El TPP y la in­dus­tria ma­qui­la­do­ra

El acuer­do co­mer­cial abre más op­cio­nes de su­mi­nis­tro de bie­nes e in­su­mos pa­ra es­te sec­tor.

Manufactura - - COLUMNA -

Mé­xi­co pa­só de ser una eco­no­mía ce­rra­da a una de las que tie­ne más acuer­dos co­mer­cia­les en el mun­do. Mien­tras que, en un prin­ci­pio, mu­chos de los tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio (TLC) ce­le­bra­dos por Mé­xi­co eran ape­nas acuer­dos bi­la­te­ra­les, re­cien­te­men­te se ha vis­to una cla­ra ten­den­cia al mul­ti­la­te­ra­lis­mo. Ejem­plo de ello son el acuer­do co­mer­cial Q]\ 1S\b`]O[¤`WQO g ZO `SQWS\bS /ZWO\hO RSZ >OQؒQ] que agru­pan a paí­ses con los que ya se te­nía al­gu­nos acuer­dos bi­la­te­ra­les.

Co­mo par­te de es­ta ten­den­cia, el 4 de fe­bre­ro de 2016 Aus­tra­lia, Bru­nei, Ca­na­dá, Chi­le, Es­ta­dos Uni­dos, Ja­pón, Ma­la­sia, Mé­xi­co, Nue­va Ze­lan­da, Pe­rú, AW\UO^c` g DWSb\O[ ’`[O`]\ SZ /QcS`R] 3ab`Ob¤UWQ] B`O\a^OQؒQ] RS /a]QWOQWÚ\ 3Q]\Ú[WQO B>>

Al en­trar en vi­gor es­te acuer­do co­mer­cial, Mé­xi­co es­ta­rá obli­ga­do a abrir su eco­no­mía a seis paí­ses con los que no te­nía tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio y, a la vez, am­plia­rá su in­ter­cam­bio co­mer­cial con cin­co paí­ses que ya eran sus so­cios. Den­tro de es­te en­torno, ¿ha­brá ries­gos y opor­tu­ni­da­des den­tro del TPP pa­ra el sec­tor ma­qui­la­dor me­xi­cano?

Sin du­da. La en­tra­da en vi­gor del TPP per­mi­ti­rá a las ma­qui­la­do­ras me­xi­ca­nas am­pliar sus op­cio­nes de su­mi­nis­tro de bie­nes ‘ori­gi­na­rios’, per­mi­tien­do, por ejem­plo, la in­cor­po­ra­ción de in­su­mos de Sin­ga­pur o Viet­nam pa­ra fa­bri­car bie­nes que se ex­por­ten a Es­ta­dos Uni­dos, re­cla­man­do tra­to pre­fe­ren­cial ba­jo el TPP.

;WS\b`Oa _cS S\ Sa­bS SXS[^Z] Z]a PWS\Sa ’\OZSa \] hu­bie­ran re­sul­ta­do ori­gi­na­rios ba­jo el TLCAN, al am­pa­ro del TPP po­drían ser su­cep­ti­bles de re­ci­bir tra­to aran­ce­la­rio pre­fe­ren­cial. De igual for­ma, el im­por­ta­dor no ten­dría por qué pa­gar aran­ce­les por el uso de los in­su­mos de Sin­ga­pur o Viet­nam.

Por otro la­do, las eco­no­mías de los paí­ses par­te del TPP re­pre­sen­tan ca­si 40% del Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB) mun­dial, por lo que, al for­mar par­te de es­te acuer­do co­mer­cial, di­ver­sos sec­to­res in­dus­tria­les (ace­ro, agroin­dus­trial, au­to­mo­triz y au­to­par­tes, cos­mé­ti­cos y per­fu­me­ría, eléc­tri­co, elec­tró­ni­co y far­ma­céu­ti­co) es­ta­rán en po­si­bi­li­da­des de abrir­se pa­so a nue­vos mer­ca­dos, sien­do de es­ta ma­ne­ra ca­da vez más atrac­ti­vos a la in­ver­sión.

Sin em­bar­go, la en­tra­da en vi­gor del TPP trae­rá tam­bién ma­yor com­pe­ten­cia, así co­mo cam­bios y ade­cua­cio­nes a la re­gu­la­ción na­cio­nal que, si no son ana­li­za­dos co­rrec­ta­men­te, po­drían im­pli­car ries­gos pa­ra la ope­ra­ción de las em­pre­sas ma­qui­la­do­ras.

En­tre las di­fe­ren­cias exis­ten­tes en­tre el TPP y otros acuer­dos co­mer­cia­les, se en­cuen­tran la for­ma de cal­cu­lar el va­lor de con­te­ni­do re­gio­nal en al­gu­nas re­glas RS ]`WUS\ Sa^SQؒQOa g ZO T]`[O RS dS`W’QO` SZ ]`WUS\ en in­dus­trias de­ter­mi­na­das.

Tam­bién el TPP per­mi­ti­rá que, en cier­tos ca­sos, sea el im­por­ta­dor me­xi­cano y no el ex­por­ta­dor ex­tran­je­ro _cWS\ S[WbO SZ QS`bW’QOR] RS ]`WUS\ Q]\ SZ _cS aS `S cla­me el tra­to pre­fe­ren­cial en Mé­xi­co. En es­tos ca­sos el im­por­ta­dor de­be­rá con­tar con to­da la in­for­ma­ción y do­cu­men­ta­ción ne­ce­sa­ria pa­ra acre­di­tar el ca­rác­ter ori­gi­na­rio de di­chos bie­nes.

Da­do que di­fí­cil­men­te un pro­vee­dor que no sea par­te re­la­cio­na­da pro­por­cio­na­ría a su clien­te la in­for­ma­ción re­fe­ren­te a sus cos­tos y sus pro­vee­do­res, es pre­vi­si­ble que es­ta op­ción sea uti­li­za­da prin­ci­pal­men­te por aque­llos im­por­ta­do­res que sean par­tes re­la­cio­na­das de sus pro­vee­do­res.

La pues­ta en mar­cha del TPP au­men­ta­rá la com^SbW­bW­dWROR ^S`[WbW`¥ RW­dS`aW’QO` ZOa TcS\bSa RS ac[W nis­tro de los in­su­mos uti­li­za­dos por las ma­qui­la­do­ras y per­mi­ti­rá, al mis­mo tiempo, ex­por­tar a más paí­ses ba­jo tra­to pre­fe­ren­cial.

De igual for­ma, al im­ple­men­tar­se el TPP se re­for­ma­rán di­ver­sas dis­po­si­cio­nes del mar­co ju­rí­di­co me­xi­cano, por lo que la in­dus­tria ma­qui­la­do­ra de­be­rá dar se­gui­mien­to a las po­ten­cia­les re­for­mas y es­tar lis­ta pa­ra afron­tar nue­vos re­tos y ma­yor com­pe­ten­cia. (Coau­tor del tex­to: Jo­sé Ho­yos Ro­bles) †

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.