Or­gá­ni­cos van por los neoconsumidores

La ‘he­ren­cia’ por co­mer más sa­lu­da­ble mo­di­fi­ca la pro­duc­ción de ali­men­tos

Manufactura - - ALIMENTOS Y BEBIDAS - Por Shei­la Sán­chez

Aña­dir le­che ma­ter­na al ce­real es qui­zá una de las re­ce­tas que pue­de so­nar me­nos su­cu­len­tas, pe­ro Ho­lle —pio­ne­ra en ela­bo­rar ali­men­tos in­fan­ti­les a par­tir de agri­cul­tu­ra or­gá­ni­ca— la con­si­de­ra una de las me­jo­res al­ter­na­ti­vas pa­ra mez­clar el ce­real sin glu­ten.

La em­pre­sa sui­za con más de 80 años se con­ci­be co­mo uno de los fa­bri­can­tes “lí­de­res de ali­men­ta­ción in­fan­til eco­ló­gi­ca”, una ten­den­cia que pros­pe­ra en­tre las fa­mi­lias que bus­can co­mi­da más ba­lan­cea­da. “Los avan­ces tec­no­ló­gi­cos han pro­vo­ca­do que la in­dus­tria de ali­men­tos y be­bi­das bus­que có­mo sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de los pa­dres al mo­men­to de ele­gir ali­men­tos más ‘sa­nos’ u or­gá­ni­cos pa­ra sus hi­jos”, com­par­te Héc­tor Her­nán­dez-Pons, di­rec­tor de Ai­res de Campo, fa­bri­can­te de pro­duc­tos or­gá­ni­cos co­mo ju­gos, car­ne y hue­vo, en­tre otros.

Agre­ga que los ni­ños con­su­men ce­rea­les, pa­pi­llas, fór­mu­las sin quí­mi­cos, co­lo­ran­tes o con­ser­va­do­res y trans­gé­ni­cos, gra­cias a que las ma­dres desean que sus hi­jos coman más sa­lu­da­ble. Los adul­tos jó­ve­nes —al que­rer que es­to su­ce­da— tam­bién lo adop­tan, im­pul­san­do aún más el seg­men­to que se ca­rac­te­ri­za por no con­te­ner sus­tan­cias quí­mi­cas ni con­ser­va­do­res. En­tre 2010 y 2015 es­te cre­ció 46.7% en Mé­xi­co, se­gún da­tos de Eu­ro­mo­ni­tor.

Ai­res del Campo cre­ce en­tre 18 y 22% al año. Her­nán­dez-Pons ase­gu­ra que aún hay mu­cho es­pa­cio pa­ra se­guir ha­cién­do­lo da­da la “muy ba­ja” pe­ne­tra­ción de es­te pa­trón de con­su­mo. “Va des­de los ni­ños re­cién na­ci­dos has­ta los de la ter­ce­ra edad con pro­duc­tos sin glu­ten, pa­nes de li­na­za o cen­teno”, di­ce Ma­nuel Ku­ri, vi­ce­pre­si­den­te y country ma­na­ger de Sie­mens Me­soa­mé­ri­ca, pro­vee­do­ra de soft­wa­re a las in­dus­trias pa­ra agi­li­zar sus pro­ce­sos.

El re­to, di­ce, es­tá en que las em­pre­sas ten­gan la ca­pa­ci­dad pa­ra reac­cio­nar más rá­pi­do que el con­su­mi­dor y ade­lan­tar­se a sus ne­ce­si­da­des.

Por ejem­plo, Ba­ri­lla, la mar­ca ita­lia­na de pas­tas —que ha­ce po­co lan­zó un pro­duc­to sin glu­ten en Mé­xi­co y otros paí­ses— in­vir­tió 56 mi­llo­nes de dó­la­res en una nue­va lí­nea de pro­duc­ción en su plan­ta de Par­ma. “La plan­ta es li­bre to­tal­men­te de glu­ten, no so­lo la lí­nea, sino to­dos los in­gre­dien­tes que en­tran en esa plan­ta: pas­ta, arroz, maíz y agua”, ex­pli­ca May­ra Mo­ra­les, ge­ren­te de mar­ca Ba­ri­lla en Mé­xi­co.

46.7% cre­ció el seg­men­to de ali­men­tos li­bres de sus­tan­cias quí­mi­cas y con­ser­va­do­res en­tre 2010 y 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.