AU­TO­MO­TRIZ Re­tos y opor­tu­ni­da­des pa­ra el sec­tor de au­to­par­tes

Aun­que re­gis­tra nú­me­ros ne­gros, los cos­tos lo­gís­ti­cos y ener­gé­ti­cos po­drían men­guar la bue­na ra­cha

Manufactura - - APUNTES TÉCNICOS - TO­ME NO­TA

POR BRUNO JUA­NES *SO­CIO RES­PON­SA­BLE DE MA­NU­FAC­TU­RA. DE­LOIT­TE CON­SUL­TING GROUP MÉ­XI­CO

E El sec­tor au­to­mo­tor es­tá cam­bian­do a un rit­mo di­fí­cil­men­te ima­gi­na­ble po­co tiem­po atrás. La apa­ri­ción de nue­vas tec­no­lo­gías dis­rup­ti­vas, el cam­bio en los há­bi­tos de con­su­mo, la en­tra­da de nue­vos ju­ga­do­res en el mercado tra­di­cio­nal, jun­to a los re­tos ya co­no­ci­dos de la in­dus­tria de au­to­par­tes (in­no­va­ción con­ti­nua, ex­ce­len­cia ope­ra­cio­nal, e cien­cia de ac­ti­vos, atrac­ción, de­sa­rro­llo y de­li­za­ción de ta­len­to, etc.), si­túan a to­dos los ac­to­res de la ca­de­na en un nue­vo te­rreno de jue­go al que hay que adap­tar­se, no só­lo pa­ra ob­te­ner ma­yo­res már­ge­nes, sino pa­ra so­bre­vi­vir.

En la ac­tua­li­dad, Mé­xi­co es uno de los mer­ca­dos au­to­mo­tri­ces más di­ná­mi­cos del mun­do, por lo que el gra­dien­te de cam­bio de­be ser aún ma­yor. Por pri­me­ra vez en nues­tra his­to­ria he­mos si­do ca­pa­ces de cap­tar más In­ver­sión Ex­tran­je­ra Di­rec­ta (IED) pa­ra el sec­tor que Chi­na, pro­du­cien­do me­nos de la quin­ta par­te de au­to­mó­vi­les que el gi­gan­te asiá­ti­co. Sin em­bar­go, to­da­vía hay re­tos y opor­tu­ni­da­des que de­be en­fren­tar la in­dus­tria au­to­par­te­ra me­xi­ca­na.

EL LAS­TRE LO­GÍS­TI­CO

La fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra, es­pe­cial­men­te por­tua­ria, fe­rro­via­ria y ca­rre­te­ra, unido a la es­ca­sa ope­ra­ti­vi­dad y sa­tu­ra­ción de los pues­tos fron­te­ri­zos dis­mi­nu­ye la com­pe­ti­ti­vi­dad del sec­tor con ele­va­das ne­ce­si­da­des re­la­ti­vas a pro­ce­sos de im­por­ta­ción y ex­por­ta­ción.

El cos­to lo­gís­ti­co de la ope­ra­ción es de­ma­sia­do al­to, com­pa­ra­do con mer­ca­dos si­mi­la­res y po­dría ser un im­por­tan­te cue­llo de bo­te­lla a fu­tu­ro, es­pe­cial­men­te en un entorno en el que el res­to de los cos­tos (es­pe­cial­men­te la mano de obra di­rec­ta) pue­den in­cre­men­tar­se.

Los go­bier­nos de cual­quier ni­vel, pe­ro es­pe­cial­men­te las se­cre­ta­rías de de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co de los es­ta­dos, jue­gan un pa­pel fun­da­men­tal en la cap­ta­ción de in­ver­sio­nes y en la di­na­mi­za­ción del te­ji­do em­pre­sa­rial con su par­ti­ci­pa­ción de ma­ne­ra di­rec­ta o a tra­vés de los clús­ters au­to­mo­tri­ces re­gio­na­les. No obs­tan­te, po­drían ser mu­cho más ac­ti­vos en el sec­tor, apo­yan­do no so­lo la ins­ta­la­ción de in­dus­tria sino el nan­cia­mien­to, la sim­pli ca­ción de trá­mi­tes ad­mi­nis­tra­ti­vos y un me­jor tra­to scal a las em­pre­sas.

ES­CA­SEZ DE CA­PI­TAL HU­MANO

El ta­len­to, su de­sa­rro­llo, cap­ta­ción y re­ten­ción se mues­tra co­mo un ele­men­to crí­ti­co, es­pe­cial­men­te pa­ra los ni­ve­les téc­ni­cos y ope­ra­ti­vos (más que pa­ra los in­ge­nie­ros).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.