DRO­NES

SU MERCADO VAL­DRÁ 11.5 MIL MDD EN 2020

Manufactura - - PORTADA - -Con información de Va­len­ti­na González

Ali­ba­ba, el gi­gan­te chino del

e-com­mer­ce, en­vió pa­que­tes de té de jen­gi­bre y azú­car a los ho­ga­res de 450 clien­tes en Pe­kín, Shang­hai y Can­tón, en fe­bre­ro pa­sa­do. Lo no­ve­do­so fue que pa­ra su tras­la­do, uti­li­zó vehícu­los aé­reos no tri­pu­la­dos (UAV, por sus si­glas en in­glés). Se tra­tó de una prue­ba ex­pe­ri­men­tal, con un nú­me­ro li­mi­ta­do de en­víos, pe­ro que le ha ser­vi­do pa­ra avan­zar en sus pla­nes pa­ra la en­tre­ga de pedidos a tra­vés de dro­nes.

El ca­so de Ali­ba­ba no es el úni­co. Su ri­val Ama­zon, a tra­vés de su lial Ama­zon Prime Air, pla­nea tras­la­dar pedidos de un ki­lo­gra­mo en pro­me­dio, ci­fra que ac­tual­men­te re­pre­sen­ta 86% de la car­ga que ma­ne­ja. Se tra­ta, en pa­la­bras de la pro­pia mi­no­ris­ta on­li­ne, del sis­te­ma de en­tre­gas del fu­tu­ro, el cual es­tá di­se­ña­do pa­ra ha­cer en­víos se­gu­ros de pa­que­tes, en 30 mi­nu­tos o me­nos, a tra­vés de pe­que­ños vehícu­los aé­reos.

En Eu­ro­pa, la em­pre­sa de lo­gís­ti­ca DHL tam­bién ha rea­li­za­do prue­bas de en­víos con dro­nes. Y han si­do un éxi­to, de acuer­do con da­tos de la mis­ma rma. Su pro­yec­to, de­no­mi­na­do “Par­cel­cop­ter” su­peró un es­tric­to pro­to­co­lo pa­ra con­se­guir li­cen­cias de vue­lo; no obs­tan­te, de­be anun­ciar a las au­to­ri­da­des ae­ro­náu­ti­cas ale­ma­nas de ca­da vue­lo que rea­li­za­rá, por mo­ti­vos de se­gu­ri­dad.

Ba­jo esas con­di­cio­nes, DHL reali­zó el en­vío de me­di­ca­men­tos en la is­la de Juist, en Ale­ma­nia, a tra­vés de 20 vue­los so­bre un tra­yec­to de 12 ki­ló­me­tros. Los vehícu­los al­can­za­ron 50 me­tros de al­tu­ra, ade­más de des­pla­zar­se de for­ma au­tó­no­ma en pi­lo­to au­to­má­ti­co a 65 KM/H y fue­ron con­tro­la­dos por una es­ta­ción mó­vil que su­per­vi­sa el tra­yec­to pa­ra asu­mir su man­do en ca­so de emer­gen­cia. Ca­da equi­po pue­de trans­por­tar una car­ga de 1.2 KG en un con­te­ne­dor es­pe­cial ul­tra­li­viano, ae­ro­di­ná­mi­co y re­sis­ten­te al agua.

Es­tas prue­bas son só­lo un ejem­plo de lo que se espera, cam­bia­rá el pa­ra­dig­ma de la lo­gís­ti­ca en el fu­tu­ro. De acuer­do con el 19° Es­tu­dio Anual de Lo­gís­ti­ca Ter­ce­ri­za­da (3PL) 2015, rea­li­za­do por Pens­ke Lo­gis­tics, el uso de dro­nes co­mo es­tra­te­gia de cum­pli­mien­to con los clien­tes, ya em­pie­za a ser con­si­de­ra­do co­mo una po­si­bi­li­dad real. Al­re­de­dor de 4% de las em­pre­sas de lo­gís­ti­ca en­cues­ta­das di­jo que en­tre sus pla­nes pa­ra sa­tis­fa­cer a sus clien­tes se en­cuen­tra la uti­li­za­ción de es­tos vehícu­los.

Se­gún el aná­li­sis, fac­to­res co­mo la es­ca­sez de con­duc­to­res de ca­mio­nes, la cual se ha in­ten­si ca­do en Es­ta­dos Uni­dos— de­bi­do a un in­cre­men­to en el nú­me­ro de trans­por­tis­tas nor­te­ame­ri­ca­nos en edad de ju­bi­la­ción—, la pro­mo­ción ca­da vez más co­mún por par­te de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción por el uso de dro­nes o de ca­mio­nes sin con­duc­tor, ade­más de las prue­bas de em­pre­sas co­mo las an­tes des­cri­tas, es­tán im­pul­san­do es­te sec­tor.

A ni­vel lo­cal, em­pre­sas fa­bri­can­tes de dro­nes, co­mo UAV Ae­ros­pa­ce Mé­xi­co, han mos­tra­do in­te­rés en el ám­bi­to lo­gís­ti­co. Pa­ra es­ta em­pre­sa, el re­par­to de pa­que­te­ría se­rá un nue­vo ni­cho de mercado en los pró­xi­mos años.

Mar­ce­lo Cha­pa, di­rec­tor ge­ne­ral de la rma, in­di­ca que en ciu­da­des con al­ta afluen­cia vehi­cu­lar co­mo Mon­te­rrey, Gua­da­la­ja­ra y Mé­xi­co, la en­tre­ga de ob­je­tos o do­cu­men­tos con dro­nes im­pli­ca­ría dis­mi­nuir cos­tos, al no uti­li­zar vehícu­los, ade­más de aho­rrar tiem­po. “De ni­ti­va­men­te allá va­mos: re­par­to con dro­nes”.

UAV Ae­ros­pa­ce Mé­xi­co to­da­vía es­tá por de nir el ti­po de dron que se em­plea­rá es­pe­cial­men­te pa­ra es­ta apli­ca­ción. El pro­yec­to es­tá en de­sa­rro­llo y el plan es arrancarlo a na­les de es­te año. El mo­de­lo que se uti­li­za­ría pa­ra re­par­tir pa­que­tes,

cu­yas ca­rac­te­rís­ti­cas no es­pe­ci ca, po­dría ha­cer en­víos de en­tre dos y tres ki­lo­gra­mos de pe­so en pro­me­dio.

LOS DESAFÍOS

Aun­que el uso de dro­nes en la lo­gís­ti­ca lu­ce pro­me­te­dor —y se­gún Ama­zon, en el fu­tu­ro se­rá muy co­mún ver­los trans­por­tan­do mer­can­cías, tal co­mo hoy se ob­ser­van ca­mio­nes en las ca­rre­te­ras—, no se da­rá en el cor­to pla­zo.

Joa­chim Mie­bach, fun­da­dor y pre­si­den­te del Gru­po Mie­bach Con­sul­ting, in­di­có que si bien el uso de dro­nes po­dría dis­mi­nuir el trá co ur­bano en las gran­des ciu­da­des, es­to se­rá po­si­ble siem­pre y cuan­do el trans­por­te aé­reo de es­tas na­ves se re­gu­le ade­cua­da­men­te me­dian­te vías y au­to­pis­tas cir­cu­la­to­rias, con el n de evi­tar que al­gu­nos co­lap­sen o no lle­guen de­bi­da­men­te a su des­tino.

Du­ran­te una con­fe­ren­cia im­par­ti­da en no­viem­bre de 2014, Mie­bach se­ña­ló que en el cor­to pla­zo la dis­tri­bu­ción por dro­nes sí se po­dría uti­li­zar en zo­nas de su­mi­nis­tro re­mo­tas, pe­ro co­mo una es­pe­cie de sis­te­mas de trans­por­te in­terno den­tro de las fá­bri­cas. Des­de lue­go que en el lar­go pla­zo, se uti­li­za­rá pa­ra la en­tre­ga a do­mi­ci­lio de pedidos de e-com­mer­ce y ser­vi­cios ti­po cou­rier pre­mium, ase­ve­ró.

Sin em­bar­go, an­ti­ci­pó que no es pre­vi­si­ble que se uti­li­cen dro­nes de for­ma ma­si­va o que lle­guen a sus­ti­tuir a otros me­dios de trans­por­te. Se­rán una for­ma al­ter­na­ti­va de en­tre­ga de al­to va­lor aña­di­do, muy li­ga­do a la ra­pi­dez. “Un dron no de­ja de ser una mez­cla de avión y he­li­cóp­te­ro no tri­pu­la­do, y to­dos sa­be­mos que trans­por­tar mer­can­cías por el ai­re es la for­ma más ca­ra de trans­por­te en la ac­tua­li­dad”, in­di­có.

Mar­tín Ro­ge­lio Bus­ta­man­te Be­llo, pro­fe­sor del De­par­ta­men­to de In­ge­nie­ría Me­ca­tró­ni­ca del ITESM Cam­pus Ciu­dad de Mé­xi­co, ex­pli­ca que más allá de la tec­no­lo­gía, el pro­ble­ma es­tá en qué tan se­gu­ra se­rá la en­tre­ga y la re­cep­ción de un pro­duc­to de­ter­mi­na­do.

In­di­ca que el per­so­nal de las em­pre­sas po­dría te­ner di cul­ta­des a la ho­ra de rea­li­zar los en­víos, de ma­ne­ra que se ten­dría que ca­pa­ci­tar a los em­plea­dos, pa­ra que pue­dan adap­tar­se a es­ta no­ve­do­sa for­ma de en­tre­ga y re­cep­ción de pa­que­tes. An­ti­ci­pa que aun­que ha­brá un gru­po de em­pre­sas in­tere­sa­das, co­mo DHL, no se­rá la ma­yo­ría la que de­ci­da arries­gar­se por un ser­vi­cio de es­te ti­po.

En con­tras­te, al igual que Mie­bach, con­si­de­ra po­si­ti­vo el uso de dro­nes en ta­reas de lo­gís­ti­ca al in­te­rior de las em­pre­sas, so­bre to­do cuan­do cuen­ten con una o va­rias edi­fi­ca­cio­nes dis­tan­tes en­tre sí. “Re­sol­ve­ría ca­sos co­mo el de una em­pre­sa en Ve­ra­cruz, don­de pa­ra en­tre­gar una tar­je­ta elec­tró­ni­ca del al­ma­cén a la plan­ta de pro­duc­ción se re­que­rían va­rios ki­ló­me­tros de re­co­rri­do”.

Sea fue­ra o den­tro de las com­pa­ñías, lo im­por­tan­te es que el pro­ce­so de en­tre­ga y re­cep­ción de ma­te­ria­les se pla­ni que, di­se­ñe y con­tro­le ade­cua­da­men­te. Tam­bién se de­ben ana­li­zar los vo­lú­me­nes de los en­víos, así co­mo es­ta­ble­cer un cen­tro de dis­tri­bu­ción, pa­ra en­tre­gar el pa­que­te de ma­ne­ra rá­pi­da y e cien­te, con­si­de­ra el es­pe­cia­lis­ta del ITESM.

Pe­ro ade­más, se de­ben con­si­de­rar res­tric­cio­nes en el fu­tu­ro: eco­nó­mi­cas, le­gis­la­ti­vas y de se­gu­ri­dad. Joa­chim Mie­bach opi­nó que es im­por­tan­te re­sol­ver va­rios desafíos lo­gís­ti­cos an­tes de es­ta­ble­cer la en­tre­ga por dro­nes co­mo de nir con cla­ri­dad las au­to­pis­tas de cir­cu­la­ción aé­reas, es­ta­ble­cer lu­ga­res de ate­rri­za­je y así de­li­mi­tar al­gún ti­po de sis­te­mas de de­vo­lu­cio­nes o lo­gís­ti­ca in­ver­sa.

En ju­lio de 2014, Ama­zon so­li­ci­tó a la Ad­mi­nis­tra­ción Fe­de­ral de Avia­ción de Es­ta­dos Uni­dos (FAA por sus si­glas en in­glés), la apro­ba­ción pa­ra rea­li­zar prue­bas cer­ca de Seattle, don­de se en­cuen­tra uno de sus la­bo­ra­to­rios de in­ves­ti­ga­ción y de­sa­rro­llo, in­te­gra­do por in­ge­nie­ros, cien­tí cos y tam­bién-pro­fe­sio­na­les del sec­tor ae­ro­náu­ti­co que tra­ba­jan en el ser­vi­cio. Fue has­ta mar­zo de es­te año que la FAA dio luz ver­de a su so­li­ci­tud, al otor­gar­le un cer­ti ca­do de ae­ro­na­ve­ga­bi­li­dad ex­pe­ri­men­tal pa­ra el dron que la em­pre­sa uti­li­za­rá pa­ra la in­ves­ti­ga­ción y el de­sa­rro­llo de Ama­zon Prime Air.

A tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, el or­ga­nis­mo in­di­có que to­das las ope­ra­cio­nes de vue­lo de­be­rán rea­li­zar­se a 400 pies (120 me­tros) o me­nos du­ran­te el día y con con­di­cio­nes me­te­reo­ló­gi­cas que per­mi­tan la vi­si­bi­li­dad. El dron de­be­rá per­ma­ne­cer siem­pre den­tro de la lí­nea de vi­sión del pi­lo­to, quien de­be­rá con­tar un cer­ti ca­do pro­fe­sio­nal y mé­di­co.

Ama­zon fue la pri­me­ra em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se de co­mer­cio on­li­ne en anun­ciar, en di­ciem­bre de 2013, un pro­yec­to pa­ra en­vío de mer­can­cías con dro­nes. Jeff Be­zos, afa­ma­do pre­si­den­te de esa com­pa­ñía, es­ti­mó que iba a tar­dar en ma­du­rar al me­nos cin­co años.

OTROS USOS Y APLI­CA­CIO­NES

Pe­se a que su uso en la lo­gís­ti­ca aún es­tá en eta­pa ex­pe­ri­men­tal, los dro­nes go­zan de po­pu­la­ri­dad en otros ni­chos de mercado. En el ám­bi­to mun­dial se pre­vé que el gas­to en vehícu­los aé­reos no tri­pu­la­dos pa­sa­rá de 6.4 mil mi­llo­nes de dó­la­res

(MDD) en 2014 a los 11.5 mil MDD en 2020, se­gún el úl­ti­mo re­por­te de la con­sul­to­ra Teal Group, quien es­ti­ma que en 2025 el va­lor del mercado mun­dial al­can­za­rá 91,000 MDD.

En su aná­li­sis, Teal Group con­si­de­ra que el mercado de UAV se­rá más glo­bal y pa­ra usos de ti­po ci­vil, aun­que los desa­rro­llos mi­li­ta­res con­ti­nua­rán sien­do do­mi­nan­tes. In­di­ca que 86% de la ac­ti­vi­dad es­ta­rá li­ga­da a sis­te­mas de de­fen­sa, mien­tras que el 14% res­tan­te se cir­cuns­cri­bi­rá al sec­tor ci­vil.

Sin em­bar­go, la in­dus­tria ha cam­bia­do tan­to que des­pués del pre­do­mi­nio de los avio­nes no tri­pu­la­dos, hoy se ha mul­ti­pli­ca­do, gra­cias a los dro­nes mul­ti-ro­to­res,

Se­gún Ama­zon, a fu­tu­ro se­rá co­mún ver­los mo­vien­do mer­can­cías, co­mo los ca­mio­nes de re­par­to, pe­ro no ocu­rri­rá en el cor­to pla­zo

apun­ta Mar­ce­lo Cha­pa de UAV Ae­ros­pa­ce. “An­te­rior­men­te la tec­no­lo­gía era de uso mi­li­tar y hoy obe­de­ce más a ne­ce­si­da­des de ti­po ci­vil, don­de han sur­gi­do múl­ti­ples ti­pos de apli­ca­cio­nes, en es­pe­cial las re­la­cio­na­das con las ta­reas que an­te­rior­men­te eran de ries­go pa­ra el hom­bre”.

Ci­ta co­mo ejem­plo la ins­pec­ción de to­rres de al­ta ten­sión, la cual pue­de rea­li­zar­se en me­nos de 10 mi­nu­tos con un dron mul­ti­ro­tor, en vez de las dos ho­ras o más que una per­so­na ocu­pa­ría nor­mal­men­te. “Sin du­da, el uso de es­tos apa­ra­tos trae mu­chas ven­ta­jas”, su­bra­ya. Ac­tual­men­te, en Mé­xi­co las em­pre­sas UAV Ae­ros­pa­ce Mé­xi­co, Quet­zal Ae­ro­es­pa­cial, Hy­dra Tech­no­lo­gies, Ae­roa­van­tech y Smart Dro­ne for­man par­te del gru­po de pro­vee­do­res de UAV, un seg­men­to que se en­cuen­tra en au­ge y en cons­tan­te cre­ci­mien­to.

Mar­ce­lo Cha­pa de UAV Ae­ros­pa­ce Mé­xi­co in­di­ca que arran­ca­ron ope­ra­cio­nes en 2010, pe­ro que en los úl­ti­mos dos años, han vis­to un mercado con po­ten­cial. “So­mos po­cos los fa­bri­can­tes en el ám­bi­to na­cio­nal, creo que el cre­ci­mien­to se es­tá dan­do más ha­cia el hob­bie y, en me­nor me­di­da, en el mercado in­dus­trial, en el que no­so­tros nos es­pe­cia­li­za­mos”.

En el ca­so de Quet­zal Ae­ro­es­pa­cial, la em­pre­sa es­tá más con­cen­tra­da en aten­der un ni­cho al­ta­men­te de­man­dan­te co­mo la fo­to­gra­fía y vi­deo aé­reo pa­ra en­tre­te­ni­mien­to, pu­bli­ci­dad y el mo­ni­to­reo sen­ci­llo, lo que le ha da­do bue­nos re­sul­ta­dos, in­di­ca Jor­ge Al­ber­to Or­te­ga Sán­chez, di­rec­tor ge­ne­ral de la rma.

Des­de su crea­ción, la em­pre­sa con se­de en Que­ré­ta­ro ha in­ver­ti­do al­re­de­dor de 15 mi­llo­nes de pe­sos (MDP), 60% los ha des­ti­na­do al di­se­ño de dro­nes y 40% a la ma­nu­fac­tu­ra de pro­to­ti­pos. Pa­ra es­te 2015, pro­yec­ta ven­tas por 10 MDP, es de­cir, un in­cre­men­to de 60% con res­pec­to al año pa­sa­do, de­ri­va­do de una ma­yor de­man­da de ser­vi­cios.

Una de es­tas ta­reas es la fo­to­gra­me­tría, téc­ni­ca pa­ra ob­te­ner ma­pas y pla­nos de gran­des ex­ten­sio­nes de te­rreno a tra­vés de la fo­to­gra­fía aé­rea, lo que re­sul­ta ser de im­por­tan­te apo­yo pa­ra sec­to­res co­mo la agri­cul­tu­ra y la cons­truc­ción.

Se­ña­la que gra­cias a la fo­to­gra­me­tría aé­rea con dro­nes, las or­ga­ni­za­cio­nes re­la­cio­na­das con la agri­cul­tu­ra pue­den te­ner me­jo­res re­sul­ta­dos y to­mar me­jo­res de­ci­sio­nes, co­mo el com­ba­te de pla­gas, de nir ti­po de cul­ti­vos zo­nas de rie­go y es­ta­ble­ci­mien­to de lí­mi­tes, en­tre otras ac­ti­vi­da­des.

Es­ta téc­ni­ca es más usa­da en el sec­tor de la cons­truc­ción, ya que per­mi­te con­tar con es­tu­dios más pre­ci­sos pa­ra de­ci­dir el ti­po de edi ca­ción en de­ter­mi­na­da zo­na, a tra­vés de las imá­ge­nes ob­te­ni­das, las cua­les ge­ne­ran mo­de­los tri­di­men­sio­na­les pa­ra rea­li­zar cons­truc­cio­nes vir­tua­les.

Pe­ro no to­do aca­ba aquí, al­gu­nas otras apli­ca­cio­nes son mo­ni­to­reo ocea­no­grá co, at­mos­fé­ri­co y vol­cá­ni­co, vi­gi­lan­cia en fron­te­ra, re­por­teo de con­ta­mi­na­ción, su­per­vi­sión del trá co, pro­tec­ción a la pes­ca, en­tre otras.

Co­mo sue­le ocu­rrir con los avan­ces tec­no­ló­gi­cas, los usos y mo­de­los de los dro­nes cre­cen más rá­pi­do que las le­yes que los re­gu­lan, en cues­tio­nes de uso ae­ro­es­pa­cial. Es­to ocu­rri­rá has­ta que se asi­mi­le que no son una mo­da pa­sa­je­ra.†

POR JO­SÉ AN­TO­NIO RA­MÍ­REZ

En fun­cio­na­mien­to. Aquí el dron de DHL, lla­ma­do Par­cel­cop­ter, a tra­vés del cual se en­via­ron me­di­ca­men­tos en la is­la de Juist, en Ale­ma­nia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.