LA BE­LLE­ZA DE LLÁMAME POR TU NOM­BRE

El des­per­tar al amor de un jo­ven con una pa­re­ja inusual da lu­gar a una gran his­to­ria

Milenio - Campus - - EL HABLADOR - SAL­VA­DOR MEDINA

Si exis­te una pe­lí­cu­la que lle­ga rum­bo a los Pre­mios Os­car con me­nor car­tel pero con enor­mes re­co­rri­do y re­co­no­ci­mien­to por par­te de la crí­ti­ca, y pue­de ser la gran sorpresa de la tem­po­ra­da, es la nue­va obra del Lu­ca Gua­dag­nino.

Ga­na­do­ra de in­con­ta­bles pre­mios y re­co­no­ci­mien­tos, Call Me By Your Na­me ( Llámame Por Tu Nom­bre), ba­sa­da en la no­ve­la ho­mó­ni­ma de An­dré Aci­man, es la his­to­ria de un jo­ven es­ta­du­ni­den­se que en­cuen­tra el des­per­tar al amor en los bra­zos de un hom­bre ma­yor.

Elio ( Ti­mot­hee Cha­la­met), es un cul­to y leí­do mú­si­co de 17 años que vive sus días de ve­rano en Ita­lia en­tre li­bros, no­tas y las chi­cas del pueblo. Su fa­mi­lia es­tá acos­tum­bra­da a ver a la be­lla Mar­zia ( Est­her Ga­rrel) en­trar y sa­lir to­do el tiem­po de su ca­sa.

Él es aven­tu­ra­do y ho­nes­to, un pro­duc­to ex­tra­ño de vi­vir en un am­bien­te aca­dé­mi­co, cul­tu­ral y pro­gre­sis­ta. Elio ha­bla in­glés, ita­liano y fran­cés a la per­fec­ción. Jun­to a su pa­dre, el pro­fe­sor Perl­man ( Mi­chael Stuhl­barg) y su ma­dre An­ne­lla ( Ami­ra Ca­sar), vi­ven to­do el ve­rano y las na­vi­da­des en el nor­te de Ita­lia. Son “ju­díos de dis­cre­ción”, di­ría la ma­dre.

Así que para ellos, re­ci­bir a es­tu­dian­tes que tra­ba­jen du­ran­te el ve­rano ba­jo la tu­te­la del Pro­fe­sor Perl­man es tra­di­ción anual. Es en­ton­ces que la lle­ga­da del apues­to Oli­ver ( Ar­mie Ham­mer) sig­ni­fi­ca una tur­bu­len­ta re­vo­lu­ción para Elio, quien ve en el jo­ven no só­lo a un al­ma afín, sino a un com­pa­ñe­ro.

En­tre via­jes a na­dar, lec­cio­nes de fi­lo­so­fía y car­tas, sur­ge en­tre Elio y Oli­ver una re­la­ción ten­sa, que se ocul­ta a la luz de quie­nes los ro­dea pero flo­re­ce de ma­ne­ra na­tu­ral y be­lla.

Llámame Por Tu Nom­bre es sin duda una de las me­jo­res pe­lí­cu­las del año. El jo­ven Ti­mot­hee Cha­la­met es una de las re­ve­la­cio­nes del año. Su ac­tua­ción es su­til pero bru­tal. Re­pre­sen­ta la con­fu­sión del des­per­tar se­xual, de­ba­ti­do en­tre la lin­da y con­tem­po­rá­nea Mar­zia y el atrac­ti­vo del jo­ven que lle­ga a in­va­dir su vi­da y sus sen­ti­dos.

Si no fue­ra por Gary Old­man y su pa­pel co­mo Wins­ton Chur­chill, ten­dría el ca­mino cla­ro para ga­nar la es­ta­tui­lla. Y sin em­bar­go, se tra­ta de una pe­lí­cu­la y un pa­pel tras­cen­den­tal en el con­tex­to de Holly­wood. Ti­mot­hee so­por­ta el pe­so de una pe­lí­cu­la que es tan ho­nes­ta co­mo el amor que re­fle­ja.

De no ser por Gary Old­man, Ti­mot­hee Cha­la­met ten­dría ga­ran­ti­za­da la es­ta­tui­lla

Cha­la­met y Ham­mer en­tre­gan ac­tua­cio­nes ex­cep­cio­na­les en el nue­vo fil­me de Lu­ca Gua­dag­nino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.