Be­ne­fi­cia­rias de Prospera dan ví­ve­res a los cen­tros de aco­pio

Milenio Hidalgo - - Región -

LRe­dac­ción/Pa­chu­ca a ca­li­dad hu­ma­na de los me­xi­ca­nos y me­xi­ca­nas siem­pre se ha­ce pre­sen­te en mo­men­tos de ne­ce­si­dad, tal es el ca­so de las mu­je­res PROSPERA, que a pe­sar de que su si­tua­ción eco­nó­mi­ca es de las más pre­ca­rias, fue­ron las pri­me­ras en acu­dir a los cen­tros de aco­pio de to­do el país a de­jar aun­que so­lo fue­ra un pro­duc­to pa­ra ayu­dar a quie­nes en ese mo­men­to per­die­ron to­do.

Las mu­je­res PROSPERA son un ejem­plo, pues por más fuer­te que sea la si­tua­ción por la que pu­die­ran pa­sar no se de­jan ava­sa­llar, ade­más son ca­pa­ces de brin­dar pa­la­bras de alien­to e in­clu­so com­par­tir lo po­co que tie­nen.

Las fa­mi­lias afec­ta­das en su pa­tri­mo­nio ne­ce­si­tan no so­lo ver la res­pues­ta de los tres ni­ve­les de go­bierno, ne­ce­si­tan y la han te­ni­do, tie­nen y ten­drán, la mano ami­ga de las mu­je­res, la pa­la­bra que cal­ma la an­sie­dad y el apor­te que cal­ma el ham­bre que pue­den pro­por­cio­nar las be­ne­fi­cia­rias de es­te pro­gra­ma.

La coor­di­na­do­ra na­cio­nal de PROSPERA, Pau­la Her­nán­dez Ol­mos, ase­gu­ra que las mu­je­res be­ne­fi­cia­rias son el pi­lar del pro­gra­ma, son factor de in­te­gra­ción, Mu­je­res mues­tran so­li­da­ri­dad a afec­ta­dos por sis­mo. coad­yu­van a una bue­na re­la­ción en­tre los in­te­gran­tes de su fa­mi­lia, de su co­mu­ni­dad, de su en­torno en ge­ne­ral, ello por­que tie­nen co­mo má­xi­mo prin­ci­pio en su vi­da el res­pe­to a la dig­ni­dad del otro, eso im­pli­ca un com­pro­mi­so, que en el ca­so de los afec­ta­dos por el te­rre­mo­to de 8.2 gra­dos Rich­ter, han te­ni­do y sen­ti­do.

Her­nán­dez Ol­mos, ex­pre­só que en ca­da mu­ni­ci­pio en el que es­tu­vo pre­sen­te pa­ra eva­luar da­ños, a su la­do, han es­ta­do las be­ne­fi­cia­rias, que úni­ca­men­te tie­nen la in­ten­ción de dar áni­mo a quie­nes per­die­ron su pa­tri­mo­nio ya sea to­tal o par­cial­men­te.

El sis­mo des­tro­zó ca­sas, ca­lles, ca­rre­te­ras en Oa­xa­ca y Chia­pas prin­ci­pal­men­te, de­jó sin ser­vi­cios a mi­les de per­so­nas afec­ta­das, pe­ro for­ta­le­ció la es­pe­ran­za de quie­nes es­tán en des­gra­cia y de­jó in­tac­ta la so­li­da­ri­dad, va­lor por ex­ce­len­cia de las mu­je­res PROSPERA.

El apo­yo a los dam­ni­fi­ca­dos por es­te sis­mo si­gue lle­gan­do y se es­pe­ra que las mu­je­res PROSPERA si­gan con la la­bor so­li­da­ria que ha si­do ejem­plo a ni­vel na­cio­nal.

CORTESÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.