¿Có­mo cre­cer? | Jor­ge Du­cay

Mi Super Diario - - RECREO -

Un rey fue has­ta su jar­dín y des­cu­brió que sus ár­bo­les, ar­bus­tos y flo­res se es­ta­ban mu­rien­do. El Ro­ble le di­jo que se mo­ría por­que no po­día ser tan al­to co­mo el Pino. Vol­vién­do­se al Pino, lo ha­lló caí­do por­que no po­día dar uvas co­mo la Vid. Y la Vid se mo­ría por­que no po­día flo­re­cer co­mo la Ro­sa. La Ro­sa llo­ra­ba por­que no po­día ser al­ta y só­li­da co­mo el Ro­ble. En­ton­ces en­con­tró una plan­ta, una Fre­sa, flo­re­cien­do y más fres­ca que nun­ca. El rey pre­gun­tó: ¿Có­mo es que cre­ces sa­lu­da­ble en me­dio de es­te jar­dín mus­tio y sombrío? No lo sé. Qui­zás sea por­que siempre su­pu­se que cuan­do me plan­tas­te, que­rías fre­sas. Si hu­bie­ras que­ri­do un Ro­ble o una Ro­sa, los ha­brías plan­ta­do. En aquel mo­men­to me di­je: "In­ten­ta­ré ser Fre­sa de la me­jor ma­ne­ra que pue­da". Aho­ra es tu turno. Es­tás aquí pa­ra con­tri­buir con tu fra­gan­cia. Sim­ple­men­te mí­ra­te a ti mis­mo. No hay po­si­bi­li­dad de que seas otra per­so­na. Po­des dis­fru­tar­lo y flo­re­cer re­ga­do con tu pro­pio amor por vos, o po­des mar­chi­tar­te en tu pro­pia con­de­na...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.