OPI­NIÓN: HÉC­TOR NÚ­ÑEZ

Manufactura (Paso del Norte) - - MANUFACTURA - Héc­tor Nú­ñez Po­lan­co ES­PE­CIA­LIS­TA EN MA­NU­FAC­TU­RA, AR­TI­CU­LIS­TA IN­VI­TA­DO

Fin del TLCAN es una po­si­bi­li­dad real

La po­si­bi­li­dad de que se lle­gue a aban­do­nar el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio (TLCAN) en­tre Es­ta­dos Uni­dos, Mé­xi­co y Ca­na­dá son ca­da vez más al­tas si se to­ma en cuenta la se­rie de even­tos que se es­tán dan­do en la Unión Ame­ri­ca­na en los úl­ti­mos me­ses.

Las em­pre­sas en Mé­xi­co ya sean IMMEX o na­cio­na­les no de­ben de es­tar asu­mien­do que el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio (TLCAN) se­rá mo­di­fi­ca­do con mí­ni­mos cam­bios o sin afec­ta­ción con­si­de­ra­ble. Es ne­ce­sa­rio pre­pa­rar­se para el peor es­ce­na­rio —que el acuer­do co­mer­cial sea de­ro­ga­do—, rea­li­zar eva­lua­cio­nes, ge­ne­rar pla­nes de con­tin­gen­cia des­de aho­ra y co­no­cer los im­pac­tos de una ma­ne­ra rea­lis­ta.

Si las em­pre­sas se pre­pa­ran para una even­tual sa­li­da del TLCAN po­drán en­con­trar des­de aho­ra ac­cio­nes que mi­ni­mi­cen o evi­ten si­tua­cio­nes ad­ver­sas que pue­den ir des­de pér­di­da de ne­go­cios has­ta el cie­rre y re­lo­ca­li­za­ción de ope­ra­cio­nes. El ig­no­rar el im­pac­to pue­de cau­sar la to­ma de de­ci­sio­nes apre­su­ra­das que des­pués se­rán im­po­si­bles de re­ver­tir o co­rre­gir.

Si el TLCAN no se de­ro­ga y con­ti­núa con mo­di­fi­ca­cio­nes me­no­res y sin afec­ta­cio­nes, las em­pre­sas es­ta­rán me­jor pre­pa­ra­das y be­ne­fi­cia­das, lo im­por­tan­te es es­tar pre­pa­ra­do para el peor es­ce­na­rio co­mo me­di­da pre­cau­to­ria y an­ti­ci­pa­da.

Es­tá por ini­ciar la quin­ta ron­da de ne­go­cia­cio­nes en­tre los tres paí­ses en las pró­xi­mas se­ma­nas. Las pro­pues­tas crí­ti­cas que ha pre­sen­ta­do Es­ta­dos Uni­dos has­ta aho­ra no han si­do acep­ta­bles para Mé­xi­co y Ca­na­dá.

Nues­tro país ya ha di­cho que no son acep­ta­bles las pro­pues­tas de que el tra­ta­do se ne­go­cie ca­da 5 años, la tem­po­ra­li­dad de pro­duc­tos agrí­co­las, los cer­ti­fi­ca­dos de ori­gen de cier­tos pro­duc­tos, en­tre otros ru­bros.

Para que pro­gre­sen las ne­go­cia­cio­nes se­rá ne­ce­sa­rio que Es­ta­dos Uni­dos sea más fle­xi­ble y re­ti­re al­gu­nos de sus re­que­ri­mien­tos, lo cual no se­rá fá­cil ya que la po­lí­ti­ca de “Amé­ri­ca First” del Pre­si­den­te Do­nald Trump bus­ca­rá con­di­cio­nes que be­ne­fi­cien no­to­ria­men­te a sus em­pre­sas y em­pleos.

Para la ad­mi­nis­tra­ción Trump de­ro­gar el TLCAN tie­ne que ver más con pro­me­sas po­lí­ti­cas que con el be­ne­fi­cio o per­jui­cio eco­nó­mi­co de am­bos paí­ses.

Ac­tual­men­te el 60 por cien­to del co­mer­cio en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co se ha­ce fue­ra del TLCAN. Sig­ni­fi­ca que más de la mi­tad del co­mer­cio no ne­ce­si­ta ni uti­li­za el TLCAN. Y del 40% res­tan­te hay seg­men­tos que tie­nen un be­ne­fi­cio mar­gi­nal que prác­ti­ca­men­te no tie­ne afec­ta­ción es­tar den­tro o fue­ra del TLCAN.

Para Trump la de­ro­ga­ción del TLCAN tie­ne un mar­ca­do be­ne­fi­cio po­lí­ti­co es­pe­cial­men­te con es­ta­dos “SWING” co­mo Mi­chi­gan, Ohio, Pennsyl­va­nia, Io­wa o Ca­ro­li­na del Nor­te, que han si­do afec­ta­dos no­to­ria­men­te en la per­di­da de in­dus­tria y prin­ci­pal­men­te au­to­mo­triz. Es­tos es­ta­dos fue­ron al­gu­nos de los que mo­vie­ron la ba­lan­za para que Trump ga­na­ra las elec­cio­nes en el me­ca­nis­mo del co­le­gio electoral. Trump sa­be que el te­ma del TLCAN en es­tos es­ta­dos es de su­mo in­te­rés y que es­ta­dos co­mo Te­xas o Ca­li­for­nia nun­ca cam­bia­rán de ser re­pu­bli­ca­nos o de­mó­cra­tas res­pec­ti­va­men­te. Así que para ga­nar una even­tual re­elec­ción de­be de ase­gu­rar­se te­ner a sus ba­ses de elec­to­res en es­tos es­ta­dos con­ten­tos y no preo­cu­par­se de otros don­de po­co o na­da pue­de ha­cer para cam­biar vo­tan­tes o ga­nar­se vo­lun­ta­des.

Hay que con­si­de­rar que to­do lo que ha pro­me­ti­do du­ran­te la cam­pa­ña electoral lo ha es­ta­do cum­plien­do, por lo me­nos lo que es­te den­tro de sus fa­cul­ta­des y de­jan­do la res­pon­sa­bi­li­dad de no fi­na­li­zar­lo a otras ins­tan­cias co­mo es el con­gre­so o las cor­tes.

Es­to ha su­ce­di­do con las res­tric­cio­nes mi­gra­to­rias im­pues­tas a va­rios paí­ses, la de­ro­ga­ción de DACA para drea­mers, el em­ba­te al sis­te­ma de sa­lud Obamacare, a la re­no­va­ción de la re­for­ma fis­cal (Tax re­form), y otros.

Ba­jo es­te es­ce­na­rio lo más pro­ba­ble es que el TLCAN sea de­ro­ga­do o por lo me­nos que­de inope­ran­te al ser ju­di­cia­li­za­do en cor­tes, lo que ge­ne­ra­ría in­cer­ti­dum­bre, lo cual no es bueno por los ne­go­cios.

Es ne­ce­sa­rio que las em­pre­sas en Mé­xi­co reali­cen una eva­lua­ción de sus ope­ra­cio­nes ba­sa­das en los prin­ci­pios y con­di­cio­nes de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio (OMC) de la que Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá son miem­bros y es­tán obli­ga­dos a aca­tar su nor­ma­ti­vi­dad.

La OMC de­ter­mi­na que los aran­ce­les en­tre co­mer­cio de los paí­ses miem­bros en el peor de los ca­sos no de­be ser ma­yor a 2.9%, Es­te por­cen­ta­je no es tan al­to y mu­chos de los pro­duc­tos tie­nen ce­ro o me­nos de 2.9%

Para Es­ta­dos Uni­dos no es tan fá­cil ig­no­rar los li­nea­mien­tos de la OMC ya que ten­dría efec­tos muy ne­ga­ti­vos para em­pre­sas co­mo GE, GM, Boeing, y mu­chas más que de­pen­den pri­mor­dial­men­te de las ven­tas y ac­ce­so a mer­ca­dos ex­tran­je­ros.

Para la ma­yo­ría de las em­pre­sas re­du­cir sus cos­tos un 2.9% es al­can­za­ble apli­can­do in­no­va­ción, me­jo­rar pro­vee­do­res, re­duc­cio­nes de cos­tos, nue­vos pro­ce­sos, au­to­ma­ti­za­ción, op­ti­mi­za­ción lo­gís­ti­ca, etc. Es­tas me­jo­ras les per­mi­ti­rán cum­plir con los nue­vos re­que­ri­mien­tos, se­guir sien­do com­pe­ti­ti­vos, re­te­ner sus mer­ca­dos y no impactar al clien­te fi­nal, y es­to no so­lo apli­ca a los ne­go­cios con Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá sino a los que se rea­li­zan con cual­quier país del mun­do.

Así que es el me­jor mo­men­to de arras­trar el lá­piz y co­no­cer los cos­tos con y sin NAFTA para ca­da em­pre­sa y ar­mar es­tra­te­gias an­ti­ci­pa­da­men­te que ase­gu­ren la via­bi­li­dad de los ne­go­cios ba­jo cual­quie­ra de los dos es­ce­na­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.