MUE­VEN MA­PA IN­DUS­TRIAL

Ur­gen es­tra­te­gia pa­ra atraer los pro­ce­sos más avan­za­dos

Manufactura (Paso del Norte) - - ÍNDICE - Martín Co­ro­na­do / El Dia­rio

La in­ver­sión in­dus­trial ex­tran­je­ra, que an­tes se con­cen­tra­ba en el norte del país, aho­ra es­tá en­con­tran­do nue­vos y atrac­ti­vos des­ti­nos en el cen­tro, a don­de es­tá mi­gran­do con pro­ce­sos más avan­za­dos gra­cias a es­tra­te­gias de los es­ta­dos y a la sa­tu­ra­ción de los si­tios tra­di­cio­na­les.

Un aná­li­sis de Agen­cia Estadística de Mer­ca­dos (AEM) —que ha rea­li­za­do es­tu­dios pa­ra va­rias em­pre­sas en pro­ce­so de lle­gar a va­rias zo­nas del cen­tro del país y pa­ra go­bier­nos de los es­ta­dos— con­clu­ye que aun­que la zo­na fron­te­ri­za norte si­gue re­ci­bien­do em­pleos, la ma­yor par­te son de po­co va­lor agre­ga­do.

El aná­li­sis tam­bién apun­ta que los es­ta­dos del cen­tro a don­de es­tán lle­gan­do las em­pre­sas con pro­ce­sos de ma­yor va­lor agre­ga­do y me­jo­res sa­la­rios, ca­re­cen de ins­ti­tu­cio­nes que les ge­ne­ren el ta­len­to que ne­ce­si­tan, por lo que com­pa­ñías y go­bier­nos es­tán crean­do for­mas pa­ra ca­pa­ci­tar rá­pi­da­men­te al per­so­nal, pues por lo me­nos re­quie­re ha­bi­li­da­des téc­ni­cas, y no só­lo de en­sam­bla­je.

Mien­tras en los es­ta­dos del norte el ti­po de em­pleo que ma­yo­ri­ta­ria­men­te se ge­ne­ra es de ba­jo va­lor agre­ga­do, en los es­ta­dos del cen­tro del país se ob­ser­va em­pleo con ma­yor va­lor agre­ga­do” ÉRI­KA DONJUÁN CALLEJO Di­rec­to­ra de AEM

En con­tras­te, aun­que los em­pleos que lle­gan a la fran­ja norte del país re­quie­ren un ni­vel ba­jo de ca­pa­ci­ta­ción, la zo­na tie­ne una gran can­ti­dad de ofer­ta edu­ca­ti­va adap­ta­ble a las ne­ce­si­da­des de las em­pre­sas de al­to va­lor agre­ga­do.

La au­to­ra del aná­li­sis y di­rec­to­ra de AEM, Éri­ka Donjuán Callejo, se­ña­la que ur­ge que el es­ta­do y la ciu­dad de­fi­nan y co­mu­ni­quen un plan en el que se in­clu­ya en prin­ci­pio una vi­sión de la in­dus­tria y la eco­no­mía que se quie­re lo­grar.

En es­ta vi­sión, se­ña­la, se de­ben to­mar en cuen­ta los re­cur­sos hu­ma­nos y las uni­ver­si­da­des con las que se cuen­ta, así co­mo el ti­po de in­dus­tria que se quie­re atraer y que pue­da ayu­dar a traer desa­rro­llo.

La edu­ca­ción y las po­lí­ti­cas pú­bli­cas y pri­va­das, in­di­có, se de­ben em­pa­tar a ese fu­tu­ro que se quie­re pa­ra el es­ta­do y pa­ra la ciu­dad.

BLAN­COS DE IN­VER­SIÓN

El aná­li­sis de AEM iden­ti­fi­ca a los es­ta­dos de Chihuahua, Coahui­la, Du­ran­go, Za­ca­te­cas, San Luis Po­to­sí, Gua­na­jua­to y Que­ré­ta­ro co­mo los ma­yo­res re­cep­to­res de in­ver­sión ma­qui­la­do­ra.

Aun­que Baja Ca­li­for­nia y So­no­ra no fue­ron in­clui­dos en el aná­li­sis, la ten­den­cia que si­guen es la mis­ma, con pro­yec­tos que en su ma­yo­ría pro­vie­nen de em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses, de ba­jo va­lor agre­ga­do.

“Du­ran­te 2015-2017 la in­ver­sión ex­tran­je­ra di­rec­ta de em­pre­sas del sec­tor in­dus­trial ha cre­ci­do y se ha ex­pan­di­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en to­do el país. Lu­ga­res co­mo Du­ran­go, Si­lao, Juá­rez, Que­ré­ta­ro son prue­ba de ello”, in­di­ca el aná­li­sis.

“En los es­ta­dos del norte se ha con­cen­tra­do prin­ci­pal­men­te la in­ver­sión pro­ve­nien­te de los Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro en el res­to de los es­ta­dos, paí­ses co­mo Ja­pón, Fran­cia, Ale­ma­nia, Corea, Canadá, en­tre otros, son los que han fo­ca­li­za­do sus in­ver­sio­nes”, agre­ga el do­cu­men­to.

“Mien­tras en los es­ta­dos del norte el ti­po de em­pleo que ma­yo­ri­ta­ria­men­te se ge­ne­ra es de ba­jo va­lor agre­ga­do, en los es­ta­dos del cen­tro del país se ob­ser­va em­pleo con ma­yor va­lor agre­ga­do”, ex­pli­ca.

“SI NO SE PUE­DE CON­CRE­TAR EL SUE­ÑO DE UNA AR­MA­DO­RA, SE DE­BE PEN­SAR EN OTRO TI­PO DE EM­PRE­SAS QUE SE PUE­DEN ATRAER CON LA MANO DE OBRA ES­PE­CIA­LI­ZA­DA… SE PUE­DE PEN­SAR EN OTRAS CO­MO LA IN­DUS­TRIA MÉ­DI­CA, QUE A NI­VEL OPE­RA­TI­VO IN­CLU­SO ES DE LAS QUE ME­JOR PA­GAN” ÉRI­KA DONJUÁN CALLEJO Di­rec­to­ra de AEM

ES­TA­DOS EN AU­GE

Donjuán Callejo ex­pli­ca que el aná­li­sis se reali­zó lue­go de com­pi­lar in­for­ma­ción de va­rios es­tu­dios rea­li­za­dos pa­ra em­pre­sas ma­qui­la­do­ras en bus­ca de un lu­gar pa­ra asen­tar­se, y de go­bier­nos de al­gu­nos de los es­ta­dos en au­ge, prin­ci­pal­men­te del Ba­jío.

La zo­na con ma­yor cuan­tía en ge­ne­ra­ción de tra­ba­jos es Gua­na­jua­to, en don­de se crea­rán en­tre 14 mil 900 y 20 mil 300 em­pleos en­tre el 2016 y 2018, que lle­ga­rán prin­ci­pal­men­te a Si­lao, León, Ce­la­ya , Ira­pua­to y San Fran­cis­co del Rin­cón.

Aun­que el em­pleo es prin­ci­pal­men­te au­to­mo­triz se tra­ta de pro­ce­sos de al­to va­lor agre­ga­do, re­la­cio­na­dos con in­yec­ción de plástico, mol­deo, en­sam­ble de au­tos y otras manufacturas. Es­ta zo­na acu­mu­ló 30 mil em­pleos en­tre el 2014 y el 2016, y la atrac­ción de in­ver­sio­nes, prin­ci­pal­men­te de Ja­pón Ale­ma­nia y Fran­cia se man­tie­ne, se­gún afir­ma el aná­li­sis.

Aun­que en la zo­na norte se ge­ne­ra­rán más em­pleos, ex­pli­ca la es­pe­cia­lis­ta, lo cier­to es que se tra­ta de pro­ce­sos más sim­ples que traen sa­la­rios por de­ba­jo de los que ofre­cen la ma­yo­ría de las em­pre­sas que lle­gan al cen­tro del país.

Se­gún el aná­li­sis, el es­ta­do de Chihuahua es el se­gun­do blan­co de la in­ver­sión ex­tran­je­ra in­dus­trial. El mu­ni­ci­pio más so­co­rri­do ha si­do Juá­rez, a don­de es­tán lle­gan­do prin­ci­pal­men­te fir­mas de Es­ta­dos Uni­dos, aun­que en me­nor me­di­da hay de Ale­ma­nia, Canadá y Fran­cia.

La pro­yec­ción in­di­ca que en­tre el 2016 y 2018 se acu­mu­la­rán en­tre 8 mil 900 y 14 mil em­pleos, de los ramos au­to­mo­triz, elec­tró­ni­ca y mé­di­ca, aun­que pre­do­mi­nan los pro­ce­sos sim­ples.

Coahui­la y Du­ran­go se abor­dan jun­tos den­tro de es­te es­tu­dio por su zo­na co­n­ur­ba­da de Torreón y Gó­mez Pa­la­cio a don­de se es­pe­ra la lle­ga­da de en­tre 6 mil 150 y 12 mil em­pleos, pro­ce­den­tes prin­ci­pal­men­te de Es­ta­dos Uni­dos y en se­gun­do tér­mino de Corea.

Donjuán Callejo ex­pli­có que en su ma­yo­ría se tra­ta de em­pleo de ba­jo va­lor agre­ga­do, au­to­mo­triz y tex­til.

El es­ta­do de Que­ré­ta­ro es el que mues­tra el ma­yor au­ge si se bus­ca un equi­li­brio en­tre can­ti­dad y ca­li­dad de em­pleo, des­ta­ca la es­pe­cia­lis­ta.

El aná­li­sis mar­ca que del 2016 al 2018 lle­ga­rán en­tre 5 mil 700 y 8 mil 800 tra­ba­jos, del sec­tor au­to­mo­triz, pe­ro prin­ci­pal­men­te de va­lor agre­ga­do al­to, con en­sam­bla­do­ras, pro­ce­sos de ma­nu­fac­tu­ra, in­yec­ción y mol­deo.

El ori­gen de la in­ver­sión en Que­ré­ta­ro es prin­ci­pal­men­te Canadá, aun­que tam­bién es­tán lle­gan­do em­pre­sas de Fran­cia, Ita­lia, Ja­pón, Ale­ma­nia, Chi­na y Corea.

El re­por­te de AEM arro­ja que en San Luis Po­to­sí, se crea­rán en­tre 3 mil 300 y 6 mil 200 em­pleos en el pe­rio­do 2016 a 2018.

El ori­gen de la in­ver­sión es prin­ci­pal­men­te Ale­ma­nia, Ja­pón y Fran­cia, y las fir­mas son bá­si­ca­men­te au­to­mo­tri­ces, en­tre las que se en­cuen­tra una en­sam­bla­do­ra de BMW, así co­mo los pro­ce­sos de sus pro­vee­do­res que tie­nen que ver con in­yec­ción de plástico y mol­deo.

Uno de los es­ta­dos me­nos be­ne­fi­cia­dos es Za­ca­te­cas don­de los mu­ni­ci­pios de Ca­le­ra, Gua­da­lu­pe y Fresnillo son los prin­ci­pa­les re­cep­to­res de in­ver­sio­nes que en su gran ma­yo­ría traen pro­ce­sos de ba­jo va­lor agre­ga­do, y don­de se crea­rán ape­nas en­tre 4 mil y 5 mil em­pleos en el pe­rio­do de aná­li­sis.

Donjuán Callejo in­di­có que de es­te aná­li­sis tam­bién se pue­de de­cir que en ca­so de que se afec­te de ma­ne­ra con­si­de­ra­ble al Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Norte, los es­ta­dos más afec­ta­dos se­rán los pe­ga­dos a la fran­ja fron­te­ri­za, pues el res­to se ha vin­cu­la­do más con paí­ses de Eu­ro­pa y Asia.

POR­QUÉ

“Creo que los go­bier­nos ju­ga­ron un rol muy im­por­tan­te en lo que le pa­só a Juá­rez y en lo que le es­tá pa­san­do a otras re­gio­nes que usa­ron nues­tra ex­pe­rien­cia, que aho­ra nos de­be ha­cer reac­cio­nar”, se­ña­la la es­pe­cia­lis­ta res­pec­to a cier­to es­tan­ca­mien­to en el ti­po de em­pre­sas que lle­gan a la ciu­dad.

“Nos ga­na­ron otros es­ta­dos, mien­tras no­so­tros es­tá­ba­mos fe­li­ces por­que to­do lle­ga­ba aquí, otros es­ta­dos se alis­ta­ron pa­ra re­ci­bir otro ti­po de em­pleo. Yo he es­cu­cha­do: no­so­tros vi­mos lo que le pa­só a Juá­rez y no que­re­mos que nos pa­se eso, que­re­mos in­ver­sión di­ver­si­fi­ca­da, tan­to em­pleo de es­te ti­po y tan­to ti­po de es­te otro”, ex­pli­ca.

La es­pe­cia­lis­ta di­ce que la pre­do­mi­nan­cia de Es­ta­dos Uni­dos en la in­ver­sión de la zo­na norte es por la cer­ca­nía. Ade­más, la re­gión ado­le­ce de al­gu­nas ca­rac­te­rís­ti­cas co­mo ace­re­ras fuer­tes, que es un in­su­mo bá­si­co de las en­sam­bla­do­ras.

Otro fac­tor, apun­ta la di­rec­to­ra de AEM, es la sa­tu­ra­ción de em­pre­sas, que ha traí­do en­ca­re­ci­mien­to del te­rreno y la mano de obra en la fran­ja fron­te­ri­za, por lo que la in­dus­tria em­pe­zó a rea­li­zar nue­vos desa­rro­llos, y a pro­bar nue­vos des­ti­nos.

“Vie­ron que en el cen­tro ha­bía cier­ta in­fra­es­truc­tu­ra de in­su­mos co­mo el ace­ro, las tie­rras vír­ge­nes, no ha­bía que com­pe­tir por la mano de obra con otras in­dus­trias co­mo su­ce­día aquí”, agre­ga.

“Aun­que aho­ra se han ex­pan­di­do tan­to que ya en­fren­tan lo que Juá­rez vi­vió en los 90, en el 2000 y aho­ra mis­mo, aun­que no traen la ro­ta­ción a los ni­ve­les que te­ne­mos aho­ra en Torreón o en Juá­rez”, se­ña­la.

Ex­pli­ca que la in­ver­sión que es­tá lle­gan­do a la zo­na cen­tro, son em­pre­sas de me­nos em­pleo, pe­ro es más es­pe­cia­li­za­do, fir­mas con 100, 500, 300 pla­zas, pe­ro muy es­pe­cia­li­za­das, re­quie­ren in­yec­ción de plástico, mol­deo, sis­te­mas, in­ge­nie­rías en me­ca­tró­ni­ca.

Afir­mó que em­pre­sas gran­des co­mo Mi­che­lin en León, Kía en Pes­que­ría, y BMW en San Luis Po­to­sí, es­tán tra­yen­do a sus pro­vee­do­res de Eu­ro­pa y Asia, por eso mu­cha de la in­ver­sión que vie­ne tie­ne que ver con paí­ses de es­tos con­ti­nen­tes.

Ex­pli­ca que re­quie­ren de per­so­nal más ca­pa­ci­ta­do en pro­ce­sos co­mo mol­deo, he­rra­mien­tas, y ha­bi­li­da­des téc­ni­cas que no tie­nen, y por ello las de­ben desa­rro­llar.

“En Que­ré­ta­ro se creó un cen­tro es­pe­cia­li­za­do de ca­pa­ci­ta­ción de al­ta tec­no­lo­gía, lo mis­mo hi­zo Mi­che­lin en León, en in­yec­ción, en mol­deo y es­tán crean­do ellos mis­mos la in­fra­es­truc­tu­ra edu­ca­ti­va pa­ra po­der te­ner a los tra­ba­ja­do­res.

“Las em­pre­sas lle­gan y no hay per­so­nal y en­ton­ces por eso es­tán crean­do a la gen­te ca­pa­ci­ta­da. En con­tras­te, no­so­tros con nues­tra his­to­ria in­dus­trial, te­ne­mos mu­chas es­cue­las téc­ni­cas, cen­tros de es­pe­cia­li­za­ción, uni­ver­si­da­des e in­ge­nie­rías”, afir­ma.

“No­so­tros per­di­mos la vi­sión de que po­de­mos cap­tar es­te em­pleo de va­lor agre­ga­do más al­to si nos en­fo­ca­mos en atraer fir­mas de una for­ma dis­tin­ta”, aña­de.

“De­be­mos man­te­ner lo que ya te­ne­mos, pe­ro tam­bién te­ne­mos que de­fi­nir bien qué in­dus­tria que­re­mos y ge­ne­rar el ta­len­to pa­ra po­de atraer a em­pre­sas de ese ti­po”, abun­da.

“Por otro la­do de­be­mos ha­cer un diag­nós­ti­co con lo que ya te­ne­mos y lue­go ver có­mo atrae­mos em­pre­sas de al­to va­lor agre­ga­do que den tra­ba­jo al per­so­nal que ca­pa­ci­ta­mos en es­tas es­cue­las”, agre­ga.

IN­CEN­TI­VOS Y GI­RAS

“En to­dos es­tos es­ta­dos los go­bier­nos han crea­do pro­gra­mas de es­tí­mu­los, han vi­si­ta­do los paí­ses, uno de ellos anun­ció 60 em­pre­sas ja­po­ne­sas, en­ton­ces tú te das cuen­ta que son gi­ras que es­tán ha­cien­do.

Ellos ya no se es­tán en­fo­can­do en Es­ta­dos Uni­dos, sino en gi­ras en Ja­pón en gi­ras en Ale­ma­nia, Chi­na, Canadá, Fran­cia, Ale­ma­nia, que son las in­ver­sio­nes que es­tán tra­yen­do”, in­di­ca la es­pe­cia­lis­ta.

Ex­pli­có que los otros es­ta­dos es­tán dan­do un plan de in­cen­ti­vos de im­pues­tos, de tie­rras, de desa­rro­llo de áreas in­dus­tria­les, de pa­gar ca­pa­ci­ta­ción com­par­ti­da y eso es lo que les es­tá dan­do la ven­ta­ja.

HA­CIA DON­DE IR

“En su mo­men­to el en­sam­bla­je ge­ne­ró em­pleo e in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra la ciu­dad, pe­ro creo que fi­nal­men­te en to­dos los sec­to­res, es­cue­las, go­bier­nos y la pro­pia in­dus­tria ex­tran­je­ra y na­cio­nal, nos per­di­mos, sin pen­sar en que era mo­men­to de pla­near y de que es­te ci­clo se iba a ter­mi­nar” in­di­có.

Sin em­bar­go, se­ña­ló que es tiem­po de ge­ne­rar el cam­bio pa­ra con­ver­tir a la in­dus­tria y a la eco­no­mía del es­ta­do en al­go nue­vo.

“Si no se pue­de con­cre­tar el sue­ño de una ar­ma­do­ra, se de­be pen­sar en otro ti­po de em­pre­sas que se pue­den atraer con la mano de obra es­pe­cia­li­za­da que sa­le de las uni­ver­si­da­des y es­cue­las téc­ni­cas”, aña­de.

“Juá­rez pue­de pen­sar en otras in­dus­trias co­mo la in­dus­tria mé­di­ca, que a ni­vel ope­ra­ti­vo in­clu­so es de las que me­jor pa­gan, te­ne­mos in­ge­nie­rías bio­mé­di­cas que pue­den ayu­dar a im­pul­sar a es­tas in­dus­trias”, di­ce.

Aña­de que otros ru­bros co­mo desa­rro­llo de soft­wa­re e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial son sec­to­res que de­ben em­pe­zar­se a desa­rro­llar por­que son par­te del fu­tu­ro más ob­vio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.