Chis­tes

Mi Super Diario - - RECREO -

1. ¡Riiiing!

-¿Es­tá Agus­tín?

-No, es­toy in­co­mo­dín. -------------------------------

2. -¿Se con­ven­ció por fin de que mi pe­rro sa­be leer el pe­rió­di­co?

-Su pe­rro mi­ra el pe­rió­di­co, pe­ro no di­ce ni una pa­la­bra. -Yo nun­ca di­je que mi pe­rro le­ye­ra en voz al­ta. -------------------------------

3. -Ma­má, ¿co­mo na­cí yo? -Te tra­jo la ci­güe­ña.

-Y tú, ¿co­mo na­cis­te?

-Mi ma­dre me com­pró en París.

-¿Y la abue­li­ta?

-La en­con­tra­ron den­tro de una col.

- Pe­ro... ¿es que nun­ca ha ha­bi­do un na­ci­mien­to nor­mal en es­ta fa­mi­lia? -------------------------------

4. Un ni­ño de cin­co años es­ta­ba can­sa­do de que su ma­dre le la­va­ra sin ce­sar las ma­nos y la ca­ra.

Un día se en­con­tra­ron con una ami­ga, que di­jo al ver­lo: -¡Có­mo has cre­ci­do, Pe­dri­to! -¡Cla­ro! -res­pon­dió él- Co­mo que ma­má se pa­sa la vi­da re­gán­do­me. -------------------------------

5. Te­nía la bo­ca tan pe­que­ña, tan pe­que­ña, que pa­ra de­cir tres te­nía que de­cir: uno, uno, uno. -------------------------------

6. -¿Es aquí don­de sa­can las mue­las gra­tis?

-La pri­me­ra vez, sí.

-¿Y la se­gun­da?

-No lo sé. Na­die vuel­ve. -------------------------------

7. El pa­pá que ves­tía a su hi­ja de tres años no en­con­tra­ba los cal­ce­ti­nes. -¿Dón­de po­ne tu ma­dre los cal­ce­ti­nes?

-Aquí- di­jo la ni­ña, se­ña­lán­do­se los pies.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.