TLCAN: 5 ES­CE­NA­RIOS DE MÉ­XI­CO

A.T. Kear­ney ex­plo­ra las si­tua­cio­nes que pue­den en­fren­tar las em­pre­sas ex­por­ta­do­ras an­te la nue­va ad­mi­nis­tra­ción de EUA.

Manufactura - - CONTENTS - Por Ju­lio Ser­na, Abraham Calvo y Ro­dri­go Na­va­rro*

Cla­ves an­te el nue­vo rum­bo co­mer­cial.

E l cam­bio de go­bierno en Es­ta­dos Uni­dos ha oca­sio­na­do cam­bios en el co­mer­cio mun­dial. Por pri­me­ra vez en sie­te dé­ca­das, la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción es­ta­dou­ni­den­se tie­ne una vi­sión pro­tec­cio­nis­ta. Con­si­de­ran­do que al­re­de­dor de 80% de las ex­por­ta­cio­nes mexicanas es­tá di­ri­gi­do a nues­tro vecino del nor­te, las em­pre­sas ma­nu­fac­tu­re­ras y ex­por­ta­do­ras de­be­rán pre­pa­rar una es­tra­te­gia de mi­ti­ga­ción de ries­gos que ha­ga fren­te a un po­si­ble cam­bio en la po­lí­ti­ca co­mer­cial.

En A.T. Kear­ney he­mos en­ta­bla­do di­ver­sas con­ver­sa­cio­nes con aca­dé­mi­cos, di­rec­ti­vos de la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra, así co­mo ex­per­tos en po­lí­ti­ca pú­bli­ca en Es­ta­dos Uni­dos pa­ra lo­grar un ma­yor en­ten­di­mien­to. Así iden­ti­fi­ca­mos cin­co pro­ba­bles es­ce­na­rios im­pul­sa­dos por la agen­da de Trump, que van de lo prag­má­ti­co a lo ra­di­cal.

Ca­da es­ce­na­rio trae con­si­go va­rios as­pec­tos que hay que con­si­de­rar, pa­ra lo cual la in­dus­tria de­be pre­gun­tar­se có­mo ve­rá afec­ta­das sus ope­ra­cio­nes y có­mo mi­ni­mi­zar los ries­gos.

Re­co­no­ce­mos cua­tro áreas en las que las em­pre­sas de ma­nu­fac­tu­ra de­ben ana­li­zar su si­tua­ción y cues­tio­nar­se qué ti­pos de cam­bios ne­ce­si­tan ha­cer.

En pri­mer lu­gar, hay que con­si­de­rar po­si­bles cam­bios a la ba­se de in­su­mos y/o pro­vee­do­res. Ca­da uno de los es­ce­na­rios que se des­cri­be abajo po­dría traer con­si­go nue­vos aran­ce­les, ta­ri­fas o en ge­ne­ral cos­tos más al­tos que afec­ta­rían la com­pe­ti­ti­vi­dad de las ope­ra­cio­nes. Se­rá ne­ce­sa­rio con­si­de­rar in­su­mos de dis­tin­tos pro­vee­do­res o, in­clu­so, de dis­tin­tas geo­gra­fías pa­ra man­te­ner o in­cre­men­tar los ni­ve­les de com­pe­ti­ti­vi­dad.

Un se­gun­do pun­to es el pro­ba­ble re­plan­tea­mien­to de los mer­ca­dos ob­je­ti­vo ac­tua­les. Una po­si­ble reali­dad de los es­ce­na­rios más ra­di­ca­les im­pli­ca­ría una po­lí­ti­ca co­mer­cial más agre­si­va y pro­tec­cio­nis­ta de EUA, la cual re­du­ci­ría los ni­ve­les de com­pe­ti­ti­vi­dad en Me­xi­co. Es­to jus­ti­fi­ca plan­tear­se una di­ver­si­fi­ca­ción en el des­tino de las ex­por­ta­cio­nes y tal vez en­fo­car­se en desa­rro­llar mer­ca­dos que por aho­ra no son el fo­co. Es­to obli­ga­ría a te­ner una pro­duc­ción más fle­xi­ble, con ca­pa­ci­dad pa­ra

adap­tar­se en tiem­po, for­ma y can­ti­dad a las ne­ce­si­da­des de su nue­vo mer­ca­do.

La ter­ce­ra área de opor­tu­ni­dad gi­ra en torno a la efi­cien­cia ac­tual de las plan­tas y de la ope­ra­ción en ge­ne­ral. Con los cam­bios en la po­lí­ti­ca co­mer­cial se­rá muy im­por­tan­te eva­luar los ni­ve­les de efi­cien­cia y ana­li­zar si una me­jo­ra en es­tos ni­ve­les per­mi­ti­ría man­te­ner o in­cre­men­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad de las ex­por­ta­cio­nes.

Es­tos es­ce­na­rios trae­rán dis­tin­tos es­tán­da­res y res­tric­cio­nes en el co­mer­cio in­ter­na­cio­nal; el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se bus­ca­rá nor­mas que fa­vo­rez­can a sus pro­duc­to­res lo­ca­les. Co­mo re­sul­ta­do de la re­ne­go­cia­ción del TLCAN se es­pe­ran cam­bios en los es­tán­da­res am­bien­ta­les, de ca­li­dad, del ori­gen de los in­su­mos e in­clu­so re­glas la­bo­ra­les más es­tric­tas. En la me­di­da en que el re­sul­ta­do de las re­ne­go­cia­cio­nes se acer­que más a un es­ce­na­rio ra­di­cal se in­cre­men­ta­rá la com­ple­ji­dad de ha­cer ne­go­cios, pa­ra lo cual los fa­bri­can­tes que ex­por­ten a EUA (o su­mi­nis­tren a al­gu­na em­pre­sa que lo ha­ga) de­ben pre­pa­rar­se pa­ra en­fren­tar nue­vas re­gu­la­cio­nes.

En adi­ción a es­tas cua­tro áreas es im­por­tan­te no per­der de vis­ta el pe­rio­do de ne­go­cia­ción. Si bien el go­bierno me­xi­cano bus­ca ter­mi­nar el pro­ce­so es­te año, es pro­ba­ble que se ex­tien­da a 2018 y más allá. Re­ne­go­ciar el TLCAN du­ran­te una elec­ción pre­si­den­cial en Mé­xi­co au­men­ta­rá la vo­la­ti­li­dad e in­cer­ti­dum­bre, sub­ra­yan­do la ne­ce­si­dad de te­ner un plan de ac­ción.

In­clu­so si el fu­tu­ro es in­cier­to, es po­si­ble mi­ti­gar ries­gos con una pla­nea­ción que per­mi­ta de­fi­nir un plan de ac­ción y evi­tar de­ci­sio­nes im­pro­vi­sa­das. El con­jun­to ideal de ac­cio­nes de­pen­de­rá de la in­dus­tria y la so­li­dez de la em­pre­sa, así co­mo del de­sen­vol­vi­mien­to fu­tu­ro de la po­lí­ti­ca co­mer­cial. Es tiem­po de pla­near pa­ra en­fren­tar los re­tos.

Ca­da es­ce­na­rio trae­rá dis­tin­tos es­tán­da­res pa­ra el co­mer­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.