Anun­cian par­ti­da

Acuer­dan en reunión de­jar la CDMX hoy; van rum­bo a Ti­jua­na, evi­tan Ta­mau­li­pas

Luces del Siglo - - REFORMA - CÉ­SAR MAR­TÍ­NEZ E ISA­BE­LLA GON­ZÁ­LEZ

Lue­go de seis días de re­po­so en la CDMX, los lí­de­res de la ca­ra­va­na mi­gran­te acor­da­ron re­ini­ciar hoy su ca­mino ha­cia EU. Los cen­troa­me­ri­ca­nos di­je­ron que sal­drían en las pri­me­ras ho­ras del día rum­bo a Que­ré­ta­ro.

En el sex­to día des­de que los mi­gran­tes co­men­za­ron a lle­gar a la Ciu­dad de Mé­xi­co, los cen­troa­me­ri­ca­nos mar­cha­ron en bus­ca de ob­te­ner trans­por­te que los lle­ve has­ta la fron­te­ra con Es­ta­dos Uni­dos.

Al gri­to de “¡Que­re­mos bu­ses! ¡Que­re­mos bu­ses!”, un gru­po de apro­xi­ma­da­men­te 250 per­so­nas de­jó el al­ber­gue del es­ta­dio Je­sús Mar­tí­nez “Pa­li­llo”, en la Ciu­dad De­por­ti­va de la Mag­da­le­na Mix­hu­ca con rum­bo a Po­lan­co.

Avan­za­ron unos me­tros y to­ma­ron la la­te­ral de Río Chu­ru­bus­co, has­ta Fray Ser­van­do, por don­de avan­za­ron sin fre­nar la cir­cu­la­ción en ca­rri­les cen­tra­les.

Al pa­sar fren­te al mer­ca­do de So­no­ra, “dia­ble­ros”, co­mer­cian­tes o in­clu­so pa­sa­je­ros del trans­por­te pú­bli­co les re­ga­la­ron fru­ta, agua o al­gu­na mo­ne­da.

“¡Vi­va Mé­xi­co!”, co­rea­ban ca­da vez que al­guien les re­ga­la­ba al­go.

“Com­pren, no pi­dan re­ga­la­do”, re­vi­ró un cen­troa­me­ri­cano mien­tras com­pra­ba un re­fres­co en un pues­to am­bu­lan­te.

El con­tin­gen­te avan­zó por Jo­sé Ma­ría Iza­za­ga. Al cru­zar Eje Cen­tral, en­tre ellos se pre­gun­ta­ban si eso era el cen­tro de la ciu­dad.

“¿Qué es eso?”, le pre­gun­ta­ron a una po­li­cía con­ver­ti­da en guía de tu­ris­tas.

“Es Te­le­vi­sa”, res­pon­dió, an­te el asom­bro de quie­nes le pre­gun­ta­ron.

Pa­ra dar­se áni­mo en­tre ellos, al­gu­nos mi­gran­tes pre­su­mie­ron que es­ta mar­cha no era un re­to, pues ellos ha­bían lle­ga­do ca­mi­nan­do des­de Hon­du­ras.

“Aquí es­ta­mos, y no nos va­mos, y si nos echan, nos re­gre­sa­mos”, co­rea­ban.

“Los mi­gran­tes no so­mos cri­mi­na­les, so­mos tra­ba­ja­do­res, in­ter­na­cio­na­les”.

Mil­ton Be­ní­tez, un ac­ti­vis­ta con­ver­ti­do en lí­der del gru­po, les pro­me­tió que ca­da pa­so que da­ban no se­ría en vano y que si no es en au­to­bu­ses na­die del al­ber­gue de­ja­rá la ca­pi­tal del país.

Agre­gó que en la ru­ta ha­cia el nor­te es­ta­ba des­car­ta­do cru­zar por Ta­mau­li­pas, de­bi­do a la de­lin­cuen­cia.

Aun­que el plan ori­gi­nal era lle­gar a la ofi­ci­na del Al­to Co­mi­sio­na­do de Na­cio­nes Uni­das pa­ra los Re­fu­gia­dos (AC­NUR), a la mi­tad del ca­mino de­ci­die­ron en­fi­lar­se a la del Al­to Co­mi­sio­na­do pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos (ONU-DH).

Tres ho­ras des­pués de

ha­ber ini­cia­do su mar­cha lle­ga­ron a Po­lan­co, don­de los hom­bres de tra­je y cor­ba­ta, y las mu­je­res de ves­ti­dos y ta­co­nes al­tos, los mi­ra­ban des­de las te­rra­zas de los res­tau­ran­tes, los re­co­no­cían, los gra­ba­ban con su ce­lu­lar e in­clu­so al­gu­nos les brin­da­ban mues­tras de apo­yo.

En las ofi­ci­nas de la ONU-DH, Jor­ge Na­va, ofi­cial del or­ga­nis­mo, los re­ci­bió en la ban­que­ta, lue­go una co­mi­ti­va de mi­gran­tes y de las Na­cio­nes Uni­das se fue­ron a una se­de al­ter­na, don­de sos­tu­vie­ron una reunión que du­ró cer­ca de dos ho­ras, que ter­mi­nó sin acuer­dos con­cre­tos.

Se­gún Be­ní­tez, la reunión fue ten­sa. Los fun­cio­na­rios de la ONU-DH sa­lie­ron sin dar co­men­ta­rios.

“Al­go bien con­tun­den­te en que fue­ron ellos (los mi­gran­tes), si no re­suel­ven el pro­ble­ma de los ca­mio­nes no los quie­ren ver en el al­ber­gue, esa po­si­ción fue muy con­tun­den­te y me pa­re­ció que fue al uní­sono”, co­men­tó.

Ano­che, en una asam­blea en el al­ber­gue de la Ciu­dad De­por­ti­va, los mi­gran-

tes acor­da­ron avan­zar hoy, a las 5:00 ho­ras, ha­cia Es­ta­dos Uni­dos.

Los vo­ce­ros de la ca­ra­va­na acu­sa­ron a las or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les de que­rer frag­men­tar la ca­ra­va­na.

“No po­de­mos se­guir sa­lien­do por po­cos, quie­ren frag­men­tar el éxo­do”, ex­pre­só Mil­ton Be­ní­tez.

Wal­ter Cue­llo, otro vo­ce­ro hon­du­re­ño, to­mó la vo­ta­ción de los mi­gran­tes que

eli­gie­ron sa­lir hoy in­de­pen­dien­te­men­te de si se les pro­por­cio­nan ca­mio­nes o no.

“Si no nos dan los bu­ses, la ONU va a ser la cul­pa­ble de mu­chas co­sas, pe­ro no­so­tros sa­li­mos ma­ña­na (hoy)”, se­ña­ló.

Los mi­gran­tes acor­da­ron di­ri­gir­se a Ti­jua­na, y no a Nue­vo Laredo, pa­ra lle­gar a Es­ta­dos Uni­dos, y ava­la­ron co­mo si­guien­te pun­to pa­rar en Que­ré­ta­ro.

] En el de­por­ti­vo de la Mag­da­le­na Mix­hu­ca mi­gran­tes cen­troa­me­ri­ca­nos re­ci­ben ro­pa y za­pa­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.