CUA­TRO CLA­VES CON­TRA RIES­GOS

La pre­vi­sión con­tra el peor es­ce­na­rio en las ope­ra­cio­nes, el me­jor com­ple­men­to de las co­ber­tu­ras fi­nan­cie­ras.

Manufactura - - CONTENTS - Por Ve­ró­ni­ca Díaz Ro­drí­guez

Blin­dar a la plan­ta des­de el in­te­rior.

Pen­sar que un se­gu­ro es la cla­ve pa­ra la ges­tión de ries­gos in­dus­tria­les es el peor error que una plan­ta pue­de co­me­ter. “¿Por qué? Por­que nin­gún se­gu­ro te pue­de ga­ran­ti­zar que la com­pa­ñía res­ta­blez­ca sus ope­ra­cio­nes en 24 o 48 ho­ras”, se­ña­la Da­niel de An­da, con­sul­tor in­ter­na­cio­nal ex­per­to en Se­gu­ri­dad y Sa­lud Ocu­pa­cio­nal cer­ti­fi­ca­do en Es­ta­dos Uni­dos.

Los ac­ci­den­tes in­dus­tria­les en Mé­xi­co re­pre­sen­tan una pér­di­da de en­tre 4 y 5% del to­tal de la nó­mi­na de una em­pre­sa, se­gún cálcu­los de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na en Di­rec­ción de Re­cur­sos Hu­ma­nos (Ame­dirh) y la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT). “Es una ci­fra que de­be re­du­cir­se a tra­vés de la ges­tión de se­gu­ri­dad y sa­lud en el tra­ba­jo”, agre­ga De An­da, pe­ro pa­ra que eso su­ce­da el em­pre­sa­rio me­xi­cano de­be te­ner con­cien­cia de la ne­ce­si­dad de la pre­ven­ción, que “la­men­ta­ble­men­te aún no tie­ne”.

En oca­sio­nes, di­ce, so­lo con­tra­tan co­ber­tu­ras con ase­gu­ra­do­ras: “Un se­gu­ro es la re­cu­pe­ra­ción de un ca­pi­tal por el da­ño, pe­ro es la úl­ti­ma par­te del pro­ce­so”.

Hum­ber­to Gon­zá­lez Arro­yo, vi­ce­pre­si­den­te del Co­le­gio Me­xi­cano de Pro­fe­sio­na­les en Ges­tión de Ries­gos, coin­ci­de al se­ña­lar que la de­fi­ni­ción de ries­go en ma­te­ria de pro­tec­ción ci­vil es la pro­ba­bi­li­dad de su­frir un da­ño. “Las in­dus­trias que ma­ne­jan ma­te­ria­les quí­mi­cos pe­li­gro­sos son las que tie­nen más ries­gos y son las re­la­cio­na­das con sec­to­res co­mo el cos­mé­ti­co, ma­nu­fac­tu­ra de plás­ti­cos, ela­bo­ra­ción de me­di­ca­men­tos y pro­ce­sos in­dus­tria­les que tie­nen que ver con la crea­ción in­clu­so de ce­men­tos”, aña­de el tam­bién aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na.

En cual­quier ca­so, am­bos ex­per­tos re­co­mien­dan un plan de se­gu­ri­dad en tres eta­pas:

Pre­ven­ción (an­tes de que ocu­rra el desas­tre), pro­ce­so en cur­so (el mo­men­to del ac­ci­den­te) y re­cu­pe­ra­ción (tiem­po y mé­to­dos pa­ra al re­torno a la nor­ma­li­dad).

“No hay se­gu­ro que ha­ble con los clien­tes, em­plea­dos ni el res­to de las per­so­nas in­vo­lu­cra­das en el ma­ne­jo de cri­sis... Eso tam­bién es vi­tal en las ope­ra­cio­nes”, reite­ra De An­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.