El di­le­ma ener­gé­ti­co

Tec­no­lo­gía re­du­ce la in­ver­sión glo­bal en ener­gías lim­pias pe­ro con­tri­bu­ye a ele­var la pro­duc­ti­vi­dad: Enel Green Po­wer

Manufactura - - ENERGÍA - Por Víc­tor Lo­me­lí Án­ge­les

El de­sier­to de Ne­va­da da co­bi­jo a un hués­ped sin­gu­lar: la plan­ta de ener­gía lim­pia Still­wa­ter de Enel Green Po­wer. Pue­de ge­ne­rar 61.4 Me­ga­watts (MW); muy in­fe­rior si se com­pa­ra con la que cons­tru­ye en la co­mu­ni­dad de Vi­lla­nue­va, en Coahui­la, de 754 MW, pe­ro tie­ne la pe­cu­lia­ri­dad de tra­ba­jar con tres fuen­tes de ener­gía: fo­to­vol­tai­ca, ter­mo­di­ná­mi­ca so­lar y geo­tér­mi­ca. To­das en un te­rreno que no re­ba­sa las 100 hec­tá­reas.

El com­ple­jo de la em­pre­sa ita­lia­na ha re­ci­bi­do va­rios ga­lar­do­nes por desa­rro­llar tec­no­lo­gía que le per­mi­te apro­ve­char has­ta el úl­ti­mo ra­yo de sol.

“La tec­no­lo­gía es evo­lu­ti­va, ha­ce 3 o 5 años ins­ta­lá­ba­mos in­fra­es­truc­tu­ra fi­ja y aho­ra nues­tros mó­du­los van bus­can­do el sol con trac­kers (se­gui­do­res so­la­res)”, se­ña­la a Ma­nu­fac­tu­ra, An­to­nio Cam­mi­se­cra, res­pon­sa­ble a ni­vel glo­bal de Enel Green Po­wer (EGP).

En en­tre­vis­ta te­le­fó­ni­ca, reite­ra el in­te­rés de la com­pa­ñía por con­so­li­dar­se co­mo uno de los prin­ci­pa­les pro­vee­do­res de ener­gía lim­pia en Mé­xi­co apo­ya­do en nue­vas tec­no­lo­gías.

Con un acen­to es­pa­ñol que no es­con­de el tim­bre ita­liano, agre­ga que el com­ple­jo de Coahui­la —que a la pos­tre se­rá la más grande del con­ti­nen­te ame­ri­cano— se­rá efi­cien­te y avan­za­do. “Pro­ba­re­mos nue­vas tec­no­lo­gías co­mo cel­das so­la­res de do­ble ca­ra u otras co­sas, en un pe­que­ño por­cen­ta­je de la ins­ta­la­ción”, afir­ma el eje­cu­ti­vo, sin com­par­tir más de­ta­lles por cues­tio­nes de con­fi­den­cia­li­dad

En Mé­xi­co, EGP es re­co­no­ci­da por ex­pe­rien­cia en pro­yec­tos eó­li­cos y so­la­res, pe­ro no des­car­ta in­ver­tir en geo­ter­mia, ya

sea en con­jun­to con la Co­mi­sión Fe­de­ral de Elec­tri­ci­dad (CFE) o co­mo in­ver­sio­nis­ta pri­va­do: “Es par­te de nues­tras op­cio­nes”.

En el país, EGP ope­ra al­re­de­dor de 728 MW de po­ten­cia re­no­va­ble. El año pa­sa­do la com­pa­ñía fue una de las ga­na­do­ras en las dos subas­tas del Mer­ca­do Eléc­tri­co a lar­go pla­zo, or­ga­ni­za­das por el Cen­tro de Na­cio­nal Con­trol de Ener­gía (Ce­na­ce).

Tan so­lo en mar­zo, la pri­me­ra de ellas se hi­zo acree­do­ra a la po­si­bi­li­dad de su­mi­nis­trar —vía con­tra­tos y Cer­ti­fi­ca­dos de Ener­gía Lim­pia (CEL)— más de 1 Gi­ga­watt de ener­gía, la cual cu­bri­rá gra­cias a pro­yec­tos que es­tán en desa­rro­llo, co­mo el de Vi­lla­nue­va.

Aun­que en la se­gun­da el re­sul­ta­do fue me­nor, EGP man­tie­ne su in­te­rés por par­ti­ci­par en la ter­ce­ra subas­ta pro­gra­ma­da pa­ra no­viem­bre, sin de­jar de la­do los “pro­yec­tos ba­jo es­que­mas más uni­la­te­ra­les ven­dien­do ener­gía a los in­dus­tria­les me­xi­ca­nos”.

Encrucijada sec­to­rial

En 2016, la in­ver­sión en ener­gías lim­pias des­cen­dió 22% en el mun­do, pe­ro el di­rec­ti­vo de EGP lo con­si­de­ra nor­mal de­bi­do a la me­nor in­ver­sión que im­pli­ca un pro­yec­to: “El cos­to de la tec­no­lo­gía ha ba­ja­do y, por en­de, pa­ra ins­ta­lar los mis­mos Me­ga­watts re­quie­re me­nos di­ne­ro”.

Un re­por­te de Bloom­berg Energy Fi­nan­ce in­di­ca que el cos­to de la ener­gía so­lar es ca­si un cuar­to de lo que era en 2009.

Es­te fe­nó­meno se agu­di­zó en los paí­ses en desa­rro­llo, don­de la pro­vee­du­ría es me­nor. “La for­ma en que he­mos po­di­do ser más efi­cien­tes es traer la tec­no­lo­gía des­de afue­ra y lue­go crear aso­cia­cio­nes con los lo­ca­les”, di­ce sin se­ña­lar ca­sos con­cre­tos.

An­to­nio Cam­mi­se­cra ad­mi­te que hay com­po­nen­tes en los que no tie­ne sen­ti­do desa­rro­llar lo­cal­men­te por el cos­to y tiem­po que tar­da­ría en di­se­ñar­se una ca­de­na de va­lor en la pro­vee­du­ría.

Pa­ra el di­rec­ti­vo, un país que pre­ten­da com­pe­tir con­tra Chi­na en la ma­nu­fac­tu­ra de pa­ne­les de­be te­ner muy cla­ro que ter­mi­na por pa­gar­lo en el pre­cio del ki­lo­watt/ho­ra pro­du­ci­do.

“Si Mé­xi­co lo hi­cie­ra, la ener­gía no se ven­de­ría más en 29 o 30 dó­la­res por MW/h, co­mo en la úl­ti­ma subas­ta”, con­clu­ye.

Si Mé­xi­co fa­bri­ca sus pro­pios pa­ne­les, el cos­to de la ener­gía po­dría au­men­tar.

Still­wa­ter in­te­gra 26.4 MW de ener­gía fo­to­vol­tai­ca, 2 MW de ter­mo­di­ná­mi­ca so­lar y 33 MW de ener­gía geo­tér­mi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.