La ma­nu­fac­tu­ra se trans­for­ma

Aun­que en­tre sus prio­ri­da­des es­tá la in­no­va­ción pa­ra al­can­zar el cre­ci­mien­to, la in­dus­tria aún tie­ne re­tos, re­la­cio­na­dos con el uso de nue­vas tec­no­lo­gías prin­ci­pal­men­te

Manufactura - - COLUMNA - So­cio lí­der del seg­men­to IMMEX de KPMG en Mé­xi­co ase­so­ria@kpmg.com.mx

Ala vis­ta de cam­bios y fuer­zas dis­rup­ti­vas en to­do el mun­do, se es­pe­ra­ría ver a la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra en me­dio de una trans­for­ma­ción ma­si­va. Sin em­bar­go, hoy son po­cos los fa­bri­can­tes que ver­da­de­ra­men­te es­tán vi­vien­do un cam­bio tras­cen­den­tal. La ma­yo­ría se en­cuen­tra ajus­tan­do sus mo­de­los de ne­go­cio y es­truc­tu­ras ope­ra­ti­vas, alis­tán­do­se pa­ra el fu­tu­ro.

Es por eso que las prio­ri­da­des de la in­dus­tria han cam­bia­do, de acuer­do con los ha­llaz­gos de la en­cues­ta Pers­pec­ti­vas glo­ba­les de la In­dus­tria de Ma­nu­fac­tu­ra 2015. Pre­pa­rán­do­se pa­ra la ba­ta­lla: fa­bri­can­tes lis­tos pa­ra la trans­for­ma­ción, rea­li­za­da por KPMG.

En 2016, cua­tro de ca­da diez di­rec­ti­vos asig­na­rán más de 20% del gas­to to­tal en Tec­no­lo­gías de la Información (TI), al área de Sis­te­mas, con el ob­je­ti­vo de me­jo­rar el rit­mo y el va­lor de la in­no­va­ción (in­ge­nie­ría, ma­nu­fac­tu­ra y ca­de­na de su­mi­nis­tro).

Ade­más, los eje­cu­ti­vos de la in­dus­tria (32%) con­si­de­ran co­mo prio­ri­da­des es­tra­té­gi­cas el de­sa­rro­llo de nue­vos pro­duc­tos, así co­mo la in­ves­ti­ga­ción y el de­sa­rro­llo (R&D por su acró­ni­mo en in­glés).

Una de las prio­ri­da­des es­tra­té­gi­cas a cor­to pla­zo es el cre­ci­mien­to en las ven­tas (64%) y cabe re­sal­tar que mu­chos de los em­pre­sa­rios con­si­de­ran a la in­no­va­ción co­mo una tra­yec­to­ria de­ci­si­va pa­ra al­can­zar­lo.

Los to­ma­do­res de de­ci­sio­nes en la in­dus­tria sa­ben que in­ver­tir en tec­no­lo­gías de pun­ta es una es­tra­te­gia ‘obli­ga­to­ria’ a lar­go pla­zo; la en­cues­ta mues­tra que más de dos ter­cios de ellos con­fir­man que es­tán en­fo­ca­dos en es­tra­te­gias con esa pro­yec­ción.

Los fa­bri­can­tes de­ben cen­trar­se en me­jo­rar y adap­tar con­ti­nua­men­te sus mo­de­los de in­no­va­ción, ade­más de in­ver­tir más en R&D; aque­llos que no acep­ten la nue­va reali­dad del ace­le­ra­do ci­clo de in­ven­ción, se re­za­ga­rán rá­pi­da­men­te.

RE­TOS VI­SI­BLES PA­RA MÉ­XI­CO

En lí­nea con la ten­den­cia mun­dial, en nues­tro país, la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra es­tá en un mo­do de trans­for­ma­ción tem­pra­na.

Cre­ci­mien­to e in­no­va­ción, es­truc­tu­ras de cos­tos y e cien­cia de la ca­de­na de su­mi­nis­tro se en­cuen­tran en la par­te su­pe­rior de la agenda; sin em­bar­go, los pa­sos pa­ra es­ta­ble­cer es­tra­te­gias de pró­xi­ma ge­ne­ra­ción son ape­nas vi­si­bles.

De­bi­do a su lo­ca­li­za­ción geo­grá­fi­ca y sus cen­tros desa­rro­lla­dos de ma­nu­fac­tu­ra, Mé­xi­co se en­cuen­tra en una po­si­ción en­fo­ca­da prin­ci­pal­men­te en pro­veer al mercado es­ta­dou­ni­den­se y aten­der las de­man­das, ca­da vez más cre­cien­tes de pro­duc­tos ali­nea­dos a las ne­ce­si­da­des del clien­te, al acor­ta­mien­to en los tiem­pos de res­pues­ta y a los cam­bios en el mercado.

Sin em­bar­go, to­da­vía no he­mos vis­to de ma­ne­ra im­por­tan­te la adop­ción de nue­vas tec­no­lo­gías, co­mo im­pre­sión en 3D, así co­mo una ma­yor vi­si­bi­li­dad en la ca­de­na de su­mi­nis­tro.

LA ES­TRA­TE­GIA ES­TÁ EN LA CA­DE­NA DE SU­MI­NIS­TRO

Un re­to im­por­tan­te pa­ra las em­pre­sas ma­nu­fac­tu­re­ras me­xi­ca­nas se­rá ali­near­se a las ne­ce­si­da­des y prio­ri­da­des en la ca­de­na de su­mi­nis­tro, ya sea que for­men par­te de es­ta, o bien, que re­quie­ran te­ner vi­si­bi­li­dad de sus pro­vee­do­res y em­pre­sas co­la­bo­ra­do­ras a lo lar­go de to­do el pro­ce­so lo­gís­ti­co.

La fal­ta de fle­xi­bi­li­dad y res­pues­ta an­te los cam­bios que se pue­dan pre­sen­tar en la de­man­da o com­bi­na­ción de pro­duc­tos, cons­ti­tu­ye uno de los prin­ci­pa­les desafíos a ven­cer.

Por es­ta ra­zón, per­ci­bir y com­pren­der real­men­te las ne­ce­si­da­des no sa­tis­fe­chas de los con­su­mi­do­res o clien­tes con ma­yor ra­pi­dez que la com­pe­ten­cia, se­rá de­ci­si­vo pa­ra ga­nar la ba­ta­lla, da­do que el rit­mo de la in­no­va­ción con res­pec­to a los pro­duc­tos, se si­gue ace­le­ran­do ca­da vez más.

En un mun­do ca­da vez más ‘en las ma­nos’ de los con­su­mi­do­res, las em­pre­sas ma­nu­fac­tu­re­ras de­ben es­tar cons­cien­tes de la ne­ce­si­dad de in­ver­tir en so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas pa­ra ha­cer más efi­cien­tes sus mo­de­los de ne­go­cios, ade­más de con­tar con los con­tro­les y la vi­si­bi­li­dad de sus ca­de­nas de su­mi­nis­tro en to­dos los ni­ve­les.

Es­ta me­jo­ra en al­gu­nos ca­sos, se­rá or­gá­ni­ca, pe­ro la ten­den­cia mar­ca en gran me­di­da que se de­be­rán apro­ve­char las alian­zas es­tra­té­gi­cas. †

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.