JU­LIO DE MU­CHA

Manufactura - - INFORMES -

N adie se ima­gi­na­ría que la mar­ca Ju­lio de Mu­cha, que ac­tual­men­te se ven­de en al­ma­ce­nes co­mo Pa­la­cio de Hie­rro, es­tu­vo al bor­de de la quie­bra en el año 2000, cuan­do el pro­duc­to chino des­pla­zó al me­xi­cano en el pi­so de ven­ta y las mar­cas es­ta­dou­ni­den­ses tras­la­da­ban su ma­qui­la ha­cia Chi­na.

Los her­ma­nos Ju­lio de Mu­cha —San­tia­go, Es­te­ban y Se­bas­tián— in­cur­sio­na­ron en la fa­bri­ca­ción de cal­za­do en 1989 y en só­lo seis me­ses es­ca­la­ron su pro­duc­ción de 12 a 1,000 pa­res dia­rios, gra­cias a un mo­de­lo de cal­za­do que re­sul­tó ser un hit en el pi­so de ven­ta, y que se man­ten­dría así du­ran­te los 10 años si­guien­tes.

Pe­ro man­te­ner fi­nan­zas sa­lu­da­bles cuan­do se com­pi­te en los te­rre­nos del vo­lu­men es di­fí­cil si no se tie­ne una es­tra­te­gia de di­fe­ren­cia­ción. Y es­to les ocu­rrió a los de Mu­cha.

Pa­ra res­ca­tar a su em­pre­sa fa­mi­liar, los her­ma­nos se con­cen­tra­ron en bus­car di­fe­ren­cia­do­res, y los en­con­tra­ron en la fle­xi­bi­li­dad ope­ra­ti­va, la ca­li­dad del pro­duc­to,

la in­cor­po­ra­ción de pro­ce­sos ar­te­sa­na­les y el di­se­ño. La su­ma de es­tas cua­li­da­des les per­mi­tió en­ca­rri­lar nue­va­men­te las ven­tas de la com­pa­ñía e, in­clu­so, atraer pro­yec­tos de ma­qui­la.

San­tia­go de Mu­cha na­rra que, en 2008, Tem­pe —la di­vi­sión de cal­za­do y ac­ce­so­rios de Gru­po In­di­tex— con­tac­tó a la com­pa­ñía me­xi­ca­na pa­ra ma­qui­lar al­gu­nos mo­de­los de ca­ba­lle­ro y, des­pués de una au­di­to­ría, Ju­lio de Mu­cha se su­mó a la lis­ta de pro­vee­do­res que la es­pa­ño­la tie­ne en Mé­xi­co.

Des­de en­ton­ces, la vi­da fa­bril de es­ta plan­ta, ubi­ca­da al sur de León, Gua­na­jua­to, trans­cu­rre en­tre la ma­qui­la y la pro­duc­ción de la mar­ca pro­pia. Dia­ria­men­te, unos 1,950 pa­res sa­len de es­ta na­ve de 3,400 me­tros cua­dra­dos, 60% mo­de­los pro­pios, 30% mar­ca Za­ra y 10% de otras mar­cas, de­ta­lla Cé­sar Ma­ta, ge­ren­te de Ope­ra­cio­nes de la plan­ta.

Es­te mo­de­lo de ne­go­cio ha fun­cio­na­do bien pa­ra la com­pa­ñía, pues com­bi­nar la pro­duc­ción pro­pia con la ma­qui­la ha da­do ‘oxí­geno’ a sus fi­nan­zas, y es que los

es­que­mas de pa­go de los clien­tes de ma­qui­la son muy bue­nos. Ma­ta po­ne el ejem­plo de la com­pa­ñía Tem­pe, que sue­le pa­gar a los 10 días de la en­tre­ga, mien­tras que las za­pa­te­rías na­cio­na­les tar­dan en­tre 30 y 60 días.

LAS CLA­VES DEL ÉXI­TO

Com­bi­nar am­bos ne­go­cios ha re­que­ri­do que la fir­ma desa­rro­lla­ra nue­vas com­pe­ten­cias, pues en el ca­so de la ma­qui­la ya no bas­ta con te­ner su­fi­cien­te ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va.

“Las mar­cas quie­ren un pro­vee­dor que, ade­más de pro­du­cir­les, tam­bién eti­que­te, em­pa­que­te e in­clu­so les pro­pon­ga di­se­ños o ma­te­ria­les”, di­ce Ma­ta. Un ser­vi­cio que se co­no­ce co­mo ma­qui­la con va­lor agre­ga­do o pa­que­te com­ple­to (full pac­ka­ge).

Es­to es lo que aho­ra ofre­cen los De Mu­cha a sus clien­tes. Por ejem­plo, el cal­za­do que ma­qui­lan a Za­ra, lo en­tre­gan eti­que­ta­do y em­pa­ca­do en la ca­ja. Así lo en­vían a un cen­tro de dis­tri­bu­ción ubi­ca­do en el Es­ta­do de Mé­xi­co que ope­ra otro pro­vee­dor de In­di­tex.

Pa­ra res­ca­tar a su em­pre­sa fa­mi­liar, los her­ma­nos de Mu­cha en­con­tra­ron di­fe­ren­cia­do­res en la fle­xi­bi­li­dad ope­ra­ti­va, la ca­li­dad de sus pro­duc­tos, la in­cor­po­ra­ción de pro­ce­sos ar­te­sa­na­les y el di­se­ño

La fir­ma es­pa­ño­la só­lo se en­car­ga de la pri­me­ra y la úl­ti­ma eta­pa del pro­ce­so —el di­se­ño y la co­mer­cia­li­za­ción—; el res­to lo ha­cen sus pro­vee­do­res.

La com­bi­na­ción de pro­ce­sos ar­te­sa­na­les y se­mi­au­to­ma­ti­za­dos ha si­do otro fac­tor de di­fe­ren­cia­ción, tan­to en el te­rreno de la ma­qui­la, co­mo en el pi­so de ven­ta.

La es­pe­cia­li­dad de la ca­sa son los te­ji­dos a mano y so­bre la hor­ma. “Es­ta es una de las cin­co fá­bri­cas, en to­do Gua­na­jua­to, que ma­ne­jan la téc­ni­ca de te­ji­do so­bre la hor­ma”, co­men­ta Ma­ta.

Es­ta cua­li­dad lla­mó la aten­ción de los eje­cu­ti­vos de Alan Pay­ne, quie­nes con­tac­ta­ron a los de her­ma­nos de Mu­cha pa­ra que ma­qui­la­ran al­gu­nos mo­de­los, que aho­ra se ven­den con una eti­que­ta con la le­yen­da ‘He­cho a mano por ar­te­sa­nos’.

Las em­pre­sas que ter­ce­ri­zan su pro­duc­ción, en es­te ca­so cal­za­do, bus­can ga­ran­ti­zar que sus pro­vee­do­res cum­plan cier­tos pa­rá­me­tros de ca­li­dad —co­mo usar piel en los cor­tes o re­for­zar el pe­ga­do de la sue­la—, lo que les ha per­mi­ti­do man­te­ner un se­má­fo­ro en ver­de con to­dos sus clien­tes.

La fir­ma Tem­pe, por ejem­plo, no audita cons­tan­te­men­te a sus pro­vee­do­res, por lo que bus­ca ase­gu­rar que és­tos ten­gan pro­ce­sos só­li­dos pa­ra evi­tar va­ria­cio­nes en la ca­li­dad.

“Ma­ne­ja­mos los mis­mos es­tán­da­res de ca­li­dad en to­dos los pro­duc­tos que ha­ce­mos”, ase­gu­ra Ma­ta. En to­do ca­so, lo úni­co que lle­ga a va­riar en­tre el pro­duc­to pro­pio y el que ma­qui­la­mos son al­gu­nos ma­te­ria­les, co­mo el ti­po de piel o el uso de sin­té­ti­cos. Pe­ro eso de­pen­de del clien­te.

Aho­ra, la em­pre­sa me­xi­ca­na bus­ca ab­sor­ber par­te de la ma­qui­la que Za­ra pien­sa tras­la­dar de Chi­na a Amé­ri­ca, un pro­yec­to que se de­fi­ni­rá es­te año.

La es­ca­la­da de pre­cios que vi­ve Chi­na de 10 años a la fe­cha y una ne­ce­si­dad im­pe­ran­te de re­du­cir los cos­tos de pro­duc­ción y ope­ra­ción, han lle­va­do a las fir­mas glo­ba­les de ro­pa y cal­za­do a sa­cu­dir­se los cos­tos lo­gís­ti­cos y re­ubi­car sus ope­ra­cio­nes de pro­duc­ción más cer­ca de los cen­tros de con­su­mo.

Pa­ra la fir­ma sig­ni­fi­ca­ría du­pli­car la pro­duc­ción que ac­tual­men­te ha­ce pa­ra Za­ra (en­tre 200,000 y 300,000 pa­res al año) y la ge­ne­ra­ción de nue­vos em­pleos.

Plan­ta de Ju­lio de Mu­cha, ubi­ca­da en León, Gua­na­jua­to.

Lí­nea de pro­duc­ción de Ju­lio de Mu­cha de­di­ca­da a la ma­qui­la de pro­duc­to de Za­ra

CON­SUL­TA EN NUES­TRO SI­TIO LA GA­LE­RÍA FO­TO­GRÁ­FI­CA DE JU­LIO DE MU­CHA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.