LA CLA­VE ES­TÁ EN EL SOFT­WA­RE

HA­CER­SE DE DA­TOS Y ANALIZARLOS. LOS SOFT­WA­RES ADE­CUA­DOS CON­VER­TI­RÁN LA IN­FOR­MA­CIÓN EN UN SIS­TE­MA IN­TE­LI­GEN­TE PA­RA LAS OPE­RA­CIO­NES.

Manufactura - - PORTADA - POR JUAN MA­NUEL KURI, VI­CE­PRE­SI­DEN­TE Y COUNTRY MA­NA­GER SIE­MENS PLM MESOAMÉRICA

L os gran­des re­tos de los gru­pos in­dus­tria­les me­xi­ca­nos tie­nen que ver mu­cho con la ca­pa­ci­dad de adop­ción tec­no­ló­gi­ca; el te­ma de in­no­va­ción hoy es bu­si­ness as usual y los pro­duc­tos ca­da vez tie­nen ci­clos de vi­da más cor­tos en el mer­ca­do. To­das las in­dus­trias —la au­to­mo­triz, la em­bo­te­lla­do­ra, la far­ma­céu­ti­ca o de con­su­mo— se en­fren­tan al desafío de tras­la­dar sus pro­ce­sos pro­duc­ti­vos a pro­ce­sos in­te­li­gen­tes, que ten­gan ca­pa­ci­dad de au­to­eva­lua­ción y re­co­lec­ción de da­tos pa­ra al­can­zar una ma­yor efi­cien­cia.

Pa­ra lo­grar es­tos avan­ces en au­to­ma­ti­za­ción, la in­dus­tria tra­ba­ja cons­tan­te­men­te en el desa­rro­llo de soft­wa­res que per­mi­tan el mo­ni­to­reo en tiem­po real, la cap­tu­ra o re­cep­ción de in­for­ma­ción in­te­li­gen­te de lí­neas de en­sam­ble y el con­trol de ca­li­dad. La idea es que es­te ti­po de pro­gra­mas tam­bién con­tri­bu­yan a re­du­cir los ga­ses con­ta­mi­nan­tes, que es uno de los prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos de la in­dus­tria me­xi­ca­na en los pró­xi­mos años. Una em­pre­sa no pue­de op­ti­mi­zar y re­du­cir lo que no co­no­ce, ne­ce­si­ta iden­ti­fi­car cuál es­tá sien­do el con­su­mo ener­gé­ti­co de su ne­go­cio y cuá­les son los ele­men­tos don­de pue­da es­tar te­nien­do fu­gas de ener­gía, o don­de tie­ne opor­tu­ni­da­des de usar ener­gías al­ter­nas. Lo mis­mo apli­ca pa­ra el desa­rro­llo de un au­to, los soft­wa­res son ca­pa­ces de me­dir qué emi­sio­nes se es­tán te­nien­do du­ran­te la com­bus­tión y con esa in­for­ma­ción to­mar de­ci­sio­nes de in­ge­nie­ría has­ta lle­gar a los mo­de­los óp­ti­mos.

Es­tas tec­no­lo­gías no sus­ti­tui­rán al hom­bre, lo que ha­rán se­rá de­man­dar a per­so­nas con ca­li­fi­ca­cio­nes dis­tin­tas. Los per­fi­les de los em­pleos que se es­tán ge­ne­ran­do en la in­dus­tria en ge­ne­ral es­tán cam­bian­do. Hoy per­ci­bi­mos que los nue­vos in­ge­nie­ros que con­tra­ta­mos de uni­ver­si­da­des pú­bli­cas y pri­va­das tie­nen ese chip tec­no­ló­gi­co y una pre­pa­ra­ción co­rrec­ta pa­ra los nue­vos tiem­pos en tér­mi­nos de di­gi­ta­li­za­ción.

Con­tar con un sis­te­ma in­te­li­gen­te em­pre­sa­rial tam­bién se­rá fun­da­men­tal pa­ra abas­te­cer al mer­ca­do in­terno. La in­dus­tria me­xi­ca­na es­tá su­frien­do esa trans­for­ma­ción; so­mos un país que ex­por­ta e im­por­ta, y la com­pe­ti­ti­vi­dad del mer­ca­do in­terno se­rá uno de los gran­des re­tos de la ma­nu­fac­tu­ra en los pró­xi­mos años. Exis­ten mu­chos ele­men­tos que lle­van a que los pro­duc­tos me­xi­ca­nos sean de muy bue­na ca­li­dad y los di­fe­ren­tes me­ca­nis­mos de cré­di­to que han eje­cu­ta­do los ban­cos en los úl­ti­mos años ha­cen que el po­der de com­pra de los me­xi­ca­nos sea ca­da vez ma­yor. Son fac­to­res que nos lle­van a ser op­ti­mis­tas y a pen­sar que en un fu­tu­ro de­pen­de­re­mos me­nos de las ven­tas a otros paí­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.