EL FIN DE LOS EROS

Bruno Jua­nes, De­loit­te.

Manufactura - - MANUFACTURA - Por Bruno Jua­nes

Los plas­ti­que­ros, ace­re­ros, ma­de­re­ros, au­to­par­tis­tas… y de­más ma­nu­fac­tu­re­ros ape­ga­dos a con­cep­tos tra­di­cio­na­les de fa­bri­ca­ción es­tán con­de­na­dos a des­apa­re­cer de la ma­ne­ra co­mo los co­no­ce­mos si no abra­zan el cam­bio di­gi­tal.

Pe­ro ¿qué sig­ni­fi­ca real­men­te el cam­bio di­gi­tal? En­tre otras co­sas, es idear nue­vos mo­de­los de ne­go­cio ba­sa­dos en la cap­tu­ra, tra­ta­mien­to y ex­plo­ta­ción de can­ti­da­des ma­si­vas de da­tos; sal­tar de la ac­ti­vi­dad tra­di­cio­nal a te­rri­to­rios y ac­ti­vi­da­des des­co­no­ci­dos; pen­sar si nues­tro por­ta­fo­lio de in­no­va­cio­nes per­mi­ti­rá se­guir ge­ne­ran­do in­gre­so ren­ta­ble (y a la ve­lo­ci­dad que que­re­mos) los pró­xi­mos años; co­no­cer qué tec­no­lo­gías cam­bia­rán mi mo­de­lo de ne­go­cio ac­tual o so­bre cuá­les pue­do ca­bal­gar pa­ra ser yo el que rom­pa el mer­ca­do; iden­ti­fi­car qué ca­pa­ci­da­des ne­ce­si­to desa­rro­llar, con qué ti­po de ta­len­to me ten­go que aso­ciar pa­ra cu­brir mis ca­ren­cias; ser cons­cien­te de que lo di­gi­tal y dis­rup­ti­vo no es una mo­da ni un pro­yec­to, sino un mo­do de vi­da que vie­ne a trans­for­mar; sig­ni­fi­ca iden­ti­fi­car có­mo ha­cer mis pro­duc­tos más co­nec­ta­dos e in­te­li­gen­tes; ima­gi­nar có­mo brin­dar la me­jor ex­pe­rien­cia al clien­te...

Nestlé ven­de sus ce­rea­les Mi­lo en di­ver­sos mer­ca­dos ofre­cien­do no solo un pro­duc­to pre­mium en un en­va­se des­ta­ca­do. Creó una co­mu­ni­dad al­re­de­dor del pro­duc­to, una pla­ta­for­ma di­gi­tal pa­ra ofre­cer con­te­ni­dos nu­tri­cio­na­les y pla­nes de ejer­ci­cio pa­ra ni­ños. Di­se­ñó y pu­so en el mer­ca­do smart­bands que sir­ven pa­ra cap­tu­rar da­tos de ac­ti­vi­dad de los in­fan­tes en tiem­po real en la pla­ta­for­ma, y creó apli­ca­cio­nes de reali­dad vir­tual. Sal­tó de ser un ex­ce­len­te fa­bri­can­te de ce­rea­les, se ro­deó del ta­len­to ne­ce­sa­rio pa­ra crear un eco­sis­te­ma de pro­vee­do­res que com­ple­men­ta­ran sus ne­ce­si­da­des, y di­se­ñó un nue­vo mo­de­lo de ne­go­cio que ge­ne­ra in­gre­so de di­ver­sas fuen­tes y en ma­yor can­ti­dad que ven­der los ce­rea­les por sí so­los.

Ejem­plos co­mo es­te se re­pi­ten en otras in­dus­trias ca­da día con ma­yor fre­cuen­cia. Pe­ro es­to no sig­ni­fi­ca que de­ba­mos de­jar atrás nues­tra ac­ti­vi­dad tra­di­cio­nal y en­fo­car­nos úni­ca­men­te en la in­no­va­ción y en la di­gi­ta­li­za­ción.

Apren­da­mos de his­to­rias de éxi­to co­mo la de Nestlé, que si­gue fa­bri­can­do ce­rea­les con una cla­ra apues­ta di­gi­tal, pa­ra no su­cum­bir co­mo la ma­yo­ría de los eros… *So­cio Res­pon­sa­ble de In­no­va­ción y Ma­nu­fac­tu­ra en Con­sul­to­ría de De­loit­te en Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.