El efec­to Trump en sus di­men­sio­nes bá­si­cas

Milenio - Campus - - OPINIÓN -

¿ Us­ted ha vis­to o con­sul­ta­do da­tos na­cio­na­les, de ca­rác­ter ofi­cial, so­bre los drea­mers me­xi­ca­nos? No los hay. Lo que hoy co­no­ce­mos pro­vie­ne de cálcu­los que han rea­li­za­do di­fe­ren­tes or­ga­ni­za­cio­nes y cen­tros de in­ves­ti­ga­ción, o bien, de re­por­tes de la ba­se de da­tos que cons­tru­yó la ad­mi­nis­tra­ción de Ba­rack Oba­ma pa­ra im­ple­men­tar su pro­gra­ma de aten­ción a los drea­mers ( Ac­ción Di­fe­ri­da pa­ra los Lle­ga­dos en la In­fan­cia, DA­CA, por sus si­glas en in­glés). Esa ba­se que aho­ra mu­chos te­men uti­li­ce el nue­vo go­bierno pa­ra per­se­guir a los in­do­cu­men­ta­dos que se re­gis­tra­ron.

A la fe­cha, el ma­yor vo­lu­men de drea­mers y de los que se re­gis­tra­ron en ese pro­gra­ma son me­xi­ca­nos ( al­re­de­dor de 655 mil). El go­bierno na­cio­nal no pue­de de­sen­ten­der­se o ig­no­rar su res­pon­sa­bi­li­dad. El DA­CA co­men­zó des­de 2012, unos me­ses an­tes de que to­ma­ra po­se­sión el go­bierno de Pe­ña Nie­to; las de­por­ta­cio­nes co­men­za­ron an­tes y si­guie­ron des­pués ( 2.5 mi­llo­nes en­tre 2008 y 2014). Des­de en­ton­ces se co­men­za­ron a con­tar al­gu­nas his­to­rias so­bre esos jó­ve­nes, con ad­mi­ra­bles lo­gros es­co­la­res unas y muy tris­tes mu­chas otras, pe­ro to­das dra­má­ti­cas y con­mo­ve­do­ras.

En mar­zo del año pa­sa­do, a ins­tan­cias del Cen­tro de Es­tu­dios Ca­li­for­nia- Mé­xi­co, se reali­zó el “Se­mi­na­rio in­ter­na­cio­nal so­bre drea­mers y me­no­res ciu­da­da­nos de Es­ta­dos Uni­dos exi­lia­dos en Mé­xi­co con sus pa­dres de­por­ta­dos”. Un ac­to en el que al­gu­nos jó­ve­nes re­la­ta­ron su ex­pe­rien­cia y lla­ma­ron la aten­ción de los go­bier­nos de am­bos paí­ses so­bre las di­men­sio­nes del pro­ble­ma. Pe­ro no, no se to­mó nin­gu­na pre­vi­sión ni pa­só mu­cho más; ni de un la­do ni del otro.

Res­pec­to al plan pa­ra in­cre­men­tar el nú­me­ro de jó­ve­nes me­xi­ca­nos es­tu­dian­do en Es­ta­dos Uni­dos y vi­ce­ver­sa tam­bién, lo he­mos reite­ra­do, es­tá ba­jo la res­pon­sa­bi­li­dad del Fo­ro Bi­la­te­ral so­bre Educación Su­pe­rior, In­no­va­ción e In­ves­ti­ga­ción ( Fo­be­sii) acor­da­do en 2013. El go­bierno me­xi­cano se plan­teó que pa­ra el fi­nal de es­te se­xe­nio la can­ti­dad de es­tu­dian­tes na­cio­na­les en Es­ta­dos Uni­dos pa­sa­ría de 14 mil a 100 mil y los es­ta­du­ni­den­ses de po­co más de 4 mil a 50 mil; Pro­yec­ta 100 mil se llama el pro­gra­ma.

La Se­cre­ta­ría de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res ( SRE), lo di­ji­mos aquí la semana pa­sa­da, jus­to nos in­for­mó que en es­te año su­man 77 mil los jó­ve­nes me­xi­ca­nos es­tu­dian­do en Es­ta­dos Uni­dos ( SRE. 11.11.2016). Una ci­fra com­ple­ta­men­te sor­pren­den­te. En el 2014, pri­mer año del pro­gra­ma, di­ce la SRE, 31 mil me­xi­ca­nos rea­li­za­ron ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­cas a ni­vel su­pe­rior, en 2015 fue­ron 35 mil y la “me­ta pa­ra es­te año es de 64 mil 500 mo­vi­li­da­des”.

La pri­me­ra pre­gun­ta que uno se plan­tea es qué ti­po de es­tu­dios han rea­li­za­do o rea­li­zan es­tos jó­ve­nes. El in­for­me de 2014 de la SRE di­ce que Pro­yec­ta 100 mil: “ha mo­vi­li­za­do a más de mil es­tu­dian­tes y pro­fe­so­res des­de 13 es­ta­dos me­xi­ca­nos ha­cia ins­ti­tu­cio­nes de educación su­pe­rior en los E. U. A.... Al fi­na­li­zar el pri­mer se­mes­tre de 2014, más de 200 es­tu­dian­tes re­ci­bie­ron vi­sas de es­tu­dian­te du­ran­te un even­to en la Embajada de E. U. A. en Mé­xi­co. Es­tos es­tu­dian­tes for­man par­te de los 464 es­tu­dian­tes que coor­di­nó la AMEXCID pa­ra que ini­cia­ran cur­sos de idioma in­glés en ju­lio de 2014”. ( p. 156). Na­da más. Y sí, esas ci­fras son creí­bles.

Sin em­bar­go, en el in­for­me de 2015 y es­pe­cial­men­te en el de 2016, la SRE sal­ta a las ci­fras de los mi­les y ya no apa­re­cen cuán­tos fue­ron pa­ra cur­sos de in­glés, se­mes­tres aca­dé­mi­cos o prác­ti­cas pro­fe­sio­na­les: “Des­de su lan­za­mien­to, en ma­yo de 2014, y has­ta agos­to de 2016, su­man­do los es­fuer­zos de los sec­to­res pú­bli­co, aca­dé­mi­co, pri­va­do y so­cial, se ha re­gis­tra­do la mo­vi­li­dad de 67,013 me­xi­ca­nos” ( p. 176). Una ci­fra in­creí­ble.

Si uno com­pa­ra una fuen­te al­ter­na­ti­va, co­mo se­ría el re­por­te anual (“Open Doors”) so­bre es­tu­dian­tes in­ter­na­cio­na­les que pu­bli­ca el Ins­ti­tu­te of In­ter­na­tio­nal Edu­ca­tion, ahí di­ce que en es­te año ( 2015/ 2016) los es­tu­dian­tes me­xi­ca­nos en te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se su­ma­ron 16 mil 733 ( in­clu­yen­do op­cio­nes téc­ni­cas, li­cen­cia­tu­ra, pos­gra­do o sin grado).

En­ton­ces, la úni­ca po­si­bi­li­dad de que es­te año su­men 70 mil jó­ve­nes me­xi­ca­nos es­tu­dian­do en Es­ta­dos Uni­dos es in­cluir cual­quier via­je ( en­tra­da por sa­li­da), es­tan­cia cor­ta o las cre­cien­tes be­cas por un mes pa­ra apren­der in­glés. Eso que no cuen­ta en las es­ta­dís­ti­cas es­ta­dou­ni­den­ses, pe­ro que cuen­ta mu­cho pa­ra de­cir que se al­can­za­ron las me­tas. Por ejem­plo, ahí es­tán las muy bien­ve­ni­das be­cas de Uni­ver­sia, Ca­nie­ti o Te­le­vi­sa. Por cier­to, su por­tal de so­li­ci­tu­des si­gue sin fun­cio­nar ( http:// mo­bi­li­ta­se­du. net)

Lo que de nin­gu­na for­ma es­tá bien es pen­sar que te­ne­mos en mar­cha un am­bi­cio­so pro­gra­ma de for­ma­ción de re­cur­sos de al­to ni­vel y de mo­vi­li­dad aca­dé­mi­ca y que aho­ra, con Trump co­mo pre­si­den­te, se po­drá ir a la ba­su­ra. Pro­yec­ta 100 mil pue­de que­dar­se trun­co sim­ple­men­te por­que no se pue­de im­pro­vi­sar la for­ma­ción de re­cur­sos hu­ma­nos y por­que el presupuesto no al­can­za ( la SRE se que­dó ca­si con el mis­mo mon­to) y la pa­ri­dad pe­so­dó­lar lo ha­ce in­sos­te­ni­ble.

Tal vez las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les sí co­no­cen los por­me­no­res de los in­ter­cam­bios que te­ne­mos con Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro no es­ta­ría na­da mal si co­mien­zan por de­cir­nos co­rrec­ta y de­ta­lla­da­men­te sus di­men­sio­nes más bá­si­cas. Po­dre­mos va­lo­rar qué efec­tos se de­ben al nue­vo pe­rio­do que es­tá por co­men­zar y cuá­les son re­sul­ta­do de nues­tra pro­pia in­ca­pa­ci­dad.

Ale­jan­dro Ca­na­les UNAM- IISUE/ SES. ca­na­le­sa@ unam. mx Twit­ter: ca­na­le­sa99

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.