El de­ber y el ha­ber

Milenio - Campus - - PANORAMA - Car­los Pa­llán Fi­gue­roa ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral eje­cu­ti­vo de la anuies ca­pa­fi 2@ hot­mail. com

Qué di­fí­cil re­su­mir en 4 mil 500 ca­rac­te­res un análisis del Mo­de­lo Edu­ca­ti­vo ( ME), pre­sen­ta­do fi nal­men­te el pa­sa­do día 13 en Pa­la­cio Na­cio­nal. Dos de los tres tex­tos en que se con­tie­ne no son bre­ves y, ade­más, es­tán car­ga­dos de da­tos, ex­pli­ca­cio­nes y, en al­gu­nos ca­sos, de pos­tu­la­dos. Aún uti­li­zan­do twit­ter, di­cho resumen no es sen­ci­llo. Un in­ten­to de ello, en 140 ca­rac­te­res, se­ría el si­guien­te: es­pe­ran­za­do­ra la nue­va ver­sión del mo­de­lo edu­ca­ti­vo. Apun­ta bien pe­ro con mu­chos con­di­cio­nan­tes. Ne­ce­sa­rí­si­mo apre­su­rar su im­ple­men­ta­ción.

A lo lar­go de la se­ma­na trans­cu­rri­da des­de en­ton­ces ( es­cri­bo es­to el lu­nes 20), es mu­cho lo que se ha ex­pre­sa­do en torno al ME. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, son muy po­cos los comentarios que se ci­ñen es­tric­ta y ex­clu­si­va­men­te a él, en su ca­rac­te­rís­ti­ca esen­cial de do­cu­men­to. Con una in­ten­ción pa­re­ci­da a es­to úl­ti­mo, aquí se pre­sen­ta un es­bo­zo de to­do ello.

La nue­va ver­sión del ME es es­pe­ran­za­do­ra ( tex­to dos, 220 pp.). La pre­sen­ta­da el 13 de ju­lio pa­sa­do se ha mo­di­fi ca­do sus­tan­cial­men­te. Los ocho me­ses trans­cu­rri­dos fue­ron fruc­tí­fe­ros. Sir­vie­ron para re­co­ger opi­nio­nes de los ac­to­res e in­di­vi­duos in­tere­sa­dos en la par­te cla­ve de la Re­for­ma Edu­ca­ti­va. En­tre aque­lla ver­sión de ju­lio y la de la se­ma­na pa­sa­da hu­bo un me­jo­ra­mien­to sus­tan­cial. El con­jun­to de do­cu­men­tos tie­ne co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca dis­tin­ti­va la de con­ser­var la es­truc­tu­ra ori­gi­nal, con­sis­ten­te en pre­sen­tar el ME a par­tir de cin­co ejes rec­to­res: a) el plan­tea­mien­to cu­rri­cu­lar; b) la escuela al cen­tro del sistema edu­ca­ti­vo; c) for­ma­ción y desa­rro­llo pro­fe­sio­nal do­cen­te; d) in­clu­sión y equidad; e) la go­ber­nan­za del sistema edu­ca­ti­vo. En el pa­so de una ver­sión a otra los ejes con­ser­va­ron su esen­cia pe­ro se en­ri­que­cie­ron con ac­cio­nes que, ade­más, fue­ron ex­pues­tas con ma­yor pre­ci­sión ( la pro­pues­ta del Pro­gra­ma Na­cio­nal de In­glés, por ejem­plo).

El ter­ce­ro de los tex­tos ( Ru­ta para la Im­ple­men­ta­ción del ME, 160 pp.), abor­da y en­fren­ta la crí­ti­ca más per­sis­ten­te des­de que se die­ron a co­no­cer los as­pec­tos ge­ne­ra­les del ME, en aque­llos días del dis­cur­so inau­gu­ral del Pre­si­den­te Pe­ña, las ac­cio­nes del Pac­to por Mé­xi­co y la Re­for­ma Cons­ti­tu­cio­nal al Ar­tícu­lo Ter­ce­ro. Se tra­ta de la par­te re­la­ti­va a los có­mos. La prin­ci­pal cua­li­dad de es­te vo­lu­men, sal­vo al­gu­nas ex­cep­cio­nes, es iden­ti­fi car ca­da una de las ac­ti­vi­da­des a desa­rro­llar ( en edu­ca­ción bá­si­ca y en me­dia su­pe­rior), des­cri­bir las me­tas de ca­da una de ellas ( en tér­mi­nos cuan­ti­ta­ti­vos, prin­ci­pal­men­te, con la ex­pre­sión de au­to­ri­da­des a car­go e iden­ti­fi­ca­ción de indicadores apli­ca­bles), así co­mo las fe­chas en que aque­llas de­ben cum­plir­se. No obs­tan­te esos ele­men­tos, la pro­pues­ta re­sul­ta muy osa­da, po­lí­ti­ca y pe­da­gó­gi­ca­men­te ha­blan­do: al ré­gi­men le que­dan 18 me­ses de ges­tión ( a par­tir del 1 º de abril) y el cú­mu­lo de ac­ti­vi­da­des en­lis­ta­das es enor­me: ¿ se lo­gra­rá re­cu­pe­rar el tiem­po per­di­do?

Por con­tra­par­ti­da, la prin­ci­pal de­bi­li­dad de los do­cu­men­tos es de omi­sión: no re­fe­rir­se a aquél re­tra­so y si­len­ciar al­gu­nas de las reali­da­des que lo si­guen y, se­gu­ra­men­te, lo se­gui­rán con­di­cio­nan­do en su avan­ce. Lo pri­me­ro tie­ne que ver con las pro­tes­tas ( las le­gí­ti­mas pe­ro tam­bién las no pa­cí­fi cas) que al­te­ra­ron la go­ber­na­bi­li­dad en va­rias ciu­da­des del país, in­clu­yen­do la ca­pi­tal de la Re­pú­bli­ca. Lo se­gun­do se re­la­cio­na con la pro­pia opo­si­ción in­ter­na, ‘ fue­go ami­go’ o sim­ple tác­ti­ca de la fe­de­ra­ción ( lo­ca­li­za­da en la Se­gob) la cual, en aras de esa go­ber­na­bi­li­dad, re­sol­vió “re­nun­ciar a re­cu­pe­rar la rec­to­ría de la edu­ca­ción” en al­gu­nos de los es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca ( se­gún ex­pli­ca Car­los Or­ne­las en la am­plia en­tre­vis­ta con­ce­di­da a An­drés Be­ce­rril en Ex­cel­sior, 18 de mar­zo). ¿ De­be­ría con­sig­nar­se es­to en el do­cu­men­to del Mo­de­lo? Si, da­da la ex­tra­ñí­si­ma fe­cha de la vi­gen­cia efec­ti­va de la Re­for­ma, a fi na­les de agos­to del pró­xi­mo año, a só­lo seis se­ma­nas del ini­cio de un nue­vo se­xe­nio y, so­bre to­do, cuan­do el Se­cre­ta­rio Nu­ño ( no obs­tan­te las evi­den­cias y am­pa­ros ya in­ter­pues­tos) afi rmó con­tun­den­te­men­te en la ce­re­mo­nia del día 13 que “el Nue­vo Mo­de­lo Edu­ca­ti­vo no ad­mi­te con­ce­sio­nes po­lí­ti­cas”.

Fren­te a las nue­vas cua­li­da­des del ME co­mo do­cu­men­to, la ru­ta de su im­ple­men­ta­ción si­gue eri­za­da de con­di­cio­nan­tes. ¿ Que­da­rá só­lo co­mo un an­te­ce­den­te his­tó­ri­co fa­lli­do o se con­ver­ti­rá en una pro­pues­ta que lo­gre efec­ti­va­men­te re­for­mar el sistema edu­ca­ti­vo na­cio­nal?

EN­TRE las ver­sio­nes del mo­de­lo de ju­lio y la de la se­ma­na pa­sa­da hu­bo gran­des me­jo­rías

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.