra cer­ca de su to­pe y ame­na­za con des­bor­dar. No só­lo ella, sino to­do el ba­su­re­ro, que se en­cuen­tra al lí­mi­te de su ca­pa­ci­dad. LA EMER­GEN­CIA es só­lo un ca­pí­tu­lo más en la lar­ga sa­ga de la dis­po­si­ción de ba­su­ra en Be­ni­to Juá­rez, don­de se en­sa­yan soluciones par­cia­les que al ra­to son in­su­fi­cien­tes y co­men­za­mos de nue­vo. Así, pron­to se ha­bi­li­ta­rá una nue­va cel­da pa­ra acu­mu­lar desechos, lo que pon­drá re­me­dio (tem­po­ral) al en­tuer­to.

TO­TAL, CUAN­DO sea in­su­fi­cien­te otra vez ya se­rá pro­ble­ma de la ad­mi­nis­tra­ción en turno.

...

SI CA­DA ma­ña­na tie­ne que circular por los al­re­de­do­res del Ce­vi­che en di­rec­ción a la zo­na ho­te­le­ra, ya sea en au­to­mó­vil o au­to­bús, pron­to ve­rá al­gu­nos cam­bios.

SU­CE­DE QUE con el fin de me­jo­rar el trá­fi­co en esa zo­na, la Di­rec­ción de Trans­por­te y Via­li­dad de­ter­mi­nó mo­ver el pa­ra­de­ro de “La Pa­ta­go­nia”, si­tio in­for­mal don­de se ge­ne­ran cue­llos de bo­te­lla en ho­ra pi­co.

EL NUE­VO si­tio don­de los au­to­bu­ses ha­rán su pa­ra­da, se­rá del otro la­do de la ave­ni­da Tu­lum, en la Xca­ret, a un cos­ta­do del Se­gu­ro So­cial. La idea es des­con­ges­tio­nar el río de au­to­mo­to­res que ca­da día y no­che ha­cen un di­le­ma circular por ahí.

SU­PUES­TA­MEN­TE LA so­lu­ción ha si­do bien pen­sa­da y es­tu­dia­da, por lo que a par­tir del 28 de oc­tu­bre, cuan­do en­tra­rá en prác­ti­ca, ve­re­mos sus efec­tos. Es­pe­re­mos que así sea, por­que el pro­ble­ma del trán­si­to en di­rec­ción a la zo­na tu­rís­ti­ca es añe­jo y siem­pre ha eva­di­do cual­quier so­lu­ción pro­pues­ta.

¿SE­RÁ ES­TA la bue­na? Ya lo ve­re­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.