Ser­gio Iba­rra

ca­pi­ta­nea la lle­ga­da de Fa­re­va a México

Manufactura - - PORTADA - POR IVET RO­DRÍ­GUEZ FO­TOS JE­SÚS AL­MA­ZÁN

Ser­gio Iba­rra es­ta­ba en su ca­sa cuan­do re­ci­bió una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca. Era de un ca­za­ta­len­tos que que­ría en­tre­vis­tar­lo pa­ra la va­can­te de ge­ren­te ge­ne­ral de Cos­me­co, sub­si­dia­ria de Fa­re­va, una mul­ti­na­cio­nal fran­ce­sa de­di­ca­da a la ma­qui­la de cos­mé­ti­cos que re­cién ha­bía lle­ga­do a México.

‰;S RWX] _cS VOPØO S\Q]\b`OR] [W ^S`’Z S\ :W\YSR7\ g _cS ZS pa­re­ció ade­cua­do pa­ra la va­can­te, por la ex­pe­rien­cia que ten­go en SZ aSQb]` ˆ`SQ­cS`RO SZ SXSQc­bWd]ˆ :ZSd] [¥a RS ! O¦]a S\ Sa­bO W\Rcab`WO g VS VSQV] ^`¥QbWQO[S\bS RS b]R] RSaRS ac^S`dWaO` ZO ca­li­dad de los pro­duc­tos o coor­di­nar la lo­gís­ti­ca has­ta di­ri­gir una plan­ta com­ple­ta”.

Iba­rra es­tu­dió In­ge­nie­ría Quí­mi­ca e ini­ció su ca­rre­ra en 1989 en Col­ga­te Pal­mo­li­ve, como ins­pec­tor de ca­li­dad en una plan­ta que la ’`[O bS\ØO S\ ZO Q]Z]\WO 7``WUOQWÚ\ S\ SZ ^]\WS\bS RS ZO 1WcROR RS ;¤fWQ] 2Sa^c¤a b`OPOXÚ b`Sa O¦]a S\ ZO T`O\QSaO GdSa @]QVS` g otros tres en la ale­ma­na Am­co-Brenn­tag, de­di­ca­da a la distribución de ma­te­rias pri­mas pa­ra la fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos cos­mé­ti­cos.

3\ aS^bWS[P`S RS " b`Sa [SaSa RSa^c¤a RS VOPS` `SQWPWR] la lla­ma­da del ca­za­ta­len­tos, se con­vir­tió en el ge­ren­te ge­ne­ral de la sub­si­dia­ria de Fa­re­va en México.

:O S[^`SaO TOP`WQO ^`]RcQb]a ^O`O QZWS\bSa Q][] :Œ=`¤OZ ;O`g 9Og 0SWS`aR]`T > 5 /d]\ =`W“O[[S g 3ZWhOPS­bV /`RS\ 3\ SZ ^ZO\] UZ]POZ bWS\S S[^ZSOR]a g TOQbc`Ú ! [WZZ]\Sa RS Sc`]a SZ O¦] ^OaOR]

¿Por qué lle­ga Fa­re­va a México? Cual­quier em­pre­sa que se pre­cie de ser in­ter­na­cio­nal quie­re es­tar en México. Pa­ra Fa­re­va, que es una em­pre­sa del ra­mo cos­mé­ti­co, era un pa­so na­tu­ral. México es ve­cino de Es­ta­dos Uni­dos, el ma­yor mer­ca­do de con­su­mo de cos­mé­ti­cos a ni­vel glo­bal. Ade­más, el mer­ca­do me­xi­cano es el dé­ci­mo con­su­mi­dor de pro­duc­tos pa­ra el cui­da­do per­so­nal.

Va­rios de nues­tros clien­tes es­ta­ban in­tere­sa­dos en lle­gar o in­cre­men­tar su pro­duc­ción en México y no­so­tros vi­mos una opor­tu­ni­dad de ne­go­cio en el país.

A prin­ci­pios de 2014, su­pi­mos que un clien­te [Stan­ho­me, una em­pre­sa de pro­duc­tos pa­ra el ho­gar] iba a ven­der su plan­ta en México y de­ci­di­mos com­prar­la. Acon­di­cio­na­mos el com­ple­jo, ubi­ca­do en la zona industrial de Vallejo, y ac­tual­men­te allí ma­qui­la­mos, a dos clien­tes, pro­duc­tos cos­mé­ti­cos, de cui­da­do per­so­nal y pa­ra el ho­gar.

¿Cuá­les son sus pro­yec­tos en el país? Fa­re­va no co­mer­cia­li­za nin­gún producto con mar­ca pro­pia, nues­tro ne­go­cio es pro­du­cir­les a otras em­pre­sas.

No­so­tros te­ne­mos 11 plan­tas en 12 paí­ses, ade­más de 12 la­bo­ra­to­rios de in­ves­ti­ga­ción y de­sa­rro­llo. Allí ha­ce­mos desde el de­sa­rro­llo de la fór­mu­la —la fir­ma tie­ne 35 for­mu­la­cio­nes pa­ten­ta­das— has­ta la fa­bri­ca­ción y el en­va­sa­do de los pro­duc­tos. Al­gu­nos clien­tes nos pi­den el ser­vi­cio com­ple­to, desde la fór­mu­la, la fa­bri­ca­ción y el em­pa­que del producto, y ellos so­lo le po­nen su mar­ca. Otros so­lo con­tra­tan una par­te del pro­ce­so.

En México es­ta­mos ini­cian­do con la ma­qui­la y en­va­sa­do de cos­mé­ti­cos y pro­duc­tos de cui­da­do per­so­nal, desde ma­qui­lla­je, di­fe­ren­tes ti­pos de cremas, des­ma­qui­llan­tes y, a par­tir del próximo año, fra­gan­cias.

¿Cuá­les fue­ron los re­tos pa­ra arran­car ope­ra­cio­nes en el país? Lo pri­me­ro fue desa­rro­llar la in­fra­es­truc­tu­ra pro­duc­ti­va, pues aun­que la plan­ta ya exis­tía, tu­vi­mos que hacer ade­cua­cio­nes y re­no­var al­gu­nas má­qui­nas. Es­to nos to­mó al­re­de­dor de tres me­ses. Lue­go pa­sa­ron otros tres me­ses pa­ra que los clien­tes vi­si­ta­ran la plan­ta y va­li­da­ran los pro­ce­sos.

En pa­ra­le­lo, tu­vi­mos que con­so­li­dar las com­pe­ten­cias del equi­po. Con­ser­va­mos a la ma­yo­ría de la gen­te [que tra­ba­ja­ba en la plan­ta que com­pró Fa­re­va]. Sin em­bar­go, los ca­pa­ci­ta­mos pa­ra que en­ten­die­ran el ADN de la com­pa­ñía. ¿La ma­qui­la de pro­duc­tos cos­mé­ti­cos es un buen ne­go­cio?

Sí. Mu­chas em­pre­sas es­tán ter­ce­ri­zan­do su pro­duc­ción a ma­qui­la­do­res. Es al­go ca­da vez más co­mún en es­ta in­dus­tria. Las ra­zo­nes va­rían. Por ejem­plo, hay em­pre­sas que de­ci­die­ron, como par­te de su es­tra­te­gia cor­po­ra­ti­va, de­jar de pro­du­cir y en­fo­car­se en el [O`YS­bW\U, en la distribución o en desa­rro­llar su fuer­za de ven­tas.

El clien­te que nos ven­dió su plan­ta, en Vallejo, es un ejem­plo. De­ci­dió de­le­gar­nos la pro­duc­ción y el en­va­sa­do de sus pro­duc­tos y en­fo­car­se en su área co­mer­cial y de [O`YS­bW\U.

Otros clien­tes nos buscan cuan­do tie­nen una ma­yor de­man­da de al­gún producto y re­quie­ren ca­pa­ci­dad adi­cio­nal, o tam­bién cuan­do van a lan­zar una nue­va lí­nea y no quie­ren in­ver­tir en ma­qui­na­ria has­ta es­tar se­gu­ros de que el nue­vo producto fun­cio­na­rá en el mer­ca­do. Pa­ra to­dos es­tos ca­sos, la ma­qui­la es una bue­na al­ter­na­ti­va.

El ne­go­cio pa­ra no­so­tros es­tá en que al su­mar la pro­duc­ción de va­rios clien­tes, ge­ne­ras vo­lu­men y en­ton­ces pue­des aba­ra­tar cos­tos.

Clien­tes. Fa­re­va fa­bri­ca sus pro­duc­tos pa­ra clien­tes como L’Oréal, Mary Kay, Beiers­dorf, P&G, Avon, Ori­flam­me y Eli­za­beth Ar­den.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.