CON ADN JUA­REN­SE

Manufactura (Paso del Norte) - - ÍNDICE - Mar­tín Co­ro­na­do / El Dia­rio

In­ge­nie­ros lo­ca­les de Delphi in­ven­tan au­to­par­tes des­de ce­ro, a ve­ces a pe­ti­ción de las ar­ma­do­ras, y otras por ini­cia­ti­va pro­pia

Gra­cias a Delphi, uno de los ma­yo­res desa­rro­lla­do­res de au­to­par­tes, in­ge­nie­ros jua­ren­ses se han me­ti­do en lo más pro­fun­do del di­se­ño de los au­tos que se ven­de­rán en to­do el mun­do.

Des­de el Cen­tro Téc­ni­co, ubi­ca­do en la ca­lle Her­ma­nos Es­co­bar, a unos me­tros de la Plu­tar­co Elías Ca­lles, unos 2 mil in­ge­nie­ros di­se­ñan las par­tes de los vehícu­los que se sal­drán al mer­ca­do en los pró­xi­mos años.

Ade­más, al­re­de­dor de 12 mil per­so­nas más tra­ba­jan en las 14 plan­tas de ma­nu­fac­tu­ra que tie­nen en es­ta ciu­dad, don­de se ha­cen ex­clu­si­vos com­po­nen­tes que se han di­se­ña­do aquí y al­re­de­dor del mun­do.

En el Cen­tro Téc­ni­co de Delphi, in­ge­nie­ros lo­ca­les in­ven­tan au­to­par­tes des­de ce­ro, a ve­ces a pe­ti­ción de las ar­ma­do­ras, y otras por ini­cia­ti­va pro­pia

El tra­ba­jo de los di­se­ña­do­res jua­ren­ses tam­bién se en­cuen­tra in­ter­re­la­cio­na­do con las plan­tas de to­do el mun­do, pues de aquí se le abas­te­ce de tec­no­lo­gía y au­to­par­tes a las ar­ma­do­ras de to­do el mun­do, ex­pli­có el di­rec­tor de Re­la­cio­nes Gu­ber­na­men­ta­les de Delphi pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca, Fran­cis­co Sán­chez Aven­da­ño.

CÓ­MO SE INVENTA

El eje­cu­ti­vo ex­pli­có có­mo ini­cia el pro­ce­so de di­se­ño, y có­mo es el desa­rro­llo de pro­duc­tos, has­ta lle­gar a las lí­neas de pro­duc­ción.

Las au­to­par­tes, ex­pli­có, pue­den na­cer de va­rias for­mas. Una de ellas es que su clien­te, la ar­ma­do­ra au­to­mo­triz, so­li­ci­te de­ter­mi­na­da pie­za, que cum­pla con cier­tas ca­rac­te­rís­ti­cas.

“In­ven­ta­mos y fa­bri­ca­mos mu­chos com­po­nen­tes y los em­bar­ca­mos a los clien­tes co­mo una par­te o co­mo to­do un sis­te­ma, ese es nues­tro ne­go­cio, la ven­ta de com­po­nen­tes y sis­te­mas au­to­mo­tri­ces”, in­di­có.

“Lo que ha­ce­mos aquí en Juá­rez va des­de la con­cep­tua­li­za­ción de un pro­duc­to has­ta la ma­nu­fac­tu­ra pa­san­do por to­das las eta­pas de di­se­ño, eso lo ha­ce­mos des­de es­ta ciu­dad y des­de otras par­tes del mun­do”, agre­gó.

“A fi­na­les de los 90 las ar­ma­do­ras hi­cie­ron una re­es­truc­tu­ra, GM en los 80 era la com­pa­ñía más gran­de del mun­do, era una em­pre­sa de in­te­gra­ción ver­ti­cal, fa­bri­ca­ba des­de el ca­ble, has­ta el vehícu­lo com­ple­to. En­ton­ces de­ter­mi­na­ron eli­mi­nar la ver­ti­ca­li­dad pa­ra con­ver­tir­se en em­pre­sas más pe­que­ñas”, di­jo.

Agre­gó que la es­tra­te­gia de GM y otros fa­bri­can­tes fue que só­lo se de­di­ca­rían a ha­cer vehícu­los, mo­to­res y trans­mi­sio­nes.

“Aho­ra ellos no ha­cen ar­ne­ses, los com­pran y los ins­ta­lan, pe­ro la par­te de en­sam­ble es su pro­ce­so prin­ci­pal del ne­go­cio, no­so­tros no par­ti­ci­pa­mos en ese ne­go­cio, sino en la apor­ta­ción de com­po­nen­tes”, in­di­có.

En esa re­es­truc­tu­ra pre­ci­sa­men­te sur­gió Delphi que po­co a po­co se ha con­ver­ti­do en un pro­vee­dor de tec­no­lo­gía pa­ra las au­to­mo­tri­ces.

ASÍ SE HA­CEN

El di­se­ño de los au­tos se ha­ce bás­cia­men­te en dos ni­ve­les. El pri­me­ro es la pla­ta­for­ma, que es un en­sam­ble de com­po­nen­tes bá­si­cos co­mo cha­sís, sus­pen­sión, fre­nos, sis­te­ma de ad­mi­nis­tra­ción del mo­tor y la trans­mi­sión.

Esa pla­ta­for­ma, ex­pli­có el es­pe­cia­lis­ta, se uti­li­za pa­ra va­rios ti­pos de au­tos de la mis­ma mar­ca, pe­ro dis­tin­ta lí­nea, y tie­ne una du­ra­ción de has­ta 5 años.

Ese di­se­ño co­rre a car­go de la ar­ma­do­ra, aun­que pue­de pe­dir los com­po­nen­tes co­mo el cha­sís o el sis­te­ma de fre­nos a un pro­vee­dor de al­to ni­vel, de los lla­ma­dos Tier 1.

Es­tos pro­vee­do­res son los que di­se­ñan el res­to de los com­po­nen­tes, que van des­de sis­te­mas eléc­tri­cos, de au­dio, re­fri­ge­ra­ción y to­dos los que pue­da in­cluir el vehícu­lo.

En ese ni­vel se en­cuen­tra Delphi, quien se en­car­ga de desa­rro­llar to­do es­te ti­po de pro­duc­tos y sis­te­mas que se agre­gan a las pla­ta­for­mas pa­ra ha­cer los vehícu­los.

El desa­rro­llo de ca­da uno de esos sis­te­mas, ex­pli­ca el eje­cu­ti­vo, pue­de ser en dos vías.

Las au­to­mo­tri­ces pue­den plan­tear a las Tier1 sus ne­ce­si­da­des pa­ra la ma­nu­fac­tu­ra de un in­yec­tor, un ra­dio o cual­quier otra par­te o sis­te­ma, y és­tas com­pa­ñías com­pi­ten en­tre sí pa­ra ga­nar el ne­go­cio, que pue­de ser só­lo el di­se­ño o tam­bién la ma­nu­fac­tu­ra.

“las ar­ma­do­ras re­tan a que se ge­ne­re nue­va tec­no­lo­gía, con nue­vas ca­rac­te­rís­ti­cas y es­pe­ci­fi­ca­cio­nes ne­ce­sa­rias, ahí es don­de en­tran los jua­ren­ses a bus­car y so­lu­cio­nar pro­ble­mas, pa­ra lo que a ve­ces hay que re­cu­rrir has­ta a la cien­cia bá­si­ca y desa­rro­llo de ma­te­ria­les”, agre­ga.

La otra op­ción es que los Tier1, co­mo Delphi, in­ven­tan sis­te­mas y par­tes que sa­ben que se­rán in­clui­dos en los au­tos del fu­tu­ro, por las me­ga­ten­den­cias que exis­ten en el mun­do au­to­mo­triz.

Un ejem­plo es una pro­pues­ta de Delphi que pre­sen­tó en la Ex­po de Elec­tró­ni­ca de Con­su­mo de Las Ve­gas (CES por sus si­glas en in­glés), que con­sis­te en au­men­tar el vol­ta­je de los vehícu­los eléc­tri­cos a 48 volts en lu­gar de los tra­di­cio­na­les 12, lo que per­mi­te su­bir la po­ten­cia eléc­tri­ca y así mo­ver to­do el pe­so del vehícu­lo con elec­tri­ci­dad.

“Es lle­var al mer­ca­do co­sas di­fe­ren­tes, tec­no­ló­gi­ca­men­te via­bles, y que ha­gan sen­ti­do pa­ra el mer­ca­do del fu­tu­ro cer­cano”, agre­ga.

Eso mis­mo su­ce­dió con el GDI, un sis­te­ma nue­vo de in­yec­ción de com­bus­ti­ble di­se­ña­do por Delphi que ge­ne­ra aho­rros pa­ra los con­su­mi­do­res. Fue una pro­pues­ta de Delphi de ha­ce po­co más de 5 años que aho­ra va en mu­chos de los au­tos que se ven­den en el mer­ca­do.

Es un pro­duc­to que se ha­ce aquí mis­mo en Juá­rez, en una plan­ta que se en­cuen­tra cer­ca del Tec de Mon­te­rrey.

Cuan­do el in­ven­to es por es­peci­ficación de una ar­ma­do­ra re­pre­sen­ta re­tos crea­ti­vos que los po­nen a ha­cer cien­cia bá­si­ca.

Por ejem­plo, en Bra­sil, se re­que­ría un dis­po­si­ti­vo que per­mi­tie­ra arran­car el mo­tor con Et­ha­nol, que no se ato­mi­za cuan­do ha­ce frío, y por tan­to no en­cien­de el mo­tor. “Im­ple­men­tar eso nos de­man­dó desa­rro­llar nue­vos ma­te­ria­les y nue­vos pro­ce­sos de ma­nu­fac­tu­ra. Di­se­ña­mos un in­yec­tor que ca­lien­ta el eta­nol que se es­tá usan­do ac­tual­men­te, pe­ro eso nos lle­vó a ha­cer cien­cia bá­si­ca y a desa­rro­llar ma­te­ria­les pa­ra po­der lo­grar que el eta­nol en­cen­die­ra en el mo­tor du­ran­te el in­vierno”, in­di­có.

“En otros ca­sos ya te­ne­mos gran par­te del di­se­ño y se ha­cen las adap­ta­cio­nes”, agre­gó.

Ca­da uno de los pro­ce­sos que­dan do­cu­men­ta­dos de ma­ne­ra que in­ves­ti­ga­do­res de Delphi de to­do el mun­do ten­gan ac­ce­so a lo que ya exis­te pa­ra no du­pli­car el es­fuer­zo.

DEL IN­VEN­TO A LA MA­NU­FAC­TU­RA

Cuan­do se logra la tec­no­lo­gía ne­ce­sa­ria, un pro­to­ti­po, se le ha­cen prue­bas de ma­te­ria­les y desem­pe­ño pa­ra ver si so­por­ta per­for­man­ce y du­ra­bi­li­dad.

“En­ton­ces se le mues­tra el pro­to­ti­po al clien­te, pa­ra que lo re­vi­se y lo prue­be. Ahí es cuan­do se cie­rran los ne­go­cios.

“Aquí es­tá mi so­lu­ción, en­ton­ces em­pe­za­mos a com­pe­tir con los otros

desa­rro­lla­do­res, tie­nen que cum­plir su fun­ción y ade­más en­trar en un ran­go de cos­to… Al­gu­nas ve­ces to­do el desa­rro­llo se que­da en un in­ven­to que no se usa­rá por­que el con­tra­to lo ga­na el que ofre­ce el me­jor pre­cio”, agre­gó.

Una vez que ga­nan el con­tra­to, se pa­sa a las lí­neas de pro­duc­ción, que ya es­tán di­se­ña­das des­de que se desa­rro­lla el pro­duc­to.

Los pro­duc­tos se in­ven­tan de la mano in­ge­nie­ros es­pe­cia­li­za­dos en ma­nu­fac­tu­ra, que tie­nen que ir ve­ri­fi­can­do que ca­da par­te del di­se­ño sea ma­nu­fac­tu­ra­ble a es­ca­la.

El ni­vel de ex­pe­rien­cia de los jua­ren­ses pue­de lo­grar que dos pro­duc­tos, con fun­cio­nes muy di­fe­ren­tes y pa­ra mar­cas dis­tin­tas, se pue­dan ha­cer en una mis­ma lí­nea de ma­nu­fac­tu­ra, pa­ra aho­rrar en lí­neas de pro­duc­ción

“Al­gu­nas ve­ces to­do es­te pro­ce­so se lle­va 6 años. En otras el ran­go es más cor­to, de­pen­dien­do del re­to tec­no­ló­gi­co y del avan­ce que ya exis­ta”, ex­pli­có.

En­tre los úl­ti­mos desa­rro­llos pre­sen­ta­dos por Delphi es­tá una tec­no­lo­gía 3D pa­ra los ta­ble­ros de los au­tos, que se mos­tró en el CES de Las Ve­gas.

In­ge­nie­ros es­pe­cia­li­za­dos en di­se­ño tra­ba­jan en par­tes que uti­li­za­rán los au­tos de los pró­xi­mos años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.