DES­PE­DIR LA HOMOFOBIA LA­BO­RAL

FA­CI­LI­TAR CON­TRA­TA­CIO­NES DE LA CO­MU­NI­DAD LGBT+ ES LA MI­SIÓN DE CÉ­SAR CA­SAS FE­RRER, LÍ­DER DE LA FE­DE­RA­CIÓN ME­XI­CA­NA DE EM­PRE­SA­RIOS LGBT.

Más por más - - PRIMERA PÁGINA - POR SA­MANT­HA NOLASCO (@aguun­da) I FO­TO: LULÚ URDAPILLETA (@lu­lur­da­pi­lle­ta)

Cé­sar Ca­sas Fe­rrer nun­ca pu­do ser in­di­fe­ren­te al su­fri­mien­to y las pe­nu­rias que sus ami­gas trans de­bían pa­sar pa­ra con­se­guir un tra­ba­jo. El em­pre­sa­rio me­xi­cano es gay, ha te­ni­do ac­ce­so a una edu­ca­ción en el ex­tran­je­ro y muy va­ria­dos ofi­cios re­la­cio­na­dos con la co­mu­ni­ca­ción. Sin em­bar­go, sa­be que ha si­do pri­vi­le­gia­do y que mu­chos in­te­gran­tes de la co­mu­ni­dad LGBT+ su­fren dis­cri­mi­na­ción.

Es­ta si­tua­ción de de­sigual­dad te­jió un co­ra­je in­ten­so en su in­te­rior, que lo mo­ti­vó a em­pren­der un pro­yec­to que pu­die­ra ge­ne­rar opor­tu­ni­da­des de ac­ce­so al em­po­de­ra­mien­to eco­nó­mi­co de per­so­nas de su co­mu­ni­dad. Se dio cuen­ta de que mu­chos de sus ami­gos y co­no­ci­dos de­bían ne­gar lo que son pa­ra ser acep­ta­dos y te­ner las mis­mas opor­tu­ni­da­des que las per­so­nas he­te­ro­se­xua­les.

De acuer­do con la encuesta Di­ver­si­dad y Ta­len­to, que ela­bo­ró la Alian­za por la Di­ver­si­dad e In­clu­sión La­bo­ral (ADIL) en ma­yo de es­te año, 54% de los me­xi­ca­nos LGBT+ ocul­ta su orien­ta­ción se­xual o iden­ti­dad de gé­ne­ro por te­mor a la dis­cri­mi­na­ción en sus es­pa­cios la­bo­ra­les. “Al­gu­nas per­so­nas na­ce­mos con al­gún pri­vi­le­gio, otras no”, sos­tie­ne Cé­sar Ca­sas. “Eso dic­ta có­mo les va a ir en la vi­da, se­gún las puer­tas que ten­gan abier­tas”.

Así que abrir puer­tas, de­rri­bar ba­rre­ras y fa­ci­li­tar las con­tra­ta­cio­nes en em­pre­sas a per­so­nas di­ver­sas es el tra­ba­jo dia­rio de es­te em­pren­de­dor me­xi­cano, que na­ció ha­ce 37 años en Ori­za­ba, Ve­ra­cruz, es­tu­dió en Es­pa­ña y hoy vi­ve en la CDMX con la me­nor in­ten­ción de mo­ver­se de aquí. Es­ta es la ciu­dad, di­ce, des­de la que pue­den cam­biar­se los de­re­chos no so­lo del país, tam­bién de Amé­ri­ca La­ti­na, ya que mu­chas de las ofi­ci­nas de em­pre­sas in­ter­na­cio­na­les es­tán en Mé­xi­co.

¿QUÉ ES LA FMELGBT+?

Pa­ra lo­grar su ha­za­ña, Cé­sar —quien asiste to­dos los años a las mar­chas de or­gu­llo gay, pe­ro re­co­no­ce que el amon­to­na­de­ro de gen­te no le gus­ta— fun­dó en 2014 la pri­me­ra fe­de­ra­ción de em­pre­sa­rios in­clu­yen­tes en Mé­xi­co y di­se­ñó un mo­de­lo de tra­ba­jo que con­tem­pla dos pre­mi­sas: sen­si­bi­li­zar a las em­pre­sas y ca­pa­ci­tar al ta­len­to di­ver­so.

Su or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro es­tá vin­cu­la­da con 1,100 em­pre­sas me­xi­ca­nas y 80 com­pa­ñías con pre­sen­cia en to­do el mun­do. Fir­mas co­mo Goo­gle, Sco­tia­bank, IBM, Ca­bify, Ae­ro­mé­xi­co y has­ta Do­ri­tos han adop­ta­do el plan de ce­ro dis­cri­mi­na­ción en to­dos los niveles den­tro de sus or­ga­ni­gra­mas.

Pa­ra eli­mi­nar la dis­cri­mi­na­ción, Ca­sas Fe­rrer ase­gu­ra que se de­be em­pe­zar des­de los pro­ce­sos de con­tra­ta­ción, que, di­ce, es­tán pla­ga­dos de lo que él lla­ma “las ba­rre­ras in­cons­cien­tes”, es de­cir, pre­jui­cios que el re­clu­ta­dor tie­ne a par­tir de la apa­rien­cia, pro­ce­den­cia, orien­ta­ción y gé­ne­ro del so­li­ci­tan­te.

La ma­ne­ra en que Cé­sar tra­ba­ja con el ta­len­to di­ver­so tie­ne en­tre sus va­rian­tes una que des­ta­ca por su uti­li­dad: la bol­sa de tra­ba­jo en lí­nea de la Fe­de­ra­ción Me­xi­ca­na de Em­pre­sa­rios LGBT (FMELGBT+).

En es­ta bol­sa, cual­quier per­so­na pue­de re­gis­trar­se y au­to­má­ti­ca­men­te en­trar a un pro­ce­so de se­lec­ción sin dis­cri­mi­na­ción por­que las em­pre­sas ya tra­ba­ja­ron pre­via­men­te en me­jo­rar su cli­ma or­ga­ni­za­cio­nal con he­rra­mien­tas de equi­dad de gé­ne­ro, di­ver­si­dad se­xual y ori­gen ét­ni­co.

“Lo ideal es que con­tra­ten a per­so­nas trans, em­ba­ra­za­das, in­mi­gran­tes sin pa­pe­les, re­fu­gia­dos de la vio­len­cia en sus paí­ses y a cual­quie­ra sin im­por­tar su apa­rien­cia fí­si­ca o si­tua­ción ju­rí­di­ca”, ex­pli­có Ca­sas Fe­rrer.

CAU­SA DE PÉR­DI­DAS MI­LLO­NA­RIAS

En Mé­xi­co, uno de ca­da diez ca­sos de dis­cri­mi­na­ción la­bo­ral, re­ci­bi­dos en­tre 2011 y 2017, tu­vo co­mo ori­gen la orien­ta­ción se­xual o la iden­ti­dad de gé­ne­ro, se­gún da­tos del Con­se­jo Na­cio­nal pa­ra Pre­ve­nir la Dis­cri­mi­na­ción (Co­na­pred).

De acuer­do con la fe­de­ra­ción que li­de­ra Cé­sar Ca­sas, la dis­cri­mi­na­ción ha­cia la co­mu­ni­dad di­ver­sa se­xual­men­te le cues­ta a Mé­xi­co 80 mil mi­llo­nes de dó­la­res al año, lo que equi­va­le a la su­ma del pro­duc­to in­terno bru­to de cin­co es­ta­dos del país.

A es­to se su­ma la de­ser­ción en la edu­ca­ción de jó­ve­nes con orien­ta­cio­nes se­xua­les di­ver­sas, quie­nes, de­bi­do a la dis­cri­mi­na­ción en los es­pa­cios edu­ca­ti­vos, tie­nen la pro­pen­sión más al­ta de aban­dono de es­tu­dios y una me­nor pro­ba­bi­li­dad de lle­gar a la uni­ver­si­dad y ob­te­ner un tí­tu­lo aca­dé­mi­co, si­tua­ción que tam­bién ge­ne­ra pér­di­das eco­nó­mi­cas.

CAM­BIAR MEN­TA­LI­DA­DES

El re­to de in­cluir a las co­mu­ni­da­des di­ver­sas y vul­ne­ra­bles al mer­ca­do la­bo­ral es gran­de, re­co­no­ce el fun­da­dor de la FMELGBT+, pe­ro no se sien­te so­lo con­tra el mun­do, por­que su fe­de­ra­ción per­te­ne­ce a una red de cá­ma­ras de co­mer­cio que es­tán ho­mo­lo­ga­das en 24 paí­ses.

En el mar­co de la Con­fe­ren­cia Anual NGLCC (Na­tio­nal Gay And Les­bian Cham­ber of Com­mer­ce) In­ter­na­tio­nal Bu­si­ness & Lea­ders­hip 2018 en Fi­la­del­fia, Es­ta­dos Uni­dos, Cé­sar re­ci­bió el pre­mio a la me­jor cá­ma­ra de em­pre­sa­rios de la di­ver­si­dad se­xual por en­ci­ma de Ca­na­dá, Uru­guay e In­dia.

“Hay mu­cho tra­ba­jo por ha­cer com­ba­tien­do el ma­chis­mo, el ra­cis­mo, el cla­sis­mo y la dis­cri­mi­na­ción, y no so­lo en Mé­xi­co; en to­do el mun­do se es­tá lu­chan­do pa­ra cam­biar men­ta­li­da­des de per­so­nas que apren­die­ron a dis­cri­mi­nar por edu­ca­ción o por odio”, ex­pli­có el ac­ti­vis­ta, cu­yo tra­ba­jo, ase­gu­ra, ape­nas co­mien­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.