ASE­SO­RÍA SE­XUAL EN UN CLIC

Milenio Edo de México - - El Sexódromo - VE­RÓ­NI­CA MA­ZA BUS­TA­MAN­TE Jor­ge Ber­nal.

Du­ran­te la Subas­ta Ar­te Vi­vo 2018, or­ga­ni­za­da por Mé­xi­co Vi­vo a fa­vor de la edu­ca­ción y sa­lud se­xual, tu­ve la opor­tu­ni­dad de co­no­cer al psi­có­lo­go Jor­ge Ber­nal, coor­di­na­dor de ser­vi­cios de sa­lud de la fun­da­ción, quien me con­tó so­bre un área es­pe­cí­fi­ca de su pro­yec­to ASSI VI­VO de aten­ción pa­ra la sa­lud se­xual in­te­gral, lla­ma­da “En Lí­nea”.

Se tra­ta de una web app que no es ne­ce­sa­rio des­car­gar, a tra­vés de la cual los usua­rios pue­den ac­ce­der a sus di­ver­sos ser­vi­cios. Jor­ge ex­pli­ca: “En­tran­do a la pá­gi­na, en­con­tra­re­mos concentrados va­rios ser­vi­cios de sa­lud de la fun­da­ción, en­tre ellos el con­sul­to­rio en lí­nea, don­de las per­so­nas pue­den en­trar pa­ra ha­cer sus pre­gun­tas so­bre se­xua­li­dad con la cer­te­za de que les van a con­tes­tar ex­per­tos en di­ver­sas áreas: se­xó­lo­gos, psi­có­lo­gos, mé­di­cos, quie­nes ten­drán res­pues­tas con­cre­tas pa­ra re­sol­ver sus du­das. A tra­vés de ese pri­mer con­tac­to, po­de­mos ha­cer un pro­ce­so de vin­cu­la­ción a otros ser­vi­cios de la fun­da­ción”.

En cier­tas oca­sio­nes, las in­te­rro­gan­tes de las per­so­nas po­drán ser aten­di­das en lí­nea sin ne­ce­si­dad de acu­dir a una vi­si­ta per­so­nal, pe­ro en otras se re­co­men­da­rá una vi­si­ta al con­sul­to­rio de la fun­da­ción. En la pá­gi­na se pue­de ac­ce­der a la agen­da mé­di­ca pa­ra ge­ne­rar una ci­ta y ver a un o una es­pe­cia­lis­ta, acu­dir a la de­tec­ción de in­fec­cio­nes de trans­mi­sión se­xual a tra­vés de prue­bas rá­pi­das, con­se­je­ría en se­xua­li­dad o aten­ción psi­co­ló­gi­ca.

“Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes nos me­te­mos en in­ter­net y que­re­mos re­sol­ver­lo to­do des­de ahí, pe­ro aun­que en­con­tra­mos mu­cha in­for­ma­ción, pue­de ser en­ga­ño­sa, por­que lo más co­mún es que no sea co­rrec­ta o no sea ma­la pe­ro no apli­que pa­ra nues­tro ca­so en es­pe­cí­fi­co. No hay co­mo la pe­ri­cia de un mé­di­co que de­tec­te qué es lo que nos pa­sa y dé el tra­ta­mien­to ade­cua­do. En la con­sul­ta se ha­ce un ex­pe­dien­te com­ple­to, con prue­bas y lo que sea ne­ce­sa­rio. La idea es ser un puen­te en­tre la du­da que tie­ne una per­so­na que aún no se ani­ma a vi­si­tar a un es­pe­cia­lis­ta y un es­pa­cio don­de se sien­ta có­mo­da, en con­fian­za con al­guien le di­ga lo que pa­de­ce”, ex­pli­ca.

Las ins­ta­la­cio­nes de Mé­xi­co Vi­vo, ubi­ca­das en la co­lo­nia Ro­ma Sur de Ciu­dad de Mé­xi­co, cuen­tan con un cen­tro co­mu­ni­ta­rio don­de es­tá el área clí­ni­ca y de ase­so­ría: “Es una zo­na es­pe­cial, pri­va­da y con­fi­den­cial, pues la idea es que la gen­te es­té tran­qui­la con la pri­va­ci­dad y con­fi­den­cia­li­dad que se re­quie­re. Es de­cir, no va a lle­gar a una sa­la de es­pe­ra don­de ha­ya otras per­so­nas; el di­se­ño del cen­tro es­tá bien pen­sa­do pa­ra ese pro­ce­so”.

Con dos años de vi­da, “En Lí­nea” im­pac­ta tam­bién en los jó­ve­nes que, a tra­vés del pro­gra­ma “Ge­ne­ra­ción Vi­va”, acu­den a con­fe­ren­cias y ta­lle­res en sus es­cue­las pe­ro se que­dan con du­das so­bre asun­tos per­so­na­les que ahí pue­den ser re­suel­tos.

mwww.me­xi­co­vi­vo.org/en­li­nea Ba­jío 295, co­lo­nia Ro­ma Sur, CdMx

VE­RÓ­NI­CA MA­ZA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.