EL TEC­NO­LÓ­GI­CO NA­CIO­NAL DE MÉ­XI­CO EN SI­NA­LOA: DE­TO­NAN­TE ES­TRA­TÉ­GI­CO DEL DESA­RRO­LLO

A ca­si cin­cuen­ta años de su pri­mer plan­tel en el es­ta­do, la ins­ti­tu­ción se ha man­te­ni­do pro­fun­da­men­te li­ga­da al me­jo­ra­mien­to co­nó­mi­co y so­cial de la en­ti­dad

Milenio - Campus - - EN LOS PASILLOS - RE­DAC­CIÓN CAM­PUS

En 1968, la en­se­ñan­za tec­no­ló­gi­ca de Si­na­loa to­mó un nue­vo rum­bo. La fun­da­ción del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Cu­lia­cán, el pri­me­ro de sep­tiem­bre de ése año, cam­bio el es­pec­tro de la edu­ca­ción su­pe­rior en el es­ta­do. Des­de en­ton­ces, con sus seis cam­pus y dos uni­da­des en la en­ti­dad si­na­loen­se, el Te­cNM ha es­ta­do vin­cu­la­do a su desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial.

Hoy es par­te de la his­to­ria de Si­na­loa. Ha for­ma­do a cer­ca de 40 mil in­ge­nie­ros egre­sa­dos de los plan­te­les de Cu­lia­cán, Los Mo­chis, Ma­zatlán, Gua­sa­ve, El Do­ra­do, y Si­na­loa de Ley­va, cum­plien­do así con el ob­je­ti­vo de im­pul­sar el desa­rro­llo re­gio­nal con ba­se en la for­ma­ción y el arrai­go de los pro­fe­sio­nis­tas a su lu­gar de ori­gen.

Con­ver­ti­do en una po­ten­cia aca­dé­mi­ca en Si­na­loa, el Tec­no­ló­gi­co Na­cio­nal de Mé­xi­co ( Te­cNM), es feha­cien­te­men­te la ins­ti­tu­ción de edu­ca­ción su­pe­rior más gran­de de Mé­xi­co y La­ti­noa­mé­ri­ca. Atien­de a 600 mil es­tu­dian­tes; cin­co de ca­da diez in­ge­nie­ros del país se for­man en sus au­las y su pre­sen­cia al­can­za a 500 lo­ca­li­da­des del te­rri­to­rio na­cio­nal.

Re­fe­ren­te im­por­tan­te de mo­vi­li­dad so­cial de las Ins­ti­tu­cio­nes de Edu­ca­ción Su­pe­rior en Mé­xi­co, es­tá in­te­gra­do por 254 Ins­ti­tu­tos y cen­tros re­gio­na­les, y go­za de la con­fian­za de sec­tor pú­bli­co y pri­va­do y man­tie­ne una es­tre­cha vin­cu­la­ción con los sec­to­res pro­duc­ti­vo, so­cial y cul­tu­ral del país.

Con­si­de­ra­do co­mo el pro­yec­to de edu­ca­ción su­pe­rior más am­bi­cio­so del pre­si­den­te En­ri­que Pe­ña Nie­to, el Tec­no­ló­gi­co Na­cio­nal de Mé­xi­co avan­za en la de­fi­ni­ción de un nue­vo mo­de­lo edu­ca­ti­vo pa­ra for­ta­le­cer e im­pul­sar la edu­ca­ción su­pe­rior tec­no­ló­gi­ca, que pro­mue­va la trans­fe­ren­cia de co­no­ci­mien­to co­mo es­tra­te­gia fun­da­men­tal pa­ra la in­de­pen­den­cia tec­no­ló­gi­ca, y rea- li­zar la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co ne­ce­sa­rio pa­ra el desa­rro­llo eco­nó­mi­co de Mé­xi­co.

Po­ten­cia aca­dé­mi­ca Si­na­loa

El Tec­no­ló­gi­co Na­cio­nal de Mé­xi­co es hoy una po­ten­cia aca­dé­mi­ca en Si­na­loa. Se­gún los da­tos pro­por­cio­na­dos por las áreas de co­mu­ni­ca­ción y di­fu­sión del Te­cNM, ocu­pa el pri­mer lu­gar en la for­ma­ción de in­ge­nie­ros en el es­ta­do; atien­de a uno de ca­da dos es­tu­dian­tes ins­cri­tos en ca­rre­ras de in­ge­nie­ría, y cuen­ta con una ma­trí­cu­la de 17 mil fu­tu­ros pro­fe­sio­nis­tas.

Des­de su im­plan­ta­ción, se abrie­ron las opor­tu­ni­da­des de edu­ca­ción su­pe­rior tec­no­ló­gi­ca pa­ra mi­les de jó­ve­nes que pro­mo­vió el desa­rro­llo de las fa­mi­lias si­na­loen­ses.

Se re­for­zó el com­pro­mi­so de la edu­ca­ción pú­bli­ca pa­ra que el mo­de­lo de la tri­ple hé­li­ce ( Go­bierno- Em­pre­sa - Es­cue­la) sea un de­to­nan­te pa­ra el cre­ci­mien­to in­te­gral del es­ta­do.

Al Te­cNM lo ca­rac­te­ri­zan bue­nas prác­ti­cas de vin­cu­la­ción con el sec­tor pro­duc­ti­vo. La Re­si­den­cia Pro­fe­sio­nal, es un con­cep­to pro­pio que per­mi­te a los es­tu­dian­tes desa­rro­llar un pro­yec­to de me­jo­ra en las em­pre­sas tan­to de la re­gión, el país y en el ex­tran­je­ro, sien­do es­ta ac­ción, en mu­chos ca­sos, la pri­me­ra ex­pe­rien­cia pro­fe­sio­nal y for­mal que desa­rro­lla el es­tu­dian­te.

Gra­cias a ello, en Si­na­loa se han desa­rro­lla­do 4,577 pro­yec­tos de em­pre­sas a lo lar­go y an­cho de Si­na­loa, con­si­de­ran­do que el Te­cNM tan so­lo en la en­ti­dad ha in­ver­ti­do 2 ´ 196,960 ho­ras- hom­bre en la bús­que­da de al­ter­na­ti­vas pa­ra op­ti­mi­zar di­ver­sos pro­ce­sos en el sec­tor pro­duc­ti­vo, y la ma­yo­ría de ellos con una in­ver­sión me­nor pa­ra los be­ne­fi­cia­rios de es­tos sec­to­res.

Cuen­ta, ade­más, con el Mo­de­lo de For­ma­ción Dual ( MFD). El MFD pa­ra el ni­vel li­cen­cia­tu­ra, pro­mue­ve la vin­cu­la­ción de la teo­ría y la prác­ti­ca, in­te­gran­do al es­tu­dian­te a la em­pre­sa, or­ga­ni­za­ción o de­pen­den­cia gu­ber­na­men­tal des­de el sex­to se­mes­tre pa­ra el desa­rro­llo de nue­vas com­pe­ten­cias pro­fe­sio­na­les.

La ofer­ta edu­ca­ti­va del Te­cNM en Si­na­loa es de 30 pro­gra­mas educativos, 80 por cien­to de ellos de ni­vel li­cen­cia­tu­ra y 20 por cien­to de pos­gra­do; im­pul­sa la cien­cia, el desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co y la in­no­va­ción de los sec­to­res es­tra­té­gi­cos pro­pios del es­ta­do: ali­men­tos pri­ma­rios, agroin­dus­trial, bio­tec­no­lo­gía, tecnologías de la in­for­ma­ción y co­mu­ni­ca­cio­nes, tu­ris­mo y lo­gís­ti­ca.

Es por ello que las prin­ci­pa­les con­tri­bu­cio­nes son: pro­duc­ción de in­su­mos or­gá­ni­cos, pro­duc­ción de ali­men­tos ba­lan­cea­dos con un me­nor cos­to, apro­ve­cha­mien­to de las ma­te­rias pri­mas de la re­gión pa­ra el desa­rro­llo de ali­men­tos ino­cuos de ca­li­dad y fun­cio­na­les, desa-

rro­llo de me­jo­res mé­to­dos de cul­ti­vo y pro­duc­ción agrí­co­la y del ca­ma­rón, así co­mo la op­ti­mi­za­ción de los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos de la re­gión, la tra­za­bi­li­dad y los pun­tos crí­ti­cos pa­ra al­can­zar los es­tán­da­res de ex­por­ta­ción, así co­mo, el di­se­ño de em­bar­ca­cio­nes pes­que­ras. Con lo an­te­rior, el Te­cNM in­ten­si­fi­ca el desa­rro­llo de la en­ti­dad y se con­ci­be co­mo el de­to­nan­te pa­ra con­ver­tir a Si­na­loa en el no­do es­tra­té­gi­co de co­mu­ni­ca­ción y co­ne­xión con el co­rre­dor del es­ta­do ha­cia el su­r­oes­te y sur de los Es­ta­dos Uni­dos de Nor­tea­mé­ri­ca.

En lo que res­pec­ta al in­cre­men­to de la co­ber­tu­ra, el Te­cNM en Si­na­loa man­ten­drá la ten­den­cia de cre­ci­mien­to en 6 por cien­to anual con lo cual se es­ti­ma lle­gar a más de 20 mil es­tu­dian­tes en el ci­clo es­co­lar 2018- 2019, pa­ra ello se pro­yec­ta ini­ciar con los pro­gra­mas e- lear­ning y b- lear­ning que per­mi­ta la edu­ca­ción a dis­tan­cia, pa­ra lo cual, el Te­cNM crea­rá uni­da­des de edu­ca­ción a dis­tan­cia pa­ra aten­der a los jó­ve­nes si­na­loen­ses que no pue­dan ac­ce­der a la edu­ca­ción pre­sen­cial; ha­cien­do én­fa­sis en zo­nas mar­gi­na­das, co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas, je­fas de fa­mi­lia y a la po­bla­ción eco­nó­mi­ca­men­te ac­ti­va sin opor­tu­ni­dad de lle­var es­tu­dios pre­sen­cia­les. El Te­cNM tie­ne 17 pro­gra­mas a dis­tan­cia a ni­vel na­cio­nal con ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos.

La vin­cu­la­ción es­cue­la- go­bier­noem­pre­sa, se for­ta­le­ce con los pro­gra- mas de ser­vi­cio so­cial, re­si­den­cia pro­fe­sio­nal, pro­yec­tos de vin­cu­la­ción e in­ves­ti­ga­ción. Ac­tual­men­te se cuen­ta con 121 con­ve­nios o acuer­dos de co­la­bo­ra­ción con em­pre­sas que son aten­di­dos a tra­vés de cuer­pos aca­dé­mi­cos con pro­fe­so­res en el Sis­te­ma Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­do­res en las áreas de: bio­quí­mi­ca en pro­duc­tos pes­que­ros, in­ves­ti­ga­ción en in­ge­nie­ría de soft­wa­re, ins­tru­men­ta­ción y pro­ce­sa­mien­to de se­ña­les, me­ca­tró­ni­ca y con­trol, pes­ca sus­ten­ta­ble y sa­ni­dad e inocui­dad.

Las em­pre­sas si­na­loen­ses que tie­nen una es­tre­cha vin­cu­la­ción con el Te­cNM des­ta­can: Gru­po Ce­res ( Gru­po de em­pre­sas pri­va­das en­fo­ca­das prin­ci­pal­men­te a los agronegocios); SuKar­ne; Pro­duc­tos Cha­ta; Fun­da­ción Mar­kop­tic; CONAPESCA; Ctro­fut; CLUNASIN ( Clús­ter Na­val de Si­na­loa); Ca­fé Ma­rino y Pes­ca Az­te­ca.

La crea­ción de em­pleos, es una ta­rea que el Te­cNM ha for­ta­le­ci­do con dos cen­tros de in­cu­ba­ción de em­pre­sas cer­ti­fi­ca­dos de los tec­no­ló­gi­cos de Cu­lia­cán y Los Mo­chis.

En los dos úl­ti­mos años, se han con­for­ma­do 57 em­pre­sas, ge­ne­ran­do más de 300 em­pleos di­rec­tos y 450 in­di­rec­tos. Es una pro­pues­ta al­ter­na­ti­va en cre­ci­mien­to, que su­ma­do al pro­gra­ma de ta­len­to em­pren­de­dor y la co­la­bo­ra­ción con­jun­ta y coor­di­na­da con el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal del Em­pren­de­dor, ca­pa­ci­ta a per­so­nas con el de­seo y la vo­ca­ción de em­pren­der.

El Di­rec­tor Ge­ne­ral del Tec­no­ló­gi­co Na­cio­nal de Mé­xi­co, Ma­nuel Quin­te­ro Quin­te­ro, afir­ma que, ape­ga­do a los ob­je­ti­vos de crea­ción del Te­cNM y a las ins­truc­cio­nes de Au­re­lio Nu­ño, Se­cre­ta­rio de Edu­ca­ción Pú­bli­ca, se ha da­do un fuer­te im­pul­so la in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca a tra­vés de la fun­da­ción de Cen­tros Re­gio­na­les de In­ves­ti­ga­ción e In­no­va­ción Tec­no­ló­gi­ca en los sec­to­res es­tra­té­gi­cos: agroin­dus­trial, au­to­mo­triz, ae­ro­náu­ti­co, ener­gé­ti­co, tecnologías de la in­for­ma­ción y co­mu­ni­ca­cio­nes y ener­gías re­no­va­bles y na­no­tec­no­lo­gía, en va­rias re­gio­nes del país pa­ra dar res­pues­ta a las ne­ce­si­da­des de los sec­to­res pro­duc­ti­vos y de ser­vi­cios.

Cen­tros de in­ves­ti­ga­ción de al­to ni­vel

To­man­do en cuen­ta las ca­rac­te­rís­ti­cas aca­dé­mi­cas de Te­cNM en Si­na­loa, y con ese cri­te­rio es­tra­té­gi­co, Cu­lia­cán se­rá se­de del Cen­tro re­gio­nal de in­ves­ti­ga­ción, desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co e in­no­va­ción- sec­tor agro­pe­cua­rio, pa­ra el cual se ha he­cho una in­ver­sión ini­cial de cer­ca de 100 mi­llo­nes de pe­sos, cen­tro que for­ta­le­ce­rá la vin­cu­la­ción, la tec­ni­fi­ca­ción del cam­po, el desa­rro­llo de la ga­na­de­ría y el sec­tor pes­que­ro, así co­mo la co­mer­cia­li­za­ción del sec­tor agro- in­dus­trial de Si­na­loa.

Asi­mis­mo, en el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Los Mo­chis ya se ini­ció la cons­truc­ción del No­do de crea­ti­vi­dad pa­ra la in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca y el emprendimiento el cual bus­ca desa­rro­llar ta­len­to crea­ti­vo, in­no­va­dor y em­pren­de­dor en los es­tu­dian­tes pa­ra con­tri­buir al desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial, tan­to re­gio­nal co­mo na­cio­nal, a tra­vés del di­se­ño e im­ple­men­ta­ción de pro­pues­tas de in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca y sus­ten­ta­bles, en res­pues­ta a los re­tos y ne­ce­si­da­des en los di­fe­ren­tes sec­to­res de la so­cie­dad.

El Te­cNM en Si­na­loa se ha em­pe­ña­do en ha­cer efec­ti­vo su com­pro­mi­so con la crea­ti­vi­dad, la in­no­va­ción y, so­bre to­do, con la cul­tu­ra del es­fuer­zo de mujeres y hom­bres vi­sio­na­rios, quie­nes han apos­ta­do por la Edu­ca­ción Su­pe­rior Tec­no­ló­gi­ca; enar­bo­lan­do los es­tan­dar­tes de jus­ti­cia so­cial, equi­dad, trans­pa­ren­cia y co­rres­pon­sa­bi­li­dad en­tre so­cie­dad y go­bierno.

Pa­ra 2018 se es­ti­ma lo­grar una ma­trí­cu­la de más de 20 mil es­tu­dian­tes man­te­nien­do la ta­sa de cre­ci­mien­to de

6 por cien­to anual

Hoy par­te de la his­to­ria del es­ta­do, en los plan­te­les de Cu­lia­cán, Los Mo­chis, Ma­zatlán, Gua­sa­ve, El Do­ra­do, y Si­na­loa de Ley­va se han for­ma­do más de 40 mil in­ge­nie­ros.

LA VIN­CU­LA­CIÓN

es­cue­la- go­bier­noem­pre­sa se for­ta­le­ce con pro­gra­mas de ser­vi­cio so­cial, re­si­den­cia pro­fe­sio­nal, pro­yec­tos de vin­cu­la­ción e in­ves­ti­ga­ción

El Te­cNM ha de­mos­tra­do su com­pro­mi­so con la crea­ti­vi­dad, la in­no­va­ción y, so­bre to­do, con la cul­tu­ra del es­fuer­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.