SO­LU­CIO­NES PA­RA EL AI­RE COM­PRI­MI­DO

Maq­po­wer® es es­pe­cia­lis­ta en sis­te­mas de ai­re com­pri­mi­do pa­ra la in­dus­tria, ase­so­ría, dis­tri­bu­ción, ser­vi­cio y ren­ta de equi­pos de ai­re.

Manufactura - - CLUSTERS METAL´MECÁNICO -

La so­bre­ofer­ta de ace­ro chino — que ha fa­vo­re­ci­do las im­por­ta­cio­nes—, ade­más de la caí­da de los pre­cios del pe­tró­leo, ha pues­to en ja­que a la ac­ti­vi­dad si­de­rúr­gi­ca na­cio­nal. An­te es­te pa­no­ra­ma, la es­tra­te­gia pa­ra com­pe­tir es ofre­cer ace­ros es­pe­cia­les pa­ra apro­ve­char los nú­me­ros ne­gros que re­gis­tran in­dus­trias co­mo la au­to­mo­triz.

Tan só­lo en el pri­mer cua­tri­mes­tre de es­te año, el sec­tor au­to­mo­tor pro­du­jo 1,132,481 uni­da­des, lo que re­pre­sen­tó un cre­ci­mien­to de 10.7% en re­la­ción con la pro­duc­ción del mis­mo pe­rio­do del año pa­sa­do, de acuer­do con da­tos de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de la In­dus­tria Au­to­mo­triz (AMIA).

En ma­te­ria de in­ver­sión, en­tre 1999 y 2014 han lle­ga­do 37,669 mi­llo­nes de dó­la­res (MDD) en el sec­tor au­to­mo­triz lo que re­pre­sen­ta 10% del to­tal de IED re­ci­bi­da en Mé­xi­co, se­gún da­tos de la Se­cre­ta­ría de Economía (SE).

An­te es­te pa­no­ra­ma bo­yan­te, la in­dus­tria del ace­ro in­ver­ti­rá es­te año 1,300 MDD —adi­cio­na­les a los más de 11,553 mi­llo­nes in­ver­ti­dos en los úl­ti­mos cin­co años—

bá­si­ca­men­te pa­ra abas­te­cer a la in­dus­tria au­to­mo­triz, su prin­ci­pal opor­tu­ni­dad de mercado, de acuer­do con información de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de la In­dus­tria del Hie­rro y del Ace­ro (Canacero).

Así, pa­ra dar ba­ta­lla al gi­gan­te asiá­ti­co, las em­pre­sas si­de­rúr­gi­cas en Mé­xi­co han op­ta­do por ofre­cer ace­ros es­pe­cia­les y di­ver­si ca­dos .

Un ejem­plo es Al­tos Hor­nos de Mé­xi­co (Ahmsa), em­pre­sa que ya fa­bri­ca pro­duc­tos pla­nos co­mo pla­ca y lá­mi­na ro­la­da en ca­lien­te y en frío, con las es­pe­ci ca­cio­nes y gra­dos exi­gi­dos en las in­dus­trias au­to­mo­triz y de la cons­truc­ción.

Su de­par­ta­men­to de La­mi­na­ción en Ca­lien­te cuen­ta con la cer­ti ca­ción ISO TS16949, la cual abar­ca el di­se­ño, fa­bri­ca­ción e ins­ta­la­ción de cual­quier pie­za del sec­tor au­to­mo­tor. An­tes, es­tos pro­duc­tos eran im­por­ta­dos.

Des­de 2013, la em­pre­sa echó a an­dar el pro­yec­to Fé­nix, una in­ver­sión de 2,300

MDD que bus­ca in­cre­men­tar la ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va en to­da su ca­de­na de va­lor, des­de mi­nas de fie­rro y car­bón, has­ta plan­tas si­de­rúr­gi­cas.

Luis Za­mu­dio Mie­chiel­sen, di­rec­tor ge­ne­ral de Ahmsa, di­ce que gra­cias a es­to la em­pre­sa ge­ne­ró cua­tro mi­llo­nes 422,000 to­ne­la­das de ace­ro lí­qui­do en 2014, ci­fra que su­pera en 300,000 to­ne­la­das la pro­duc­ción del año an­te­rior.

Tan só­lo en el horno de ar­co eléc­tri­co, que for­ma par­te del pro­yec­to Fé­nix, hay pro­ce­sos de fa­bri­ca­ción en ace­ros pla­nos des­ti­na­dos a las in­dus­trias pe­tro­le­ra, de la cons­truc­ción, me­tal­me­cá­ni­ca, au­to­mo­triz y de lí­nea blan­ca, pa­ra apli­ca­cio­nes en pla­ta­for­mas ma­ri­nas, ca­rros de fe­rro­ca­rril, gran­des con­te­ne­do­res pa­ra lí­qui­dos, ma­qui­na­ria pe­sa­da y otras es­truc­tu­ras.

Ade­más, Ahmsa ha lo­gra­do pro­du­cir ma­te­ria­les que an­tes se im­por­ta­ban en el país, co­mo la pla­ca pa­ra uso en em­bar­ca­cio­nes ma­ri­nas, así co­mo la pla­ca an­cha pa­ra pro­ce­sos ul­te­rio­res pa­ra el mercado au­to­mo­triz y de trans­por­te.

De acuer­do con su re­por­te anual 2014 en­via­do a la Bol­sa Me­xi­ca­na de Va­lo­res

(BMV), la si­de­rúr­gi­ca es la úni­ca que pro­du­ce pla­ca —un pro­duc­to de ace­ro plano y rí­gi­do— en Mé­xi­co. Sus ma­yo­res clien­tes in­clu­yen a pro­duc­to­res de ma­qui­na­ria, tu­bos, cons­truc­to­res y dis­tri­bui­do­res.

En el ca­so de lá­mi­na ro­la­da en ca­lien­te, la fir­ma aho­ra fa­bri­ca una más an­cha (has­ta 96 pul­ga­das), gra­cias a la pues­ta en mar­cha de su nue­vo mo­lino Stec­kel, (prin­ci­pal uni­dad pro­duc­ti­va del pro­yec­to Fé­nix). Es­te ma­te­rial es usa­do por uni­da­des de re-en­ro­la­do, pro­duc­to­res de per les, tu­be­rías de con­duc­ción y pro­duc­to­res de ci­lin­dros pa­ra gas.

Ade­más, pa­ra cum­plir las es­pe­ci ca­cio­nes de la in­dus­tria au­to­mo­triz, po­see una la­mi­na­do­ra en frío que cuen­ta con las cer­ti ca­cio­nes ISO TS 16949. Sus ma­yo­res clien­tes do­més­ti­cos in­clu­yen rmas­gal­va­ni­za­do­ras, cen­tros de dis­tri­bu­ción y ser­vi­cio, pro­ce­sa­do­res de ace­ro, pro­duc­to­res de lí­nea blan­ca y au­to­mo­tri­ces.

“En 2015, la me­ta es lle­gar a un vo­lu­men de al­re­de­dor de cin­co mi­llo­nes de to­ne­la­das de ace­ro lí­qui­do y desa­rro­llar nue­vos pro­duc­tos”, apun­ta Luis Za­mu­dio Mie­chiel­sen.

Du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre del año, se co­lo­ca­ron 985,854 to­ne­la­das de pro­duc­tos de ace­ro, un in­cre­men­to de 6% en com­pa­ra­ción con el mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior, se­gún información en­via­da a la BMV.

En ge­ne­ral, el sec­tor del ace­ro —cu­yo va­lor se es­ti­ma en dos pun­tos por­cen­tua­les del PIB na­cio­nal, con 700,000 em­pleos di­rec­tos e in­di­rec­tos, se­gún la Canacero—, es­tá cons­cien­te de la ne­ce­si­dad de ser más com­pe­ti­ti­vos. “La in­dus­tria si­de­rúr­gi­ca a ni­vel mun­dial se ca­rac­te­ri­za por una fuer­te com­pe­ten­cia y en los úl­ti­mos años se ha

vis­to afec­ta­da por un ex­ce­so de ofer­ta”, di­ce Ahmsa en su re­por­te nan­cie­ro.

EL GI­GAN­TE DES­AJUS­TA EL MERCADO

En 2014, la de­man­da de ace­ro en Chi­na re­gis­tró nú­me­ros ro­jos por pri­me­ra vez des­de 1995, de acuer­do con el Short Ran­ge

Outlook (SRO) pa­ra 2015 y 2016, ela­bo­ra­do por la Aso­cia­ción Na­cio­nal del Ace­ro

(WSA por sus si­glas en in­glés). La cau­sa de es­te es­tan­ca­mien­to es la des­ace­le­ra­ción de su economía. Se espera que dis­mi­nu­ya su me­ta de cre­ci­mien­to de 7.4% el año pa­sa­do, a en­tre 6%y 7% en el año en cur­so.

A pe­sar de que el con­su­mo no cre­ce, las fá­bri­cas chi­nas no pa­ran de pro­du­cir, lo cual ha pro­vo­ca­do una so­bre­ofer­ta que ha dis­tor­sio­na­do el mercado mun­dial.

La Aso­cia­ción Chi­na del Hie­rro y el Ace­ro es­ti­ma que hay al­re­de­dor de 1,250 mi­llo­nes de to­ne­la­das mé­tri­cas de ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va de ace­ro cru­do en Chi­na, en com­pa­ra­ción con la pro­duc­ción real de 823 mi­llo­nes de to­ne­la­das al­can­za­da en 2014. Es­to equi­va­le a más de 425 mi­llo­nes de to­ne­la­das de so­bre­ca­pa­ci­dad.

Es­ta si­tua­ción ha aler­ta­do a la in­dus­tria si­de­rúr­gi­ca na­cio­nal. En 2014, Mé­xi­co im­por­tó 12,390 to­ne­la­das de ace­ro, prin­ci­pal­men­te de Es­ta­dos Uni­dos y Asia, con un in­cre­men­to de 19.5%, mien­tras que pro­du­jo 18,990, se­gún la Canacero.

El ujo del ace­ro chino ha­cia Mé­xi­co cre­ce a un rit­mo de 20% al año y des­pla­za a la in­dus­tria na­cio­nal, de­bi­do a que los pro­duc­tos de ese país son has­ta 60% más ba­ra­tos de­bi­do a prác­ti­cas des­lea­les, co­mo trian­gu­la­ción y dum­ping, di­ce Gui­ller­mo Vo­gel, ac­tual pre­si­den­te de Canacero.

Des­de 2012, Mé­xi­co man­tie­ne una po­lí­ti­ca de aran­ce­les ce­ro pa­ra el ace­ro, lo que ha dis­pa­ra­do 84% las im­por­ta­cio­nes en cua­tro años, di­ce Alon­so An­ci­ra, pre­si­den­te sa­lien­te de la Canacero.

Es­ta si­tua­ción no es ex­clu­si­va de Mé­xi­co. En ma­yo pa­sa­do, la Aso­cia­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na del Ace­ro ex­hor­tó a los go­bier­nos de la re­gión pa­ra em­pren­der ac­cio­nes que dis­mi­nu­yan las im­por­ta­cio­nes.

Amé­ri­ca La­ti­na es el se­gun­do mercado in­ter­na­cio­nal pa­ra los pro­duc­tos de ace­ro chi­nos. El país pa­só de 6.0% de par­ti­ci­pa­ción en el con­su­mo, a pro­veer cer­ca de 13% en só­lo cin­co años.

ES­TRA­TE­GIAS PA­RA COM­PE­TIR

Ahmsa no es la úni­ca si­de­rúr­gi­ca que ha apos­ta­do por la pro­duc­ción de ace­ros es­pe­cia­les. Ar­ce­lo­rMit­tal Mé­xi­co, uno de sus prin­ci­pa­les com­pe­ti­do­res, pla­nea trans­for­mar el plan­chón que fa­bri­ca en su plan­ta de Lá­za­ro Cár­de­nas, Mi­choa­cán, pa­ra aten­der la de­man­da de la in­dus­tria au­to­mo­triz, la cual su­pera las dos mi­llo­nes de to­ne­la­das anua­les, co­men­ta Víc­tor Cai­ro, di­rec­tor ge­ne­ral de la rma.

En ese com­ple­jo, tam­bién se fa­bri­ca la va­ri­lla G-56, pa­ra la cons­truc­ción de edi cios con re­que­ri­mien­tos an­ti­sís­mi­cos. Ade­más, la plan­ta de Cal­vert, Ala­ba­ma —ad­qui­ri­da por la em­pre­sa en 2013, jun­to con la ja­po­ne­sa Nip­pon Steel— tie­ne mo­li­nos en ca­lien­te pa­ra tra­tar es­tos plan­cho­nes, que tam­bién se usan en la fa­bri­ca­ción de ace­ros re­sis­ten­tes pa­ra au­to­mó­vi­les.

Otra em­pre­sa que bus­ca agre­gar va­lor a sus pro­duc­tos es Ter­nium. En 2013, la em­pre­sa in­vir­tió 1,100 MDD en la cons­truc­ción de una plan­ta en Pes­que­ría, Nue­vo León, don­de es­ti­ma pro­du­cir un mi­llón 500,000 to­ne­la­das de ace­ros es­pe­cia­li­za­dos (gal­va­ni­za­dos), in­di­ca Má­xi­mo Ve­do­ya, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la com­pa­ñía.

En mar­zo pa­sa­do, la si­de­rúr­gi­ca in­cur­sio­nó en el e-com­mer­ce, por lo que aho­ra sus clien­tes po­drán agre­gar pedidos al ‘ca­rri­to de com­pras’ des­de su PC o Ta­blet, ade­más de se­guir el es­ta­tus de sus ór­de­nes. “Ten­drán la mis­ma información que no­so­tros, po­drán ver en qué fa­se pro­duc­ti­va es­tá el pe­di­do, las fe­chas de em­bar­que, pa­gos por co­brar y has­ta ba­jar sus fac­tu­ras”, in­di­có Má­xi­mo Ve­do­ya, du­ran­te la pre­sen­ta­ción del ser­vi­cio.

La in­ver­sión en es­te pro­yec­to fue de 162 MDD y de­ri­vó en tres ini­cia­ti­vas: un sis­te­ma que in­te­gra­rá en tiem­po real a to­das las áreas de la rma des­de pla­nea­ción has­ta supply chain), un web­si­te don­de los clien­tes po­drán dar se­gui­mien­to a sus pedidos y una pla­ta­for­ma B2B que per­mi­ti­rá que los sis­te­mas de los clien­tes se co­mu­ni­quen con el de Ter­nium.

Te­na­ris Tam­sa es otra em­pre­sa que in­vier­te en me­jo­rar su ca­pa­ci­dad pa­ra fa­bri­car pro­duc­tos de al­to va­lor agre­ga­do, co­mo tu­bos que ope­ren ba­jo exi­gen­tes con­di­cio­nes de co­rro­sión, tem­pe­ra­tu­ra y pre­sión en aguas pro­fun­das y ul­tra­pro­fun­das (ma­yo­res a 3,000 me­tros des­de la su­per cie).

La apues­ta es­tá en la lle­ga­da de nue­vos ju­ga­do­res en la in­dus­tria ener­gé­ti­ca na­cio­nal, lo que im­pul­sa­rá la de­man­da de pro­duc­tos y ser­vi­cios. Por ello, con­ti­nua­rá con las in­ver­sio­nes es­tra­té­gi­cas a lar­go pla­zo, las cua­les, has­ta aho­ra, su­man 330

MDD en di­ver­sos pro­yec­tos en­fo­ca­dos a in­cre­men­tar su ca­pa­ci­dad pa­ra desa­rro­llar ace­ros de al­to va­lor agre­ga­do pa­ra la fa­bri­ca­ción de tu­bos, re­la­ta Ser­gio de la Ma­za, di­rec­tor ge­ne­ral de la rma.

Uno de es­tos pro­yec­tos es la cons­truc­ción de un po­zo es­cue­la con equi­po de si­mu­la­ción a ple­na es­ca­la, el cual per­mi­te apli­car car­gas de tor­sión, ten­sión, com­pre­sión, pre­sión in­ter­na o ex­ter­na, exión y al­tas tem­pe­ra­tu­ras, así co­mo car­gas de fa­ti­ga en tu­bos con unión sol­da­da o ros­ca­da, pa­ra ca­pa­ci­tar al per­so­nal de la rma que tra­ba­ja en cam­po.

Tam­bién in­vier­te otros 13.5 MDD pa­ra am­pliar la ca­pa­ci­dad de su Cen­tro de Com­po­nen­tes Au­to­mo­tri­ces en Ve­ra­cruz, don­de fa­bri­ca des­de 2005 re­ci­pien­tes de pre­sión pa­ra bol­sas de ai­re y tu­bos de diá­me­tro pe­que­ño, uti­li­za­dos en apli­ca­cio­nes in­dus­tria­les y au­to­mo­tri­ces.

Es­tas ac­cio­nes son una mues­tra de la­re­con­ver­sión gra­dual que es­tá vi­vien­do el sec­tor pa­ra re­cu­pe­rar el te­rreno per­di­do. Gui­ller­mo Vo­gel de Canacero des­ta­ca la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar en el ar­ma­do de ca­de­nas pro­duc­ti­vas y bien in­te­gra­das. “El ace­ro es el ini­cio de mu­chas de es­tas ca­de­nas y uno de los pi­la­res del cre­ci­mien­to de la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra”.

Mien­tras tan­to, la ba­ja de­man­da de ace­ro en Chi­na se man­ten­drá sin cam­bios en el cor­to pla­zo y se­gui­rá re­gis­tran­do un cre­ci­mien­to ne­ga­ti­vo de -0.5% en­tre 2015 y 2016, de acuer­do con la WSA. Así, la in­dus­tria na­cio­nal ten­drá que li­diar con la so­bre­ofer­ta du­ran­te los pró­xi­mos años.†

Au­di­to­rías de ai­re por es­pe­cia­lis­tas cer­ti ca­dos por el CAC y el De­par­ta­men­to de Ener­gía de U.S.A.

Cos­tos de Ener­gíaFu­gas-Aná­li­sis de Vi­bra­cio­nes.

Ai­re de acuer­do a sus ne­ce­si­da­des:

Ca­li­dad ISO 8573.1 Cla­se 0/ Cla­se 1 Com­pre­so­res lu­bri­ca­dos Se­ca­do­res Sis­te­mas Li­bres de acei­te

Com­pre­sor de ai­re de dos eta­pas y con­trol de ca­pa­ci­dad con vál­vu­la es­pi­ral ...más ai­re por HP a me­nor cos­to ope­ra­ti­vo.

Bom­bas de va­cío Hos­pi­ta­la­rias o pro­ce­sos.

Ter­nium es­ti­ma pro­du­cir 1,500,000 to­ne­la­das de ace­ros es­pe­cia­li­za­dos (gal­va­ni­za­dos) en su plan­ta de Pes­que­ría en Nue­vo León.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.